Allianz Dynamic Multi Asset Strategy: explotar las ineficiencias sistemáticamente

Allianz Dynamic Multi Asset Strategy, Allianz Dynamic Multi Asset Strategy: explotar las ineficiencias sistemáticamente
Foto: Cedida por Allianz Global Investors.

La filosofía de inversión del Allianz Dynamic Multi Asset Strategy SRI 15, fondo con Sello FundsPeople 2021, con las calificaciones Blockbuster y Consistente, se basa en la creencia de que las ineficiencias del mercado pueden explotarse sistemáticamente para proporcionar resultados de inversión superiores y consistentes en beneficio de los partícipes. Tal y como explica Marcus Stahlhacke, gestor del fondo, estas ineficiencias son causadas por el comportamiento de los inversores, como el sesgo de herding y conservadurismo que generan momentum, y por un exceso de confianza que puede hacer que ese impulso se haga excesivo.

“Nuestro equipo de multiactivos utiliza un proceso de inversión disciplinado y con un profundo análisis que combina el análisis sistemático con el conocimiento fundamental y las habilidades avanzadas de gestión de riesgo para construir una cartera que ofrece rendimientos atractivos ajustados al riesgo. El fondo, con un perfil de riesgo defensivo, moderado y orientado al crecimiento, está diseñado para aprovechar las oportunidades de rentabilidad en los mercados financieros globales”, afirma.

Cómo se hace la selección

En particular, la estrategia del fondo se centra en la asignación activa de activos con el objetivo de aumentar la rentabilidad y reducir los riesgos. La selección de valores sirve como una fuente potencial de retorno adicional. Para beneficiarse de los efectos de la diversificación, el fondo puede invertir en una amplia gama de clases de activos con inversiones principales en renta variable global y renta fija europea. Recurren activamente a instrumentos del mercado monetario para controlar el riesgo.

“La gestión del fondo puede reaccionar rápidamente a los movimientos del mercado seleccionando y ponderando activamente las clases de activos y los valores individuales”, asegura Stahlhacke.

La exposición a la renta variable se gestiona de forma muy flexible y no puede superar el 0-35% de los activos del fondo. Pueden invertir hasta un 25% en mercados emergentes. La proporción de bonos calificados sin grado de inversión está restringida al 15%. “Esto ayuda a aprovechar las oportunidades de manera oportuna y a reducir activamente los riesgos mediante cambios de cartera”, indica.

La estrategia de inversión tiene como objetivo ofrecer un rendimiento superior en comparación con un índice de referencia de activos múltiples estáticos durante un ciclo de mercado, al tiempo que mitiga los riesgos a la baja en tiempos de tensión del mercado, que es comparable al rendimiento de una cartera compuesta por 15% de acciones globales y 85% de bonos en euros.

Proceso de inversión

Un enfoque activo para la asignación de activos se encuentra en el centro de la estrategia. Su objetivo es identificar las clases de activos más atractivas teniendo en cuenta los objetivos de riesgo definidos. El proceso de asignación activa tiene tres componentes: un análisis sistemático (ciclo de mercado), una evaluación fundamental y un componente de gestión activa del riesgo para carteras con objetivos de riesgo específicos.

“Tener tres componentes independientes aumenta la solidez de la cartera. Las evaluaciones de los análisis de gestión de riesgos no pueden invalidarse, aplicando una noción de seguridad primero", subraya.

Análisis del ciclo de mercado

Aunque la estrategia de inversión proporciona diversificación al invertir en una combinación amplia y bien diversificada de clases de activos, el gestor reconoce que la exposición a una amplia gama de clases de activos subyacentes por sí sola no es suficiente para ofrecer el nivel deseable de mitigación del riesgo. En reconocimiento de esto, la estrategia apunta a asignar dinámicamente a clases de activos atractivas y reducir la exposición a aquellas que tienen un desempeño inferior.

“Logramos esto mediante la implementación de un enfoque patentado de asignación de activos disciplinado y basado en reglas que captura las tendencias a mediano plazo en todas las clases de activos y que combina componentes procíclicos y anticíclicos”, concluye el gestor de Allianz Global Investors.