A la hora de decidir una clase de activo: ¿qué viene antes la preferencia o la acción?

Preferencias en la toma decisiones, A la hora de decidir una clase de activo: ¿qué viene antes la preferencia o la acción?
ervega, Flickr, Creative Commons

Las preferencias no son ni estables ni claras. Realmente no sabemos lo que preferimos, y en muchos casos construimos la preferencia en el momento de la decisión. En otras palabras, no tenemos certezas. Es muy importante valorar todas estas variables, sobre todo, si hablamos de tomar decisiones financieras. Es un factor que abordamos en el nuevo módulo de Introducción al behavioral economics de la mano de BBVA AM.

Muy pocas cosas en la vida son invariables y las preferencias son una de ellas. Estamos ante un aspecto que puede variar a lo largo del tiempo o por factores externos. Nos centramos en el ámbito financiero y ponemos un ejemplo. Nos preguntan qué tipo de fondo prefieres si renta fija o renta variable. Y de primeras preferimos un fondo de inversión de renta fija, pero cuando no da la rentabilidad esperada, subimos a un nivel de riesgo superior y entramos en renta variable. ¿Qué ha venido antes la preferencia o la acción de decisión?

Sesgos relacionados con las preferencias

En uno de los capítulos de este nuevo módulo en el que abordamos las finanzas conductuales, nos centramos en los sesgos relacionados con las preferencias. Señalamos tres y el primero que estudiamos es el sesgo presente o present bias. ¿Qué significa? Este sesgo cognitivo hace que ante la decisión de elegir entre una hipotética ventaja futura o una gratificación inmediata, los seres humanos tiendan a quedarse con el aquí y el ahora, minusvalorando los beneficios futuros.

El carpe diem está bien, pero si hablamos de prepararnos para el futuro y, sobre todo, de ahorrar para el futuro quizá no es la mejor manera de afrontar tu estilo de vida. El sesgo presente nos hace sacrificar opciones mejores ante otras que proporcionan una mayor rentabilidad en el corto plazo.

Debido a nuestra predisposición hacia el presente y nuestro desapego emocional con nuestro yo futuro, solemos fallar en concretar y poner en marcha nuestros planes de ahorro para el largo plazo. Por otro lado, sucede que en ocasiones puede resultar difícil predecir cuánto dinero sería suficiente apartar para el futuro, y quedarse corto en lo que apartamos, o hacer una aproximación demasiado vaga a nuestra capacidad de ahorro real.

¿Qué podemos hacer para combatir el sesgo de presente y cumplir con nuestras metas de ahorro? Los profesionales de la gestión de activos deben conocer las claves y dar respuestas a estas preguntas. Es lo que analizamos en el nuevo módulo de FundsPeople Learning. Además, no solo estamos ante este sesgo cuando hablamos de preferencias. Si quieres conocer de qué otros sesgos deberías estar atento, entra en FundsPeople Learning.

El módulo, dirigido únicamente a inversores profesionales, es válido por una hora y media de formación para recertificación de EFPA España o 1,5 CPD credit de CFA Society Spain, una vez se conteste correctamente al test asociado.