Chris Bowie (TwentyFour AM): “No tenemos preocupaciones en cuanto a la calidad del crédito pero sí en lo referente a las valoraciones”

Entrevista Chris Bowie, Chris Bowie (TwentyFour AM): “No tenemos preocupaciones en cuanto a la calidad del crédito pero sí en lo referente a las valoraciones”
Firma: Cedida (Vontobel AM)

¿Se puede preservar el capital invirtiendo en renta fija corporativa con los tipos al 0%? Chris Bowie, socio y gestor de TwentyFour AM, defiende que sí. De hecho, ese es el objetivo número 1 de uno de los fondos de esta boutique de Vontobel, el Vontobel Fund - Twenty Four Absolute Return Credit, que cuenta con el Sello FundsPeople 2021 por su clasificación de Blockbuster. Su otro objetivo es doble: conseguir una rentabilidad de Euribor más 250 puntos básicos una vez descontadas comisiones y sin superar el 3% de volatilidad.

Objetivos que pueden resultar sencillos en contextos normales de mercado pero no tanto si se tiene en cuenta que gran parte de los bonos cotizan  ya con rentabilidades negativas y que la volatilidad está a la orden del día en el mercado de renta fija ante el miedo de que se produzcan sorpresas en las políticas monetarias de los bancos centrales. "El mayor riesgo ahora es quedarse por debajo de la curva y es por eso que tenemos la duración más baja que podemos tener", afirma Bowie. De hecho, considera que el alto riesgo global de inflación no impedirá que veamos incluso este año las primeras subidas de tipos con el Banco de Inglaterra como protagonista. Y defiende que la Fed será el siguiente aunque aún quede tiempo para ver un pico en la inflación en EE.UU. "No creo que se haya llegado al pico, es posible que se alcance el nivel del 7% a corto plazo para que luego se estabilice en torno al 3% durante los próximos cinco años".

Valoraciones ajustadas; riesgo de crédito, controlado

No teme por tanto un descarrilamiento de la economía en un contexto de normalización monetaria, aunque muy progresiva. Y de hecho no se muestra preocupado por las tasas de impago del mercado corporativo ni por el riesgo de crédito, aunque sí defiende que las valoraciones están cada vez ajustadas, lo que obliga a ser cada vez más selectivo. "El mayor riesgo para la cartera sigue siendo el riesgo de tipos de interés. Desde el punto de vista de los fundamentales no tenemos preocupaciones en cuanto a la calidad del crédito pero sí en cuanto a las valoraciones", afirma. De hecho, reconoce que el aumento de la incertidumbre que se ha visto en el mercado le ha llevado a elevar el peso en deuda gubernamental como medida de protección así como a reducir la duración de su cartera hasta el punto de que el 27% de la misma está en emisiones con un vencimiento inferior a los 12 meses.

El potencial del sector financiero

En todo caso, que el contexto sea complicado no implica que no se puedan encontrar oportunidades que, además, cuenten con ese sesgo ESG que también aplica el fondo- está clasificado como artículo 8 según la SFDR. Bowie muestra en sentido una predilección por mercados como el británico -destina más del 50% de su cartera- y por el sector financiero, sobre todo por las aseguradoras, que suponen un 24% de su cartera (los bancos son otro 21%). Al mismo tiempo defiende la idoneidad de los ABS europeos, tanto por su alta rentabilidad como por su baja duración y porque "en caso de inflación al alza te protegen, aunque nos gustan las emisiones más seguras y solo compramos activos respaldados por hipotecas", afirma.

Alta diversificación

Una particularidad de este fondo es que presenta menos nombres en la cartera que otros de sus competidores. En concreto, apenas invierte en 100 líneas, lo que limita su potencial en cuanto a activos bajo gestión se refiere y les obliga a cifrar un máximo de patrimonio, aún lejos de los 3.600 millones de euros que gestiona. Pese a esa mayor concentración prestan mucha atención a la diversificación de su cartera hasta el punto de que a veces optan por tener en cartera sectores o tipos de activos solo por conseguir la mayor diversificación posible y con el menor riesgo.

¿Cómo seleccionan a este centenar de elegidos? "Miramos la volatilidad del bono y lo comparamos con la rentabilidad que ofrece el cupón. Si nos cuadra optamos por conocer a la compañía y aplicamos un perfil de ESG", explica Bowie.

Otra curiosidad es que aunque se trata de un fondo global no invierte en mercados emergentes ya que es algo incompatible con su objetivo de mantener la volatilidad en niveles inferiores al 3%, como tampoco asume posiciones cortas, se apalanca, o invierte en la deuda high yield de menor calidad.