Update del Morgan Stanley Global Brands: posicionamiento actual y últimos movimientos en la cartera

Update del Morgan Stanley Global Brands: posicionamiento actual y últimos movimientos en la cartera, Update del Morgan Stanley Global Brands: posicionamiento actual y últimos movimientos en la cartera
Foto: Cedida por Morgan Stanley IM.

Durante el último cuarto de siglo, el Morgan Stanley Global Brands ha demostrado ser un terreno fértil para los compoundersde alta calidad, esto es, buenos negocios, predecibles y con una gran capacidad para dar continuidad a su negocio a largo plazo. “Mientras que en el corto plazo los mercados son impulsados por los múltiplos, a largo plazo son los beneficios los que prevalecen. Opinamos que es probable que las empresas con poder de fijación de precios e ingresos recurrentes, que pueden aumentar sus beneficios de manera constante en términos reales a lo largo de los ciclos, continuarán obteniendo rentabilidades superiores que las del mercado, tal y como lo han hecho en las últimas décadas”, afirma a FundsPeople William Lock, gestor de este fondo con Sello FundsPeople, con la calificación Blockbuster.

Según explica, en un mundo con los mercados en máximos históricos, donde el PER del índice MSCI World se encuentra en 19 veces, los compounders siguen siendo atractivos. “Dado que los mercados actualmente conllevan un considerable riesgo de valoración, ¿por qué asumir también el riesgo de beneficios?”, se pregunta.

Posicionamiento actual

Su análisis muestra que los compounders de alta calidad han generado rentabilidades sostenibles en todos los ciclos de mercado. “Los compounders también tienden a ser relativamente sólidos durante recesiones económicas, con flujos de caja constantes y muy poco o ningún apalancamiento. Los beneficios suelen ser menos sensibles a las condiciones económicas, ya que los negocios repetitivos con altos márgenes brutos ayudan a aislar a los compoundersde los impactos cíclicos negativos sobre el flujo de caja operativo. Estas características, junto con un modesto crecimiento de ingresos, ayudan a garantizar que el valor intrínseco de los compounders crezca con el tiempo”, relata.

Los compounders tienden a concentrarse en unos pocos sectores e industrias. “Las características de marcas de alta calidad que buscamos se encuentran típicamente en marcas de consumo (bebidas, cosméticos y productos de cuidado personal), salud y software como servicio dentro de tecnologías de la información. Estos sectores representan aproximadamente el 85% de la cartera”, revela Lock.

Del mismo modo, estos atributos no se encuentran generalmente en negocios intensivos en capital o muy cíclicos (por ejemplo, materiales, energía, servicios públicos o telecomunicaciones), ya que normalmente no generan rentabilidades sobre capital operativo (ROOCE) altas y sostenibles. “Destacamos las franquicias resilientes respaldadas por activos intangibles y evitamos invertir en industrias que se enfrentan a la obsolescencia continua o al riesgo tecnológico”, asegura.

Últimos cambios en el posicionamiento

El Global Brands tiene un horizonte de inversión a largo plazo y las empresas de alta calidad en las que invierten son vehículos naturales de crecimiento patrimonio de los accionistas a largo plazo. “Nuestro enfoque a largo plazo permite a los inversores beneficiarse de la creación de valor inherente de estas compañías. La rotación de la cartera es relativamente baja. La rotación media en la estrategia es de aproximadamente un 20-25% anual. En el segundo trimestre de 2021 fue del 2,26%”.

Además de algunas incorporaciones y reducciones oportunistas, la caída del mercado en el primer trimestre de 2020 les permitió iniciar posiciones en dos nombres. “En ambos casos, la valoración nos había mantenido al margen, hasta que esta crisis presentó una oportunidad. Durante el transcurso de 2020, también añadimos un nombre industrial de alta calidad, una oportunidad que surgió como resultado de la volatilidad del mercado a principios de año. También una compañía líder y diversificada en el sector financiero, adquirida a través de la reducción de algunos de los nombres que tenían una valoración más ajustada. La actividad de la cartera se situó en niveles normales durante todo el año, sobre todo porque no había necesidad de salir de ninguna que presentara riesgos de solvencia”.

Oportunidad que añadieron en consumo estable

En el segundo trimestre de 2021, vieron la oportunidad de añadir una empresa de consumo estable a la cartera. “La compra fue financiada por la reducción de nuestra posición en otra compañía del sector. Ambas compañías están bien posicionadas, bien administradas y preparadas para continuar presentando rentabilidades atractivas a largo plazo. Nuestra opinión es que la nueva posición debería crecer más rápido porque está más sesgada hacia categorías de alto crecimiento (piel y maquillaje en lugar de cuidado del cabello) y tiene más exposición a los beneficios relacionados con la reapertura, como el travel retail, y a China, que es el mercado de belleza de más rápido crecimiento el mundo. A pesar de esto, cotizaba a un descuento inusual”, explica el gestor.

Estructura actual de la cartera

La cartera continúa muy concentrada, con 30 compañías. Las 10 primeras posiciones representan más del 50% de la cartera. “Nuestro enfoque tanto en la calidad como en la valoración hace que sea difícil para las compañías superar nuestros filtros. En los últimos 2-3 años, nuestra disciplina de valoración puede verse reflejada en los movimientos sectoriales. Ha habido ventas netas considerables en el sector de tecnologías de la información cuyas posiciones se han traspasado a sanitario y consumo estable”.

El sector servicios de comunicación también ha disminuido su peso en cartera, pero esto se ha debido principalmente a la actividad de fusiones y adquisiciones y, más recientemente, a la salida de un holding de servicios de comunicación. “Aumentamos la posición en nuestros nombres dentro de tecnologías de la información en el primer trimestre de 2021, ya que su falta de participación en las subidas de mercado los dejó con un valor atractivo, aunque ha habido algunas reducciones desde entonces a medida que se recuperaron”.

Una forma más directa de ver la actividad de la cartera es a través de la tasa de crecimiento de las acciones. “Durante los tres años y medio, hemos implementado ventas netas de alrededor de 1.800 puntos básicos en acciones con tasas de crecimiento de ingresos superiores al 6%, con las empresas de crecimiento más lento beneficiándose. Uno de nuestros mantras es que hay dos formas de perder dinero invirtiendo en renta variable: los beneficios desaparecen o los múltiplos desaparecen. Y gran parte de nuestra actividad ha venido para evitar el riesgo de los múltiplos. Tratar de evitar la destrucción permanente del capital forma parte de nuestro ADN”, concluye.

Actualmente, no realizan ninguna cobertura en la cartera. Buscan estar completamente invertidos, con niveles de efectivo típicamente alrededor del 2%.