Acacia Inversión descarta participar en operaciones corporativas y adelanta un ampliación del equipo

crecer, tamaño
Daniel Oberg (Unsplash)

Se cumplen 10 años desde que Acacia Inversión se convirtió en gestora, previo paso por sociedad gestora de carteras y agencia de valores. Actualmente, tiene un patrimonio de 450 millones de euros, pero no les importaría aumentar esta cifra: “Queremos crecer, pero sin perder nuestro ADN”, asegura Miguel Roqueiro, director general y director de inversiones de la firma, que descarta que vayan a participar en movimientos corporativos.

Roqueiro se incorporó en 2015 a la gestora para liderar el proceso con el que la firma implementa un nuevo plan estratégico. Del patrimonio actual, unos 310 millones están en fondos gestionados por Acacia Inversión. Mientras que la parte restante estaría en otros servicios como asesoramiento independiente, asesoramiento dependiente de fondos de terceros y comercialización de ilíquidos.

De cara a los próximos años, la firma quiere tener un “crecimiento sólido” y, aunque Roqueiro no ve descabellado llegar algún día a los 800 o 1.000 millones, “los objetivos de crecimiento lo marcarán temas cualitativos”, asegura. “Lo más interesante es que la calidad del producto y servicio se mantenga somos nosotros”, añade al respecto.

Planes

La gestora tiene un equipo multidisciplinar y aplica una diversificación total a todos sus fondos. Carteras muy variadas en ideas. Tienen una gama ultra reducida, con seis fondos de inversión, pero en realidad son tres estrategias. “Nos tenemos que centrar en lo que sabemos hacer”, apunta Roqueiro.

Lo que sí avanzan son nuevas incorporaciones al equipo, que presumiblemente se producirán en próximos meses aunque no han querido ofrecer más detalles. Los últimos fichajes fueron los de Carlos Ortiz, que se incorporó a la oficina de Bilbao, y Josechu Martínez,  que entró a formar parte de la oficina de Madrid.