Ben Ritchie (Abrdn): “El componente más emocionante del proceso no son las exclusiones que aplicamos, sino cómo pensamos en el futuro de las empresas en las que invertimos”

Aberdeen European Sustainable and Responsible Investment Equity Fund, Ben Ritchie (Abrdn): “El componente más emocionante del proceso no son las exclusiones que aplicamos, sino cómo pensamos en el futuro de las empresas en las que invertimos”
Ben Ritche. Foto cedida (abrdn)

No los sonará a nuevo el nombre de Ben Ritchie, gestor con una dilatada experiencia profesional en el mundo de la renta variable europea. Lo que sí es novedad es el fondo bajo sus mandos: el Aberdeen Standard SICAV I – European Sustainable and Responsible Investment Equity Fund. Estamos ante el renacimiento ASG del antes conocido como Aberdeen Standard SICAV I – European Equity Fund.

En este entrevista, el gestor de este fondo de Abrdn con Sello FundsPeople 2021 por su doble clasificación Blockbuster y Consistente, explica el motivo detrás del cambio de nombre. “Antes solo dábamos nuestra palabra a los clientes de que no invertíamos en empresas de sectores controvertidos”, cuenta. “Ahora hemos formalizado en los prospectos del fondo lo que en realidad ya hacíamos. Concretamos los sectores en los que no vamos a invertir”, explica. El especialista argumenta que, de esta forma, consiguen dar otra comodidad a los clientes.

Ritchie confiesa que está completamente cómodo con este cambio. “No ha cambiado nada de lo que ya estaba haciendo el equipo directivo. Siempre hemos considerado la ASG como uno de nuestros impulsores de calidad. Es un componente clave de cómo abordamos la calidad de las empresas”, insiste.

El foco está en lo mejor de lo mejor

Prueba de ello es que el último año no ha habido grandes cambios en el universo de inversión de esta estrategia. “La tendencia ha sido sumar empresas que mejoran la cartera, la rotación del fondo no ha cambiado mucho”, dice el especialista. De hecho, el proceso de inversión pasa por seleccionar las mejores empresas de Europa. Y realmente son lo mejor de lo mejor. “Solo queremos invertir en empresas que, en nuestra opinión, sean de gran calidad. Y esta premisa excluye al 85% del mercado”, confiesa Ben Ritchie.

Así, es a través de un enfoque bottom-up, en el que la rentabilidad siempre está presente en la mente del equipo de gestión, como se construye la cartera de Aberdeen Standard SICAV I – European Sustainable and Responsible Investment Equity Fund.

En cierto modo, podría pensarse que esto podría ser una limitación de esta estrategia de inversión, pero el experto prefiere ver el tema desde otra perspectiva. Ritchie lo atestigua fácilmente: “No creo que esto nos limite particularmente, porque las exclusiones se hacen desde una perspectiva de gestión de riesgos”. “Es casi comunicar que este tipo de empresas se enfrentan a riesgos importantes y por lo tanto no queremos destinar capital de nuestros clientes a estas áreas”, insiste.

La estrategia ASG

Para Ritchie, es una forma de tener una estrategia bien definida en la que se presenta claramente lo que se va a hacer y lo que no se va a hacer. Dar los clientes una idea clara de lo que pueden esperar en cuanto al rendimiento del fondo y su equipo de gestión.

Sin embargo, para Ritchie, el componente más emocionante del proceso no son las exclusiones que aplican, sino cómo piensan sobre el futuro de las empresas en las que invierten. El equipo piensa en tres palancas, que juntas conforman la estrategia ASG del fondo. “Pensamos en líderes sostenibles, que son las empresas mejor posicionadas en términos de gestión de riesgos ASG; en proveedores de soluciones, que son empresas que están bien alineadas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas; y, por último, las mejoradoras, que son empresas cuyas puntuaciones ASG son bajas, pero en las que tenemos identificada una forma de mejorar este aspecto, es decir, a través del compromiso”. Pero insiste: la cartera ya está compuesta por empresas excelentes; esto es solo una forma de dividir la cartera y presentarla de una forma más ASG.

Historias de éxito

En cuanto a las empresas que impulsaron el rendimiento del fondo, Ritchie comienza compartiendo la opinión de que las acciones que conducen a grandes rendimientos son siempre las que no esperamos “Porque si esperábamos grandes rendimientos, probablemente ya estén reflejados en el precio”, explica.

En ese contexto, el experto revela algunos casos de éxito. “Nemetschek ha sido una apuesta muy buena para nosotros. La empresa alemana, proveedora de software para arquitectos e ingenieros, se encuentra en un nicho de mercado muy marcado por la regulación. Básicamente construye el diseño digital que es el objetivo de esta normativa y su software proporciona soluciones de cambios de diseño para los ingenieros”, cuenta.

Otra acción que superó las expectativas del directivo fue la conocida ASML. “Compramos ASML a principios de 2019, cuando la comunidad estaba un poco preocupada por el ciclo de los semiconductores, y ha funcionado muy bien, probablemente también impulsado por la pandemia”, concluye.