BBVA arranca el primer trimestre de 2021 con un 3% más de ingresos por comisiones por fondos que el año pasado

BBVA
BBVA

Buen arranque de BBVA en el negocio de fondos de inversión. El grupo genera 115 millones de ingresos por comisiones en el primer trimestre de 2021, un 3% más que en el mismo periodo del año anterior.

Al mismo tiempo, la entidad también recupera buena parte de su perdida patrimonial en fondos, aunque todavía está por debajo de sus máximos de 2019. La entidad sitúa el volumen cerca de los 40.000 millones, un 11% más que en marzo del año pasado cuando su patrimonio en fondos cayo por debajo de los 36.000. El banco ha llegado a tener más de 41.000 millones.

En pensiones, el grupo también avanza patrimonialmente, un 9% interanualmente, hasta acercarse a los 24.600 millones. Lo mismo ocurre con sus ingresos por comisiones en pensiones, que ascienden hasta los 48 millones, un 3% más respecto al primer trimestre de 2020.

Onur Genç, consejero delegado de BBVA, ha destacado la evolución positiva de sus canales digitales. El grupo señala que las ventas digitales suponen casi el 70% de las unidades totales y que las transacciones digitales se han duplicado en dos años. «El reto es captar nuevos clientes a través de medios digitales», destaca Genç. Ahora representan el 35% del total, frente al 29% del año pasado.

Respecto al ERE planteado de casi 3.800 empleados, el consejero delegado contextualiza la decisión en las tendencias observadas anteriormente y en que el sector bancario español no cubre su coste de capital. «No es lo suficientemente rentable como para atraer capital y no sería sostenible a largo plazo», subraya Genç, quien subraya como cada año se piensa que se va a normalizar los tipos, pero esta posibilidad sigue retrasándose. En definitiva, cree que hay que garantizar la viabilidad del negocio.

En términos de costes, señala el consejero delegado, «el coste de un servicio digital es la décima parte del físico». Desde su punto de vista, cree que si no se invierte en digitalización no pueden ser competitivos contra las fintech, que dedican su negocio exclusivamente a esta parte.