Aseguradoras españolas: últimas tendencias y retos pos-COVID

visualpanic
visualpanic, flickr, creative commons

Durante los últimos años, el sector asegurador español se ha enfrentado a un entorno de bajos tipos de interés, una situación que se prevé que se mantenga en el corto-medio plazo. A este desafío hay que añadirle las consecuencias económicas derivadas de la recesión provocada por el COVID-19 y los cambios que están propiciando en las inversiones de las entidades aseguradoras.

“La recuperación económica se encuentra estrechamente vinculada a la reapertura de las economías, y en concreto, a la campaña de vacunación, que resulta decisiva y marcará el ritmo de salida de la recesión”, afirmaba Víctor de la Morena, director de Inversiones de Amundi Iberia, durante su intervención en la presentación del “Estudio sobre las Inversiones de las entidades aseguradoras: Retos pos-COVID-19”, elaborado por ICEA en colaboración con Amundi.

Un desafío para el sector asegurador

El prolongado entorno de bajos tipos de interés está lastrando la evolución del volumen de negocio del sector asegurador, debido principalmente a su impacto sobre los seguros de vida ahorro. Especialmente desfavorable ha sido el comportamiento registrado en el año 2020, en el que han sufrido una caída del 25%. Esto se explica por el impacto de los bajos tipos de interés. A ello ha habido que sumarle el de la crisis provocada por el COVID-19. En los últimos cuatro años el volumen de negocio de los seguros de vida ahorro ha bajado un 36,9%. Esto representa una caída media anual acumulada del 10,9%.

Para adaptarse a los bajos tipos de interés las entidades han potenciado la comercialización de productos en los que el tomador asume el riesgo (unit linked) y productos sin riesgo de interés (seguros de vida riesgo). Desde 2016, el crecimiento registrado por los seguros unit linked asciende al 90,1%. Es decir, casi han duplicado su volumen de negocio. Y el de los seguros vida riesgo han experimentado un crecimiento del 15,3% desde el año 2016.

Impacto en las carteras y tendencias

El sector asegurador español es el sector, de entre los principales países de la eurozona, que más porcentaje de la inversión destina a títulos de renta fija (deuda pública y corporativa). El 45,3% de las inversiones del sector segurador se materializan en deuda pública española. La rentabilidad de la cartera de inversiones del sector asegurador ha caído entre 2014 y 2018, pasando de un 4,3% a un 2,4%.

En el contexto actual, debido a la crisis económica provocada por la pandemia, el 29,3% de las entidades han llevado a cabo una modificación estructural. Tras las consecuencias económicas derivadas de la crisis santiaria, los principales cambios realizados en las carteras han sido dos. Por un lado, incrementar los niveles de liquidez. Y por el otro, aumentar la exposición a renta fija corporativa y renta variable.

Asimismo, la crisis de la COVID-19 ha provocado que dos de cada tres entidades consultadas hayan adoptado medidas de prevención e intensificado los mecanismos de control sobre las inversiones para estar mejor preparados en sucesivas crisis.

Aceleración hacia modelos más sostenibles

En paralelo, la pandemia ha acelerado la transición hacia modelos más sostenibles. El 89,3% de las entidades consultadas consideran criterios de sostenibilidad a la hora de configurar la cartera de inversión. Siete de cada 10 entidades consultadas consideran que existen suficientes activos que cumplan con los criterios ESG. No obstante, el 60% opina que es necesaria una taxonomía más clara para garantizar que los activos elegidos responden a los criterios y necesidades de la entidad. Eso ayudaría a evitar el greenwashing.  A la hora de integrar los criterios ESG en su política de inversión, la alternativa más empleada es integrarlos en los análisis tradicionales, seguida por el screening negativo.

La crisis del COVID-19 ha supuesto que dos de cada 10 entidades hayan decidido acelerar la incorporación de activos con criterios ASG en la cartera. Ninguna entidad se ha planteado paralizar o reducir la inversión en este tipo de activos.