Bitcoin: ¿Qué nos dice su cotización, la historia se repite?

André François McKenzie

El bitcoin está acaparando la atención de los inversores en este comienzo de año. Si en los primeros días del año acumulaba una subida de más del 25%, y culminaba cotas nunca vistas (ha superado con creces los 37.000 dólares), estos últimos días ha registrado caídas del 20%. Esta volatilidad también la observamos el año pasado donde se revalorizó más de un 300%, aunque no estuvo exento de periodos de corrección. Sin embargo, a pesar de la volatilidad que envuelve a la criptomoneda, parece que el nuevo año llevará al bitcoin a lo más alto. Analizamos su pasado y nos preguntamos si la historia se repite.

El bitcoin nace en 2009 y su creador operó bajo el alias de Satoshi Nakamoto. Como una película de James Bond, la identidad secreta de los inversores que operan con el bitcoin, hacen de esta criptodivisa el activo ideal para la especulación, además de para otras actividades…

Atractivos del bitcoin

Tal como decíamos, el primer motivo es que los propietarios de esta moneda virtual no tienen que desvelar su identidad real para poder usarla. De esta forma, se puede comprar bienes y servicios de forma completamente anónima, además de ser fácil y barato. Esta nueva manera de operar deja fuera del tablero a gobiernos y bancos ya que estos organismos no están involucrados ni en la emisión, comercio, gasto o procesamiento de las transacciones.

La regulación es un tema pendiente. El Parlamento Europeo publicó el año pasado un estudio sobre el marco regulatorio de las criptomonedas. Este recomendaba una actitud cauta a la hora de abordar la regulación de este tipo de activos sobre todo por dos razones: el papel que podría llegar a tener en el balance de una entidad financiera, lo que entraña un importante riesgo sistémico; y, por otro lado, la posible vinculación con la ciberdelincuencia.

Lecciones del pasado

¿Podríamos estar en un ciclo que ya hemos vivido con anterioridad? Observamos el comportamiento del bitcoin en dos de sus periodos alcistas. El más reciente el vivido en el año 2017, donde comenzó el año en los 1.100 dólares y lo terminó rozando los 19.700 dólares. Vamos más atrás y en 2003, vemos que los 1.100 dólares fueron precisamente el pico del mercado de tendencia alcista que también se produjo a finales de ese año. Raúl López, Country Manager de Coinmotion en España, explica que teniendo en cuenta los ciclos anteriores “parece darse cierto patrón en el mercado que cuando se alcanza y supera el pico anterior de su valor, se espera que el precio se desarrolle con mucha fuerza en el futuro cercano”.

Además, “el precio de Bitcoin históricamente ha repetido la evolución de su precio en ciclos que duran alrededor de 3-4 años y esto se puede ver claramente”. Sin embargo, “aún así ha sido y es muy difícil poder explicar por qué es así”, matiza López.

Fuente: Refinitiv

Modelos utilizados para explicar los ciclos del bitcoin

Según nos explica Raúl López, uno de los modelos utilizados anteriormente fue la ley de Metcalfe. Esta determina que el valor de una red de comunicaciones aumenta de forma proporcional al cuadrado de su número de usuarios del sistema. Los datos que la sustenta fueron el crecimiento del número de inversores, desarrollos técnicos y regulatorios.

En la actualidad, el experto señala al Stock to FLow como el modelo más popular para modelar y explicar estos ciclos. En este caso, esta teoría considera que el ciclo comienza y termina cuando se reduce a la mitad los Bitcoins creados cada vez que se añade un bloque a su blockchain. Esta situación tiene lugar aproximadamente cada cuatro años y se conoce como Halving. La explicación es que cuanto menor sea la cantidad de bitcoins creados (escasez), mayor será su precio en el mercado.

Qué esperar del bitcoin para 2021

Todo indica que estamos ante un año alcista para la criptodivisa. Analistas en Bloomberg apuntan a la barrera de los 50.000 dólares. Las previsiones de Citibank son mucho más optimistas, ya que el banco estima que a finales de este año el bitcoin podría llegar a los 300.000 dólares. Con este horizonte, el Country Manager de Coinmotion en España apunta a que “las próximas grandes resistencias podrían llegar a ser los 50.000 y los 100.000 dólares”. Por su lado, Simon Peters, analista de la plataforma de inversión en multiactivos eToro, explica esta racha alcista como “una forma de protegerse contra el gran temor de 2021: la inflación”.

No espera que se observen signos de que el apetito por el bitcoin se desvanezca en el futuro cercano, pero sí prevé volatilidad. De hecho es lo que ha ocurrido en estos últimos días. Sin embargo, según el experto las perspectivas del bitcoin a largo plazo siguen siendo positivas. Peters argumenta que «es probable que los inversores a gran escala más alcistas hayan estado utilizando la reciente caída de precios como una oportunidad para aumentar sus balances a un precio (relativamente) barato y el sentimiento de los inversores minoristas sigue siendo positivo».

¿Podemos estar ante la madre de todas las burbujas?

Ese ha sido el título del gráfico que Bank of America Global Research compartió en uno de sus últimos informes. Juzgad por vosotros mismos.

Fuente: Bank of America Global Research