Claves para rentabilizar el Gordo de la Lotería

jacilluch
jacilluch, Flickr, Creative Commons

Como todo durante este 2020 el día de la Lotería también será diferente. El público no estará presente durante el sorteo de hoy y las administraciones que repartan la suerte tampoco podrán celebrar como en años anteriores. No obstante, la alegría va por dentro y si es uno de los agraciados con el Gordo ante todo cabeza fría. Es muy importante no dejarse llevar por las emociones y no tomar ninguna decisión precipitada. Rentabilizar el Gordo es responsabilidad de cada uno. En FundsPeople te damos las claves para maximizar el premio.

Aunque seguro que este año todos pedimos salud, según la Sociedad Estatal de Loterías y Apuestas del Estado (SELAE), cada español se gastará una media de 65,66 euros en la compra de décimos. Estamos hablando de premios que oscilan entre los 400.000 euros al décimo, si es el Gordo; 125.000 euros al décimo, para el segundo premio y 50.000 euros por décimo si es el tercer premio. Ante esta suma de dinero lo primero mente clara.

No se precipite

Según EFPA es importante no tomar ninguna decisión precitada, idea que comparte Abante. De hecho, la entidad explica que el primer paso sería que «la persona que ha ganado la lotería se acostumbre a vivir con una cantidad elevada de dinero”.  Sería recomendable, tomarse un tiempo de seis meses antes de comenzar a gastar o a invertir.

El objetivo es “hacer un ejercicio de planificación financiera para pensar en sus metas y contextualizar el premio en su plan financiero y vital, de forma que pueda trazar un plan de inversión que se adapte a sus nuevas circunstancias y tenga en cuenta sus objetivos, presentes y futuros”. No obstante, también hay hueco para un capricho, siempre y cuando, recuerda Singular Bank, este sea inferior al 10% del valor total del premio. Acuérdese eso sí que para cobrar el décimo tiene un plazo de tres meses y si es más de 3.000 euros tendrá que solicitar el cobro en una entidad bancaria concertada o en la delegación territorial de Loterías y Apuestas del Estado.

Hacienda también gana

Una vez hechos a la idea, acuérdese que Hacienda somos todos y como tal también se lleva su pellizco. Este año con una particularidad ya que solo los tres primeros premios estarán sujetos a gravamen. La razón es que  se ha elevado de 20.000 a 40.000 euros la cantidad mínima a partir de la que se aplica un impuesto especial del 20% para todos los décimos premiados. EFPA recuerda que “esta retención constituye la tributación definitiva, de manera que no se debe incluir de nuevo en la declaración del IRPF del año correspondiente».

Ahora sí es el momento de pensar qué hacer con ese pellizco que ha caído del cielo. Victoria Torre, responsable de Oferta Digital de Singular Bank, recomienda “hacer una primera y profunda reflexión para encontrar la mejor manera de invertirlo; para ello, hay que hacer un balance de distintos factores: el nivel de patrimonio de cada uno, el perfil del inversor, la cuantía del premio, las circunstancias personales, etc.” En este momento la figura de un asesor financiero cualificado se hace imprescindible ya que te ayudará a gestionar correctamente la vida financiera del premio. Vamos con las preguntas más comunes.

¿Amortizo la hipoteca? 

Todos los años la respuesta a la pregunta qué hará con el dinero es tapar agujeros. Y uno muy grande es la hipoteca de la casa, pero desde EFPA explican que reducir una deuda tiene sentido económico siempre que el coste, es decir el tipo de interés, sea superior a la rentabilidad que alcanzarías dedicando esa misma cantidad a la inversión en otros activos financiero. De este modo, si tiene su hipoteca negociada a tipos muy bajos y la rentabilidad que puedes lograr vía inversión en productos financieros es superior, será mejor no adelantar pagos. Otra cosa son los préstamos personales, estos suelen estar gravados con intereses más altos, por lo que es muy probable que merezca la pena aprovechar para amortizar esa deuda completa o parcialmente.

¿Ahorro el dinero o lo invierto?

Desde Singular Bank explican que se considera adecuado conservar una parte en liquidez para hacer frente a imprevistos. No obstante, no lo guardes debajo del colchón porque estarás perdiendo dinero. Abante realiza una operación con la que queda bastante claro la pérdida de poder adquisitivo a medida que los precios se incrementasen al no cubrir la inflación.

El ejemplo es sencillo: si se tienen 328.000 (que sería el premio del Gordo íntegro por décimo una vez saldadas las cuentas con Hacienda) y no se invierten, pasados 20 años y contando con una inflación media anual del 2% (objetivo que persigue el Banco Central Europeo), ese dinero equivaldría a unos 220.735 euros (actuales).

¿Invierto para la jubilación?

El futuro es importante y más aún si se quiere mantener el nivel de vida actual una vez retirados. Por eso cuando antes se empiece a ahorrar para la jubilación menor será el esfuerzo y mayor margen tendrá para asumir riesgos que aparejen una mayor rentabilidad. La llegada de un dinero extra como el de la Lotería puede ser el mejor momento para planificar el futuro.

Ahora lo único que falta es que la suerte nos acompañe.