Principales propuestas del borrador final de los RTS de divulgación bajo la SFDR en materia medioambiental

Borrador final taxonomía SFDR, Principales propuestas del borrador final de los RTS de divulgación bajo la SFDR en materia medioambiental
Firma: Mitchel Lensink (Unsplash).

Un nuevo paso en el desarrollo de la regulación verde en Europa. Las tres autoridades de supervisión de Europa (EBA, EIOPA y ESMA) han presentado a la Comisión Europea su informe final con el borrador de los Estándares Reguladores Técnicos (RTS) en relación a las divulgaciones bajo la regulación SFDR. Tal y como estaba contemplado en la planificación de la Taxonomía, esta primera fase aborda específicamente objetivos medioambientales. El desarrollo de una normativa más específica a aspectos sociales aún tardará unos años.

El principal objetivo de elaborar unos estándares técnicos es permitir una comparabilidad entre productos. La finalidad es que el inversor pueda tomar decisiones más informadas. Por ello, los reguladores ven preciso elaborar una normativa única para la comunicación bajo la SFDR.

Ahora, la Comisión examinará el borrador de RTS y decidirá si lo respalda dentro de los tres meses posteriores a su publicación. La Comisión ha informado al Parlamento Europeo y al Consejo que tiene la intención de incorporar todos los SFDR RTS, es decir, tanto los originales presentados a la Comisión en febrero de 2021 como los cubiertos en este informe final, en un solo instrumento.

Principales propuestas

Del informe final destacan una serie de propuestas.

Por un lado, en lo referente a los Artículos 5 y 6 del Reglamento de taxonomía:

  • La inclusión de divulgaciones precontractuales y periódicas que identifican los objetivos medioambientales a los que contribuye el producto. Comunicaciones que muestran cómo y en qué medida las inversiones del producto están alineadas con la taxonomía de la UE.
  • Para medir cómo y en qué medida las actividades financiadas por el producto están alineadas con la taxonomía de la UE, las propuestas constan de dos elementos. Uno, dos gráficos que muestran la alineación taxonómica de las inversiones del producto financiero con base en una metodología específica que calcula esa alineación. Dos, una garantía proporcionada por un auditor o un tercero de que las actividades económicas financiadas por el producto que se califica como ambientalmente sostenible cumplen con los criterios detallados del Reglamento de taxonomía.

Por otro lado, para divulgaciones precontractuales y periódicas:

  • La inclusión de anexos con enmiendas a las plantillas obligatorias para productos financieros que promuevan características ambientales y / o sociales o que tengan un objetivo de inversión sostenible como se define en la SFDR. Así, que incluyan divulgaciones adicionales para productos del Artículo 5 y Artículo 6 bajo el Reglamento de Taxonomía.

El reto de aplicarlo a los bonos soberanos

Uno de los puntos delicados de la Taxonomía está en su aplicación a las emisiones soberanas. Por ahora no hay un método apropiado para analizar la alineación de los bonos soberanos con la Taxonomía. Ante esto, las autoridades plantean algunas opciones. Los reguladores proponen exigir la divulgación de la alineación taxonómica de las inversiones de dos formas: una que incluye exposiciones frente a soberanos y otra que excluye del cálculo las exposiciones frente a soberanos. Es decir, que se añada un segundo gráfico que muestra la alineación taxonómica del producto financiero donde todas las exposiciones soberanas están excluidas