Candriam Sustainable Bond Global High Yield combina el rendimiento financiero con el social

Candriam Sustainable Bond Global High Yield, Candriam Sustainable Bond Global High Yield combina el rendimiento financiero con el social
Photo by Sarah Dorweiler on Unsplash

Este fondo de la gestora Candriam persigue un doble objetivo. Por una parte, el financiero ya que busca obtener una rentabilidad superior a la del índice de referencia en un horizonte a largo plazo, con menores drawdowns y volatilidad. Y por otra parte, el objetivo sostenible:. “En términos de KPI de sostenibilidad, el fondo tiene como objetivo una huella de carbono inferior al 70%”, afirma su gestor, Thomas Joret.

Y es este último el que explica, por ejemplo, que no inviertan en el sector que tiene más peso siempre en los índices de deuda high yield: el energético. De hecho, según reconoce el gestor, además de los riesgos inherentes a las inversiones de renta fija como pueden ser una subida de tipos o un empeoramiento del riesgo crediticio, el gran riesgo de este fondo es que se produzca una subida abrupta del petróleo. “Eso llevaría a un rendimiento superior de las empresas energéticas y, por tanto, a un rendimiento inferior de la estrategia frente a sus homólogos y al índice de referencia”, afirma.

Oportunidades por valor relativo

En todo caso, confía en que esa selección activa de títulos que realizan atendiendo al análisis fundamental les ayude a seguir ofreciendo un buen rendimiento a sus inversores, a pesar de que reconoce que las valoraciones hoy en este tipo de deuda están mucho más ajustadas que en el pasado. “Desconfiamos de las ajustadas valoraciones que presenta actualmente el mercado HY, tanto en términos de rendimientos como de diferenciales. Sin embargo, en última instancia, en términos relativos, creemos que los mercados HY ofrecen un buen carry frente a otras clases de activos de renta fija en un entorno de tipos bajos”, afirma. Y su principal idea de inversión pasa ahora por las emisiones BB.

Defiende que analizan cada posición de la cartera de una manera individualizada. “La calibración de cada posición se lleva a cabo combinando nuestro análisis fundamental, la evaluación del mercado, la investigación macroeconómica y el análisis de valor relativo. Sobre la base de estos 4 pilares podemos construir una cartera”, apunta. Sin olvidar que el filtro de ESG que aplican basado en la selección best in class y cuyo análisis lo lleva a cabo el propio equipo de ESG de la gestora.