Cuánto crecerá la inversión en activos privados en España en los próximos años

Crecimiento Piedra
Photo by Jeremy Thomas on Unsplash
El contexto de tipos al 0% durante más tiempo del esperado en un principio, unido a unas valoraciones cada vez más ajustadas tanto en los activos de riesgo como en los considerados defensivos ha limitado el universo de activos de inversión con los que conseguir rentabilidades atractivas sin asumir riesgos demasiado elevados. Un caldo de cultivo que ha resultado ser perfecto para los mercados privados, que no solo se han hecho un hueco en las carteras de los inversores, sino que además es previsible que expandan ese hueco en los próximos años. ¿Cuánto? Natixis IM ha tratado de ponerle una cifra a ese crecimiento con la publicación de un estudio de mercado sobre Inversores de fondos alternativos en mercados privados, en colaboración con Alternative Ratings y finReg 360. Su expectativa es que en un plazo de tres a cinco años, los compromisos de inversión en fondos de esta especialidad aumenten su peso entre los activos invertibles en España desde el 2,8% estimado actualmente hasta el 5,2%. Es decir pasar de un volumen estimado actual de 15.000 millones de euros hasta alcanzar unos 28.000 millones de euros.

Qué tipo de inversores aumentarán más su exposición

Sin embargo, esa cifra varía mucho en función del tipo de inversor. «Se han analizado en detalle más de 70 inversores relevantes pertenecientes a los 4 grupos siguientes: planes de pensiones, aseguradoras, banca privada y, family office/multi-family office/independientes. Se observa que la situación no es en absoluto homogénea entre los distintos tipos de inversores, siendo claramente el segmento que engloba a las family office, el que presenta un mayor grado de avance en su asignación a activos privados” explica Sergio Miguez, socio y director General de Alternative Ratings. Por ejemplo, la previsión es que en el segmento de family offices, multi-family offices e independientes, el volumen de capital comprometido llegue a representar un 12,1% del total en un plazo de tres a cinco años, frente al 8,9% actual. En el caso de la banca privada, la previsión es que, pasen del 2% al 4%, en las compañías de seguros, se espera se pase del 1,2% de la cartera en la al 3,6% en los próximos 3 a 5 años. En planes de pensiones españoles, hay una gran disparidad. Por un lado, en los planes de empleo, los activos privados suponen el 6,8% del capital comprometido y crecerán hasta el 11,6% en el horizonte contemplado en el estudio. En contraste, las limitaciones regulatorias hacen que el peso de los activos privados en los planes de pensiones individuales sea bastante marginal por los límites derivados de la cascada de comisiones.

Por qué tanto interés

Pero, ¿a qué obedece ese creciente interés hacia los activos privados? En el informe subrayan sobre todo tres causas principales. La primera es la necesidad de retornos absolutos atractivos y de una diversificación más robusta. La segunda es la que comentábamos en el primer párrafo de este artículo: el contexto actual de incertidumbre, volatilidad y la inexistencia de unos tipos de interés que faciliten la consecución de los objetivos de inversión. Y la tercera se refiere a la concienciación de cada vez más inversores para asumir primas por iliquidez para alcanzar retornos adicionales. “El escenario actual se define por una elevada incertidumbre, alta volatilidad, un entorno de tipos de interés bajos a largo plazo y retornos limitados en muchas clases de activos. En estas circunstancias, la necesidad de diversificación, descorrelación y obtención de mayores retornos puede proporcionar un impulso decisivo a los activos alternativos, como el capital privado, la deuda privada o activos inmobiliarios y de infraestructuras”, explica Sophie del Campo, directora general de Natixis IM Iberia, Latam y US Offshore