Así encajan las estrategias alternativas líquidas en las carteras

Así encajan las estrategias alternativas líquidas en las carteras, Así encajan las estrategias alternativas líquidas en las carteras
José María Martínez-Sanjuán (Santander BP), Fernando Sánchez Santidrián (Caixabank AM), Nuria Ortega (Grupo Amundi), David Sánchez (Santalucía AM) y Jesús López de La Nieta (BBVA).

Las estrategias alternativas líquidas han ido ganando atractivo para diversificar carteras, pero ¿cuáles son las que más se usan y cómo encajan en las carteras? ¿Qué ventajas aportan? A estas y otras preguntas responde un grupo de gestores en un desayuno organizado por FundsPeople y patrocinado por Amundi.

Fernando Sánchez Santidrián, director de Gestión Alternativa de Caixabank AM, señala que uno de los principales negocios de su firma es la gestión discrecional de carteras donde se emplean diferentes estrategias de gestión alternativa en función de los distintos perfiles de riesgo. En este contexto, la solución de inversión que ofrece Caixabank a sus clientes de banca privada tiene dos enfoques.

“Tenemos dos fondos de fondos. Uno de ellos, dirigido a las carteras conservadoras, muy complementario a la renta fija, con estrategias más diversificadoras y neutrales a mercado. El otro producto está dirigido a perfiles de riesgos algo más altos y actúa de complemento a la renta variable. En este fondo de fondos hay una preferencia en estrategias long short equity, con sesgo largo, y de gestores muy activos en la gestión de la exposición neta como en el alfa en la selección de valores. Adicionalmente la cartera se diversifica con otras estrategias que puedan estar más descorrelacionadas, tipo arbitraje de volatilidad, CTA, eventos corporativos, etc.”, explica Sánchez Santidrián.

Por otra parte, Caixabank también elabora una selección de fondos de gestión alternativa, clasificándolas en tres tipos en función de su finalidad. En primer lugar, las más direccionales y oportunistas. “Como por ejemplo long short equity sesgo largo o un global macro multiactivo, donde siempre hay presente un sesgo direccional que permite aprovechar oportunidades del mercado. En el entorno actual de alta volatilidad, nuestra preferencia se centra en gestores ágiles y activos”, apunta.

En segundo lugar, el director de Gestión Alternativa de Caixabank AM señala a estrategias que por definición son más diversificadas y tienen un mayor poder de descorrelación como, por ejemplo, estrategias de valor relativo con baja o nula direccionalidad (arbitraje de convertibles, arbitraje de renta fija o equity market neutral). Y en tercer lugar señala un grupo de estrategias que actúan “de protección a la cartera, como CTAs o arbitraje de volatilidad”. “Adicionalmente a todo a lo anterior, con estos instrumentos también construimos carteras a medida”, añade.

Tres criterios en la selección de fondos

BBVA selecciona fondos de inversión de terceros guiándose por tres criterios: la diversificación frente a activos tradicionales y otros fondos alternativos líquidos, foco en la preservación de capital y la liquidez de las carteras subyacentes, según explica Jesús López de La Nieta, responsable de selección de fondos líquidos de Gestión Alternativa del banco. “Empleamos estos tres mantras con el objetivo de complementar las fuentes de retorno en las carteras de todos nuestros clientes internos sin incurrir en riesgos de liquidez. En la mayoría de las ocasiones se traduce en fondos de poca beta o beta muy dinámica y con aproximación neutral a los mercados”, afirma López de La Nieta.

Carteras diversificadas

Santander Private Banking cuenta con fondos de retorno absoluto, tanto en gestión discrecional como a través de una lista recomendada de fondos; de forma que, bien sea por distribución o por gestión delegada, los clientes puedan tener acceso a las distintas estrategias”, señala José María Martínez-Sanjuán, director global de Selección de Fondos en la entidad.

”Tratamos de tener un abanico amplio de estrategias alternativas, de forma que podamos construir una cartera diversificada porque hacer un call de estrategias concretas es bastante complicado; de hecho, desde 2007 hasta 2020 se han producido rotaciones constantes en cuanto a comportamiento se refiere”,asegura Martínez-Sanjuán, quien añade que los cuatro grandes bloques (event driven, long-short equity, macro y valor relativo) se han ido alternando casi todos los años entre los que lo han hecho peor y mejor. “Las diferencias pueden llegar a ser importantes. Por ejemplo, equity long-short hizo un 38% más frente a merger arbitraje en 2008. Así que tratamos de tener fondos de inversión representativos de todas las estrategias. Otra opción es invertir en un fondo multiestrategia, que hace el trabajo de combinar las distintas estrategias por ti, pero no todos los clientes lo quieren y prefieren invertir de forma individual, subestrategia por subestrategia”.

Retorno absoluto

David Sánchez, responsable de Selección de Fondos y Gestión de FdF de Santalucía AM, gestiona un FdF de retorno absoluto, Santalucía Retorno Absoluto, por lo que necesita acceder a una gama amplia de estrategias UCITS de esta categoría de activo para, de este modo, construir una cartera convenientemente diversificada.

Pero Santalucía Asset Management no solo aplica estrategias de gestión alternativa en su fondo de Retorno Absoluto, también lo hace en sus carteras mixtas bien sea de fondos de inversión o planes de pensiones. “Santalucía AM gestiona tanto fondos de inversión como de pensiones. En todos estos productos tenemos un bloque de gestión alternativa que sería un satélite de las estrategias más core, más direccionales de activos tradicionales. El bloque de estrategias de retorno absoluto que pesa en torno al 10% en cada uno de los portfolios”, expone Sánchez.

“En los perfiles más conservadores nos centramos más en fondos que tengan como subyacente relative value o market neutral. Y en los más agresivos disminuimos exposición a las estrategias anteriormente mencionadas y apostamos por vehículos multiestrategia y global macro, que tienen un componente más direccional”, añade.

El objetivo último, explica el responsable de Selección de Fondos y Gestión de FdF de Santalucía, “es alcanzar un conjunto diversificado de estrategias con bajas correlaciones entre sí y donde sepamos qué riesgos estamos asumiendo en todo momento, especialmente el riesgo de apalancamiento que en ciertos momentos pueden provocar sustos”.

Un mercado profesional y apreciado

Para Nuria Ortega, directora comercial de Alternativos Líquidos para Iberia de Grupo Amundi, la inversión en alternativos líquidos en España es relevante dentro del mercado europeo. Los selectores y gestores españoles tienen un gran conocimiento y experiencia en esta clase de activo. En general el cliente español está enfocado en estrategias que aporten fuentes de rentabilidad diferentes a las tradicionales con una volatilidad moderada. A la hora de seleccionar el fondo, apuestan por gestores capaces de generar Alpha y diversificación de forma consistente.

NOTA para el lector: este desayuno se celebró antes del inicio de la invasión de Ucrania por parte de Rusia.