"Amundi tiene un fuerte compromiso con la inversión ESG"

, "Amundi tiene un fuerte compromiso con la inversión ESG"
-

Amundi es la gestora más grande de Europa por volumen activos bajo gestión y una de las 10 principales a nivel global. Esta posición de liderazgo se consolidó tras la integración con Pioneer en 2017 que elevó el patrimonio de la sociedad hasta los 1.425 billones de euros. Con sede en París, Amundi tiene presencia en Europa, Asia, Oriente Medio y EE.UU., y cuenta con oficinas en 37 países.

Hablamos de ello con Christian Pellis, director global de Distribución que se incorporó a la entidad en 2013. Tres años antes había surgido el nombre de Amundi fruto de la fusión de las filiales para la gestión de activos de los bancos franceses Crédit Agricole y Société Générale. 

"La adquisición de Pioneer fortaleció la capacidad de distribución de Amundi fuera de Francia consolidando nuestra presencia en Europa", señala Pellis. Mientras Amundi estaba bien posicionada en Francia y Asia, con la integración de Pioneer no sólo se posicionaba en el mercado italiano, también lo hacía en Austria, Alemania y España, mercado, este último, en el que se sitúa como la segunda mayor gestora internacional. Un segundo interés de la integración fue completar la gama de fondos con expertise que no tenían o en los que no eran tan buenos. A ese respecto, mientras Amundi ha centrado su pericia en la gestión de fondos monetarios, renta fija, activos reales o soluciones ETF, Pioneer ampliaba la categoría de activos hacia la renta variable americana, deuda americana o renta variable europea. "Poniendo ambas compañías conjuntas se completaba la gama de productos para un inversor europeo", señala Pellis, así como la presencia de la entidad francesa fuera de Europa con equipos en Asia o EE.UU.

"La integración ha sido bastante rápida, quedan por finalizar aspectos de tecnología de la información o la conversión de productos", explica. Veremos, por tanto, fusión de fondos o creación de clones de la gama Pioneer bajo el paraguas de Amundi Sicav, vehículo con el que cuenta con amplio acceso a los mercados europeos y asiáticos. "Además, conservaremos los fondos de mejor comportamiento de nuestra gama”, señala. 

Mirando al futuro

El futuro de la industria de la gestión de activos se articula sobre una serie de tendencias globales, siendo la inversión ISR la que más ruido está haciendo. "El tema del día en cualquier reunión que tenemos en Europa, Asia o EE.UU. es la inversión ESG. Todo el mundo está hablando de ello". Una tendencia en la que Amundi tiene un fuerte compromiso tras anunciar que en 2021 todos sus fondos cumplirán con los criterios de ESG, frente al 20% de la oferta actual. Un plan ambicioso que parte de la integración del análisis de sostenibilidad de una compañía con el análisis financiero y crediticio de la misma. Amundi ha sido desde sus comienzos muy activo en Inversión Socialmente Responsable, gestionando hoy más de 280 mil millones de euros para clientes particulares e institucionales. 

Otra de las tendencias más relevantes que suscitan el interés de los inversores son las soluciones temáticas, y aquí encontramos una amplia variedad de tendencias que desde Amundi materializan en oportunidades de inversión a largo plazo. Abarcan desde las soluciones centradas en el envejecimiento de la población tanto en Europa como a nivel global, la inversión en negocios disruptivos, el cambio climático, la alimentación o incluso la educación, conscientes de que los padres gastan más en la educación de los hijos y esta se está volviendo más cara, haciendo de ella un buen tema en el que invertir. 

 

Amundi ofrece una amplia gama de soluciones tanto en una gestión activa como pasiva, o incluso la combinación de ambas. Respecto a la relación entre gestión activa y gestión pasiva, señala que son ofertas complementarias que permiten ofrecer una mayor oferta de soluciones de inversión a ambos. "Hay espacio para ambos. Abarcar todo el espectro de productos y soluciones de inversión es muy útil para una compañía", señala Pellis, máxime cuando hablamos de la gestora más grande de Europa.

Otra de las tendencias que observan es la vuelta a lo simple que marca su objetivo de ofrecer soluciones sencillas a sus clientes, especialmente tras un año como 2018. La vuelta a lo simple es especialmente relevante en un mercado como el español, cuyo inversor es tradicionalmente cauteloso, y quien tras el año 2018 se mantendrá en un perfil de riesgo bajo. A este respecto, Marta Marín, directora general de Amundi Iberia, señala que "hay que ir poco a poco con el cliente conservador para que sea capaz de asumir riesgos. Lo importante es que seamos capaces de ofrecerle productos que ofrezcan cierta rentabilidad y se adapten a su perfil de riesgo bajo". E insistir en mejorar la educación financiera, un elemento clave. ¿Cómo lo logramos? "Estar muy cerca de nuestros clientes distribuidores, trabajar cerca de ellos, ayudándoles a hacer entender a los clientes en lo que invierten, a ser pacientes y, sobre todo, a pensar a largo plazo", explica Marín. "Es necesario orientar al cliente para que no piense sólo en los próximos seis meses sino que lo haga a largo plazo. Aunque sea cauteloso ha de tener un enfoque de largo plazo".

Porque otro de los temas más relevantes de la industria, y la sociedad en general, es la necesidad de que la gente tenga en cuenta su futura jubilación, y que invierta pensando en ello con una visión, por tanto, de largo plazo. Un planteamiento que, según Pellis, exige la implicación no sólo de gestores, bancos y clientes, sino también que las autoridades gubernamentales que han de elevar y extender el debate. "Esto funciona mejor fuera de Europa donde el cliente retail es más consciente de la necesidad de ahorrar para el futuro, a veces incluso apoyado por el gobierno cono en Chile o Australia.