Perspectivas en los mercados emergentes

Firma: cedidas (Lazard Fund Managers).

TRIBUNA de James Donald, CFA, managing director, portfolio manager, analyst y head of Emerging Markets, y Arif Joshi, CFA, managing director, portfolio manager, analyst, Lazard AM. Comentario patrocinado por Lazard Fund Managers.

La renta variable de los mercados emergentes ofrece una valoración atractiva y una previsión de crecimiento en 2024 superior a la de los mercados desarrollados, lo que constituye una fuente de oportunidades de inversión en constante evolución. Después de un fuerte descenso tras la crisis financiera mundial, hay razones para esperar que la tradicional prima de crecimiento económico de la que disfrutan los países en desarrollo sea aún mayor hasta al menos finales de 2024.

Las tendencias demográficas y la urbanización favorecen los vientos de cola a largo plazo. Desde el equipo de Inversión de Mercados Emergentes de Lazard Asset Management, prevemos, por ejemplo, que India crezca hasta bien entrada la década de 2060 apoyándose en su dividendo demográfico y en que casi el 80% de su población es menor de 50 años; que Indonesia se beneficie de su ascenso en la cadena de valor de los metales, ya que alberga muchos de los que son clave para la producción de los vehículos eléctricos (níquel, cobre, bauxita…); y que Brasil y México sigan mejorado gracias a las tendencias de deslocalización y al aumento de la inversión extranjera directa a medida que las empresas ajustan sus estrategias de cadena de suministro global. Salvo que se produzca una recesión mundial importante, es probable que los mercados emergentes entren en un periodo de recuperación económica a partir de la segunda mitad de 2023.

En comparación con el mundo desarrollado, se espera que el crecimiento de los beneficios sea mayor en los mercados emergentes en 2024, impulsado por las empresas de Asia y de tecnología de la información, y dado que las valoraciones de algunos activos de renta variable están en los niveles más atractivos de su historia, cabe esperar una reducción del descuento de valoración con respecto a los mercados desarrollados.

Dudas sobre China

La reapertura de China a finales del año pasado impulsó la actividad económica, pero el país sigue luchando por mantener ese crecimiento. Además, Pekín aún no ha estabilizado el mercado inmobiliario, que representa aproximadamente un tercio del PIB chino. En el frente diplomático, la reanudación de las conversaciones de alto nivel aumenta la posibilidad de un encuentro entre el Presidente estadounidense Joseph Biden y el Presidente Xi a finales de este año. Sin embargo, pese a los signos de una mayor comunicación y compromiso a corto plazo, otras tendencias a largo plazo apuntan a una mayor confrontación: China planea construir una estación de vigilancia multimillonaria en Cuba, mientras que Estados Unidos se dispone a vender submarinos nucleares a Australia y a ampliar la cooperación en materia de defensa con Taiwán.

Ciclo de recorte de tipos

Los bancos centrales de las economías emergentes reaccionaron rápidamente ante los riesgos inflacionistas, iniciando una notable serie de subidas de tipos en 2021 que se prolongó hasta principios de 2023, lo que les ha permitido cosechar los beneficios de la caída de la inflación subyacente antes que el mundo desarrollado. De ahí que, creemos que los bancos centrales de los mercados emergentes están a punto de iniciar un ciclo de recortes de tipos hasta bien entrado 2024. Históricamente, se han producido períodos de ganancias excesivas debido a la duración desde el final de los ciclos de alzas de tasas hasta la totalidad de los ciclos de recortes de tasas. Esperamos que la situación actual siga este patrón.

En consecuencia, creemos que la oportunidad más lucrativa en la inversión en deuda de mercados emergentes se encuentra actualmente en los tipos locales, donde los inversores pueden beneficiarse de los elevados rendimientos nominales, los altos rendimientos reales y los inminentes recortes de tipos. Nuestra estrategia de inversión en divisas de los mercados emergentes se centra en ser beta neutral (con respecto al dólar) y aislar los pares de divisas que han divergido en términos de valor relativo.

Opciones en deuda

En Lazard sobreponderamos la deuda con calificación crediticia BB, al tiempo que se mantienen ligeramente posicionados en el sector de crédito inferior, tanto soberano como corporativo. En el crédito corporativo, preferimos instrumentos de menor duración para capitalizar el efecto pull to par, características amortizables u opciones de compra. Consideramos que estos títulos están menos expuestos a los riesgos macroeconómicos mundiales y pueden considerarse inversiones puramente idiosincrásicas. Dentro de los sectores, nos inclinamos por los servicios públicos y los oleoductos, ya que suelen ofrecer flujos de tesorería transparentes y a largo plazo.

Mantenemos una postura conservadora en términos de riesgo global y estamos en una posición de gran liquidez, listos para capitalizar las oportunidades de los mercados emergentes que creemos que se materializarán a valoraciones más atractivas en un futuro próximo.

Para más información sobre estrategias de inversión en renta variable y renta fija de mercados emergentes, regístrese en el próximo evento que tendrá lugar en Madrid el 19 de octubre a las 09h00 y que contará con nuestra participación.


Este artículo es para uso exclusivo de los profesionales financieros. Esta es una promoción financiera y no pretende constituir un asesoramiento de inversión. La opinión expresada anteriormente es actual en la fecha de publicación, pero está sujeta a cambios.

Este documento refleja las opiniones de Lazard Asset Management LLC o sus filiales ("Lazard") basadas en información considerada fiable en la fecha de publicación. No se garantiza la realización de ninguna previsión u opinión. Este documento ha sido elaborado por Lazard Asset Management LLC o sus filiales ("Lazard") únicamente con fines informativos. Nada de lo aquí expuesto constituye un consejo de inversión o una recomendación en relación con ningún valor, materia prima, derivado, servicio de gestión de inversiones o producto de inversión. Las inversiones en valores, derivados y materias primas entrañan riesgos, fluctuarán en su precio y pueden dar lugar a pérdidas. Determinados activos incluidos en las carteras de inversión de Lazard, en particular las carteras de inversión alternativa pueden entrañar un alto grado de riesgo y volatilidad en comparación con otros activos. Del mismo modo, determinados activos incluidos en las carteras de inversión de Lazard pueden negociarse en mercados menos líquidos o eficientes, lo que puede afectar a la rentabilidad de la inversión. Rentabilidades pasadas no garantizan resultados futuros. Las opiniones aquí expresadas están sujetas a cambios y pueden diferir de las opiniones de otros profesionales de la inversión de Lazard.

El rendimiento es la contrapartida del riesgo de capital asumido y no constituye una garantía de capital ni de rendimiento. Los resultados pasados no son indicativos de los resultados futuros.

Esta información es proporcionada por la sucursal española de Lazard Fund Managers Ireland Limited, en Paseo de la Castellana 140, Piso 10, Letra E, 28046 Madrid y registrada en la Comisión Nacional del Mercado de Valores con el número de registro 18.