Álvaro Camuñas (BNP Paribas): "El depositario ha pasado de ser un mero proveedor de servicios a un socio"

depositario, Álvaro Camuñas (BNP Paribas): "El depositario ha pasado de ser un mero proveedor de servicios a un socio"
Alvaro Camuñas. Fuente: Cedida (BNP Paribas)

Tras más de tres décadas de experiencia en la industria de depositaría Álvaro Camuñas, responsable de Desarrollo de clientes y miembro del Comité de dirección de BNP Paribas Securities Services, ha visto evolución importante en el sector. “El negocio ha cambiado de una forma radical”, asegura, en gran parte debido al entorno económico y de negocio.

Los tipos de interés negativos dificultan la tarea de las gestoras para poder ofrecer rentabilidad (sobre todo en algunos nichos de mercado), lo que se une a una evolución tecnológica importante en los últimos años o a los cambios regulatorios que han tenido que hacer frente. Al mismo tiempo, el perfil del depositario ha ido cambiando.

“Como proveedores de servicios, da igual custodia que depositaría, hemos pasado de ser meramente proveedores de servicio a ser socios”, asegura Camuñas, que recientemente ha obtenido el galardón ‘Global Custodian Legend’ durante la entrega de premios Global Custodian Leaders in Custody Awards en Londres. “Al final, nuestros clientes necesitan en este entorno a alguien que de verdad les acompañe en su evolución y que mejore sus procesos operativos y sea más eficiente”, añade al respecto.

En este sentido, considera que España sigue siendo diferente a Europa, aunque la brecha se haya estrechado en los últimos años. Por ejemplo, BNP Paribas tiene en Lisboa su centro operativo de custodia y liquidación para Europa. Abrieron la oficina en 2008 con 274 personas con la idea de que fuera un dual office entre París y Lisboa. Hoy en día tiene más de 3.000 personas en Securities Services. Y a nivel grupo cerca de las 10.000 personas entre Lisboa y Oporto. Es el centro en el que dan servicios de liquidación y custodia para todo el entorno.

“Cada país tiene sus particularidades, aunque ha habido un proceso de armonización tremendo”, menciona Camuñas. La entidad sigue teniendo equipos locales, “que además de manejar los aspectos globales son interlocutores locales”, justifica.

Retos y tendencias

Una de las tendencias que se ha hecho evidente en el sector durante los últimos años es la concentración. Un proceso que Camuñas entiende como “natural” porque al final “el tamaño te ofrece unas sinergias y te da una masa crítica, tanto en el mundo de las gestoras como los custodios”.

Adicionalmente, existen otros cambios que sin duda han impactado de manera directa en el sector. Y uno de ellos es la revolución tecnológica. “Las entidades que no inviertan de una forma importante en tecnología van a tener un problema importante”, advierte. BNP Paribas tiene un grupo de más de 50 personas dedicadas a los procesos de digitalización. Al mismo tiempo que la sostenibilidad y los nuevos activos alternativos han obligado a las gestoras y entidades a adaptar sus procesos.

Con todos estos cambios, el outsourcing ha ganado fuerza. Las entidades se dedican cada vez más a lo que aportan valor añadido, esto es, la gestión; y a externalizar, por el contrario, otras tareas. Una tendencia que Camuñas observa más generalizada en Europa, donde se está externalizando muchas tareas de middle y back office.

De igual modo, cada vez se alcanzan más acuerdos con terceras entidades. “Hay determinadas áreas que requieren una inversión significativa y es mejor buscar un socio estratégico”, admite Camuñas.