Vontobel lanza dos fondos de bonos sostenibles

Dados
Brett Jordan, Unsplash

Vontobel Asset Management ha lanzado dos fondos de bonos sostenibles. La gestora amplía su oferta de fondos de bonos ESG incluyendo dos nuevos productos —un fondo de impacto de bonos verdes y un fondo sostenible de deuda de mercados emergentes— para satisfacer la creciente demanda por parte de los inversores de soluciones que ofrezcan beneficios atractivos sin perder de vista la sostenibilidad.

Vontobel Fund – Green Bond

El primero de ellos es el Vontobel Fund – Green Bond. Se trata de un producto que invierte en el universo global de los bonos verdes, identificando a aquellos emisores que destinan sus ganancias principalmente a proyectos medioambientales que cumplen ciertas características y que tienen un impacto cuantificable en la transición hacia una economía de bajas emisiones de carbono. El objetivo del fondo es contribuir lo máximo posible a mitigar el cambio climático y proteger el medio ambiente, al tiempo que genera ingresos fijos a lo largo de todo el ciclo económico. Según el Reglamento de divulgación financiera sostenible (SFDR), el fondo se clasifica como un fondo del artículo 9.

Los gestores de cartera Daniel Karnaus y Anna Holzgang, con el respaldo de un equipo formado por más de 40 expertos en inversión y ESG, toman decisiones de alta convicción basadas en análisis de calidad crediticia, proyectos de bonos verdes, valor relativo y factores macroeconómicos. El fondo sigue un proceso de inversión según el cual solo un número seleccionado de bonos verdes cumplen los requisitos para la inversión, lo que se traduce en una cartera concentrada.

Vontobel Fund – Sustainable Emerging Markets Debt

El segundo es el Vontobel Fund – Sustainable Emerging Markets Debt. Este producto invierte principalmente en bonos soberanos, cuasisoberanos y corporativos que demuestren capacidad para gestionar los recursos de manera eficiente, así como para gestionar riesgos ESG. Con el fin de encontrar oportunidades atractivas, este proceso de inversión se fundamenta en un modelo de puntuación ESG, basado en planteamientos de inclusión best-in-class, así como de exclusión sectorial. Según el SFDR, el fondo se clasifica como un fondo del artículo 8.

Con la ayuda de un equipo integrado por nueve analistas de mercados emergentes y tres expertos en ESG, el gestor de cartera Sergey Goncharov se centra en optimizar el diferencial de un nivel de riesgo dado. Recurriendo a su análisis detallado y a un modelo de valoración propio, el equipo compara el potencial de riesgo-rentabilidad en todas las calidades de emisor, países, tipos de interés, divisas y vencimientos dentro de su universo de inversión con el objetivo de localizar las oportunidades más rentables.