Vontobel Clean Technology: tecnología limpia para una transición sostenible

Vontobel Clean Technology, Vontobel Clean Technology: tecnología limpia para una transición sostenible
Foto cedida

La pandemia no ha hecho más que acelerar dos tendencias de crecimiento estructural: la digitalización y la automatización. Y en opinión de Pascal Dudle, responsable de Impacto Cotizado de Vontobel AM, las industrias de uso eficiente de los recursos y las infraestructuras de energía limpia están bien posicionadas para disfrutar de este viento de cola. Son dos áreas que, además, se nutren del fuerte compromiso con el objetivo de cero emisiones, que requerirá fuertes inversiones en las próximas décadas.

“Muchas tecnologías que permiten la transición hacia una sociedad más sostenible son aptas para su adaptación masiva y ya son económicamente viables”, afirma Dudle. Y es hacia esta nueva era de tecnología limpia hacia donde mira el Vontobel Clean Technology. Pero este fondo con Sello FundsPeople 2021 por su calificación de Blockbuster busca además generar un impacto con sus inversiones.

Las empresas que entran en cartera cumplen tres objetivos: mejorar nuestras vidas, minimizar nuestra huella de carbono y tener un buen rendimiento financiero. Es una sólida combinación de compañías tanto nuevas como establecidas que ofrecen productos innovadores.

El fondo tiene un sesgo estructural hacia los sectores industrial y de las tecnologías de la información. Son dos nichos que donde encuentran oportunidades de inversión en todos los pilares de impacto. Además, debido a la exposición a los servicios públicos de agua y electricidad en el marco de sus pilares de Infraestructuras de Agua y Energía Limpia, el fondo tiene una importante asignación a este sector. Estos tres sectores representan aproximadamente el 70% de la cartera.

Proceso de inversión del Vontobel Clean Technology

El universo de inversión está estructurado en torno a seis subsectores relacionados con el medio ambiente en los que están surgiendo nuevas tecnologías: calidad del agua, transporte de bajas emisiones, infraestructuras de energía limpia, tecnologías inteligentes en edificios, gestión del ciclo de vida de los productos y soluciones de eficiencia energética en la industria.

Para el equipo, es un enfoque que permite una buena diversificación ya que tienen ciclos diferentes y complementarios. Por ejemplo, algunas áreas de negocio, como la energía solar, tienden a ser más volátiles, mientras que otras, como el tratamiento del agua, son más estables y defensivas.

Al ser un fondo de impacto se proporciona diversos datos de rendimiento en forma de medición. Se ha empezado con el CO2 como métrica clave para medir el impacto climático del fondo. En su opinión, la medición de la huella de carbono permite comprender mejor el riesgo y la exposición financiera. “La medición de las emisiones de toda la cadena de valor permite evaluar una posible contribución para alcanzar los objetivos climáticos”, defiende Dudle. Para ello, se cuantifica, en colaboración con ISS ESG, el impacto de las empresas de la cartera mediante la estimación de las Emisiones Potencialmente Evitadas (PAE) de los productos o servicios energéticamente eficientes que permiten reducir las emisiones.

Últimos movimientos del Vontobel Clean Technology

El universo del fondo está pasando por un periodo de volatilidad a causa de un cóctel de factores. Por un lado, el aumento de los costes de los materiales y la logística está afectando a muchas de las inversiones del fondo. “Es difícil evaluar durante cuánto tiempo los problemas de suministro de componentes clave y las interrupciones logísticas obstaculizarán la fabricación y el comercio”, afirma Dudle. Los procesos actuales, más apoyados por el software, con rutas flexibles de adquisición y transporte, deberían permitir una adaptación más rápida a tales desafíos.

Asimismo, el sector de las aerolíneas ofrece una capacidad de carga adicional dada la limitada actividad de los viajes en la actualidad. Por otra parte, la preocupación por la subida de los tipos de interés aumenta y disminuye al ritmo de los discursos de los bancos centrales. Sin embargo, el gestor cree que esta volatilidad será temporal. Ve que los motores a largo plazo para el universo de las tecnologías limpias siguen vigentes.

En general, las empresas de tecnologías limpias han experimentado muchos vientos de cola durante el último año, lo que se ha traducido en rendimientos atractivos. Sin embargo, si desglosamos la rentabilidad en componentes de asignación y selección, la mayoría de los resultados positivos se debieron a una sólida selección de valores. “Esto es claramente un éxito de la larga experiencia del equipo y de un proceso de inversión bien establecido que se sigue desde hace más de una década”, asegura el gestor.

En retrospectiva y por citar un error, Dudle reconoce que no se redujo la exposición del fondo a empresas relacionadas con los viajes masivos con la suficiente antelación. “Las restricciones a los viajes han estado vigentes mucho más tiempo del que esperábamos inicialmente”, explica. Sin embargo, esas empresas han empezado a recuperarse a medida que surgen las reaperturas y el gestor espera que sigan recuperándose económicamente.