Cuánto se paga por comprar un negocio de depositaría en España

Josh Appel (Unsplash)

La industria de depositaría sigue avanzando en el proceso de consolidación en España, en paralelo al que experimenta el sector bancario. Desde 2015 se han cerrado una decena de acuerdos, con un doble objetivo: aprovechar economías de escala y continuar la tendencia que vive el sector de separar la figura de gestora y depositario.

En el último año, Cecabank y BNP Paribas Securities Services han sido los protagonistas de esta consolidación. En el caso de Cecabank, firmó en enero de 2020 una alianza estratégica con Kutxabank de la actividad de depositaría de IIC, fondos de pensiones y EPSV, de la que no se conocen los términos de la operación; y en mayo del mismo año también con Bankia, a quien trasmitió su actividad de depositaría institucional de fondos de inversión, sicav y fondos de pensiones por un periodo de diez años. Por este último negocio, cuyos activos rondaban los 27.000 millones, se pagaron 170 millones.

También en marzo del año pasado BNP Paribas Securities Services adquiría el negocio de depositaría institucional de Banco Sabadell, que alcanzaba los 22.000 millones de euros, por un importe de 115 millones.

De las grandes entidades españolas BBVA es la única que realiza esta actividad dentro de su propio grupo. Pero la entidad ya estaría sondeando posibles compradores para vender su negocio de depositaría y custodia, según confirman fuentes cercanas a la operación. Un negocio que alcanza los 73.000 millones entre los activos en fondos, sicav, planes de pensiones individuales, planes de empleo y EPSV.

Según el precio medio que se ha pagado en las últimas operaciones, el 0,6% de los activos, BBVA podría embolsarse por esta filial unos 439 millones, y más si el acuerdo se situara en la parte alta de la horquilla, en el 0,7%, lo que supondría unos 512 millones. Por el contrario, si se situara en la parte baja de la horquilla, el 0,5%, serían 366 millones.

Otras candidatas al proceso de consolidación

Tampoco Bankinter, entre las entidades medianas, ha querido desprenderse de su negocio de depositaría y custodia, que estaría valorado en unos 80 millones de euros extrapolando lo que se ha pagado de media por las últimas operaciones. Si se cogiera la parte baja de la horquilla, serían 69 millones o incluso 96 millones en caso de situarse en el rango alto .

Otras entidades que siguen realizando su actividad de depositaría dentro del grupo son Inversis y Banco Cooperativo, cuyos negocios estarían valorados en unos 40 millones. En el caso de Laboral Kutxa y Banca March, las cifras rondarían los 26 y 23 millones, respectivamente. Mientras en otras entidades como Renta 4 o Banco Mediolanum, se situarían en torno a los diez millones.

Con un volumen menor estarían Caja de Crédito de los Ingenieros, Banco Caminos y Bankoa, con activos en depositaría y custodia por debajo de los 1.000 millones de euros y cuyos negocios podrían cifrarse en torno a siete, cinco y cuatro millones, en cada caso.