Análisis de las gestoras internacionales de lo dicho por la Fed en su última reunión del año

jerome-powell-fed-reservafederal
-

El Comité Federal del Mercado Abierto (FOMC) de la Reserva Federal de Estados Unidos confirmó que la política de tipos cero y las compras del programa QE en las cantidades actuales (120.000 millones de dólares al mes) seguirán hasta que la economía muestre una mayor recuperación de la crisis del COVID-19. Tal y como se esperaba, la autoridad monetaria fortaleció el forward guidance sobre las compras de bonos y anunció que seguirá comprando hasta que “se vea un progreso sustancial” hacia su doble mandato. Sin embargo, se abstuvo de cambiar la composición de las compras o de comprar vencimientos más largos.

Las perspectivas económicas de la Fed para los próximos años mejoraron. En general, el presidente, Jerome Powell, dijo que el camino a seguir sigue siendo muy incierto y que es probable que los próximos meses sean muy difíciles en términos del virus. El FOMC sigue siendo flexible en cuanto a hacer más (si es necesario) pero considera que ahora no es necesario y, por lo tanto, no hubo cambios en sus  políticas, aunque con un forward guidance más fuerte. Las reacciones de las gestoras internacionales sobre el último anuncio del año del banco central no se han hecho esperar.

De acuerdo con John Bellows, gestor de Western Asset (Franklin Templeton), el FOMC se encontró en una situación delicada en su reunión. “Por un lado, las condiciones económicas actuales se han deteriorado desde que el Comité se reunió hace seis semanas. Los casos de COVID-19 siguen aumentando en muchas partes del país, lo que ha provocado que algunas autoridades locales hayan aumentado las restricciones sobre la movilidad, y resulta posible que se produzca un descenso de la actividad económica en los próximos meses. Por el otro, las perspectivas a medio plazo para la economía estadounidense han mejorado ligeramente desde la última reunión del FOMC, debido al anuncio y la posterior distribución de vacunas efectivas contra el COVID-19”.

Tal y como explica Sandrine Perret, economista senior y estratega de renta fija en Vontobel AM, la valoración económica fue más positiva que en septiembre, ya que las previsiones del PIB aumentaron para este año (-2,4% desde el -3,7% del cuarto trimestre) y para 2021 (4,2% desde el 4,0%). “Las proyecciones para el desempleo fueron revisadas a la baja, como se esperaba. Powell declaró que la recuperación había sido más rápida de lo esperado, aunque en los últimos meses el ritmo de mejora se había moderado. Las proyecciones de la inflación del PCE básico también fueron un poco más altas en 2021 (1,8% vs. 1,7% anteriormente), pero sólo en el 2% en 2023”.

En lo que respecta al gráfico de puntos, sigue sin mostrar un aumento de los tipos hasta, por lo menos, finales de 2023. Cinco miembros esperan un incremento (desde cuatro en septiembre) para finales de 2023. “Por lo tanto, la mediana no se modificó, como esperábamos nosotros y el mercado. En resumen, incluso con proyecciones eco-nómicas ligeramente mejores, la opinión del FOMC sobre los tipos no ha cambiado y una amplia mayoría del Comité no tiene previsto un aumento en el futuro próximo”, afirma la experta.

Christian Scherrmann, economista en DWS, es de la opinión de que la Reserva Federal se mantiene en un modo reactivo, esperando ver cómo se desarrollan las negociaciones en el Capitolio, mientras está preparada para reaccionar si las condiciones financieras empeoran. “La posibilidad de un aumento en la compra de activos o la extensión de los vencimientos sigue en la mesa si la situación lo requiere, tal y como Powell insinuó durante la conferencia de prensa, los meses más fríos serán decisivos para la recuperación a principios de 2021, y por lo tanto para el curso de la política monetaria”.

En este sentido, Powell reflexionó sobre la importancia de los próximos tres a seis meses. Destacó que las perspectivas siguen siendo muy inciertas y, si bien acogió con satisfacción la aparición de vacunas, restó importancia a su probable impacto a muy corto plazo. Espera que las vacunas permitan a la economía tener un buen rendimiento en la segunda mitad de 2021. En cuanto al importante asunto de las instalaciones de emergencia de la Reserva Federal, el presidente de la Fed se refirió nuevamente a la utilización del Fondo de Estabilización del Tesoro, probablemente en un guiño a la nueva secretaria del Tesoro designada y ex presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen.