Credit Suisse Gestión apuesta por temáticas ligadas a la recuperación económica y la inflación

Florian Klauer (Unsplash).

La gestora ha presentado sus perspectivas macroeconómicas y posicionamiento para los próximos meses. Con una visión positiva, ligada al ritmo de vacunación frente a la pademia del COVID-19: «Consideramos que le puede poner una fecha de caducidad a la pandemia», ha asegurado Gabriel Ximénez de Embún, director de inversiones y estrategia de Credit Suisse Gestión, la gestora local de la entidad suiza Credit Suisse.

Desde la entidad observan claramente que las curvas de tipos de interés están cogiendo pendiente. Algo que relacionan con que el mensaje de la Reserva Federal (Fed) del año pasado de que no iba a tocar tipos aunque la inflación supere su objetivo. Esto, en opinión de los expertos, sujeta los tipos cortos mientras que los largos están descontando inflación para los próximos años. Por eso, desde la entidad consideran que es el momento de que los bancos centrales demuestren que no van a tocar los tipos hasta 2024.

En cualquier caso, aunque las perspectivas son al alza no creen que vaya a repuntar de una manera excesiva que pueda afectar a los mercados de renta variable.

Posicionamiento

Ante el entorno de tipos de interés en Europa y en Estados Unidos, los expertos de la gestora se mantienen cautos en duración. En concreto, evitan el high yield clásico al tratarse de un activo poco líquido, dado que con tipos de interés cero existen multitud de compañías zombies.

Respecto al crédito, prefieren obtener el pick up de rentabilidad bajando en la estructura de capital a deuda subordinada de instituciones financieras (Tier 1 y Tier 2) y no financieras (híbridos corporativos) de compañías sólidas, con buen rating y elevada solvencia.

“Creemos que se puede obtener carry en renta fija y conseguir que el inversor no pierda poder adquisitivo», ha dicho Gregorio Oyaga, responsable de renta fija.

Por su parte, las perspectivas renta variable son positivas, alineadas con el crecimiento económico y recuperación así como la pendiente de la curva de tipos de interés.

En opinión de la entidad, la rotación sectorial es un factor bastante relevante para la renta variable este año. Apuestan por temáticas ligada a la recuperación económica y la inflación, así como a la sostenibilidad como próximo vector de crecimiento. Mientras, tienen un posicionamiento neutral hacia el segmento de crecimiento de EEUU.

Patricia López, responsable de renta variable, ha explicado que tienen sesgo a sectores que se pueden beneficiar del repunte de la inflación y de la economía, como los materiales o los bancos. “Estaríamos positivos en ciclo/value dentro de Europa, siendo los principales mercados para el banco Alemania y Reino Unido”, ha concretado. Con respecto a España, López cree que “es un mercado sesgado a la industria y los mercados emergentes donde la apreciación de las divisas emergentes puede ser clave. Los catalizadores son muy buenos para el Ibex al margen de cómo se comporte la economía española con respecto a la europea”.