Abanca lanza un nuevo servicio de gestión de carteras que aúna gestión y sostenibilidad

abanca, Abanca lanza un nuevo servicio de gestión de carteras que aúna gestión y sostenibilidad
Nicolás Gutiérrez, Unsplash.

La entidad lanza un nuevo servicio de gestión de carteras, denominado Cartera Abanca 360, que aúna gestión activa, gestión pasiva y sostenibilidad. Con esta nueva opción de inversión, la entidad amplía el número de clientes que pueden acceder al servicio de gestión de carteras, al reducir el importe mínimo de inversión a 3.000 euros. Hasta ahora, el servicio de gestión de carteras de Abanca estaba limitado a los clientes de Abanca Privada y Abanca Personal, con umbrales de entrada superiores.

Este servicio sigue el modelo Alpha360, combinando las capacidades y expertise de los gestores de la entidad con las herramientas de inteligencia artificial. Y se aplica durante todo el proceso de análisis, gestión, control y toma de decisiones de inversión.

Para ello, ha registrado dos nuevos productos. La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha comunicado ya la aprobación al lanzamiento de los dos fondos, Abanca Renta Variable ESG 360 y Abanca Renta Fija ESG 360. Su incorporación al catálogo de productos se inscribe en la línea de acción socioeconómica del Plan de Acción de Banca Responsable y Sostenible Abanca 2021-2024, con el objetivo específico de impulsar la transformación de la economía hacia un nuevo modelo basado en la sostenibilidad.

Apuesta por la ASG

El primero de los dos fondos aprobados, denominado Abanca Renta Variable ESG 360, replica la composición del índice MSCI World Eur ESG Leaders, en el que figuran las principales compañías cotizadas del mundo en materia de inversión socialmente responsable. El segundo, Abanca Renta Fija ESG 360, replica el índice Bloomberg Barclays MSCI Euro Corporate Sustainable & SRI, compuesto por aproximadamente 2.200 emisiones de bonos corporativos con categoría de grado de inversión. Ambos fondos son gestionados por Imantia Capital.

Con ellos, la entidad incrementa la presencia de los criterios ESG (ambientales, sociales y buen gobierno) en su catálogo de productos y servicios financieros. Ambos productos se han clasificado como artículo 8 de SFDR, el Reglamento de Divulgación de Finanzas Sostenibles de la UE, al promover características medioambientales o sociales.