Descubriendo el Capital Group Emerging Markets Local Currency Debt Fund: tres décadas de experiencia en emergentes

Capital Group Emerging Markets Local Currency Debt, Descubriendo el Capital Group Emerging Markets Local Currency Debt Fund: tres décadas de experiencia en emergentes
Luis Freitas de Oliveira. Foto cedida (Capital Group)

La renta fija de mercados emergentes nació como clase de activos hace 35 años. Tres años más tarde, Luis Freitas de Oliveira iniciaba su andadura profesional. El gestor ha visto el mundo de la deuda emergente evolucionar de un nicho casi ilíquido a una de las últimas opciones para el inversor de deuda en un mundo de tipos cero. Un universo que el gestor aborda con el respeto que pide un mercado tan grande y heterogéneo: análisis fundamental independiente y un equipo gestor diverso en sus procesos de análisis y sus perspectivas. “Es inocente pensar que la misma persona que te habla sobre las perspectivas de Mongolia puede tener una opinión válida sobre la deuda de Senegal”, defiende.

Para Freitas de Oliveira la inversión debe nacer del análisis. De un entendimiento sobre qué se está metiendo en la cartera del cliente. “No se puede invertir en base a la intuición o siguiendo el pensamiento de las masas”, afirma el gestor de carteras y socio de Capital Group. Es una filosofía que le ha acompañado durante sus tres décadas de carrera profesional. Toda una trayectoria ligada estrechamente a los mercados emergentes.

En ese tiempo, el gestor ha vivido de primera mano el paso a la madurez de una clase de activo. Freitas de Oliveira recuerda el mercado emergente de hace tres década, en el que las dificultades de liquidez hacían verdaderamente viable a apenas cuatro países, y principalmente en deuda emitida en dólares. Ahora el gestor puede hablar con clientes del boom en corporativos emergentes.

La evolución de los mercados emergentes

Con el crecimiento, vino la diversificación. No solo en la oferta, sino en las dinámicas que entran en juego. Desde la perspectiva del riesgo, los emergentes ya no se mueven como un universo único. Lo que afecta a China o Rusia puede ser muy distinto. Lo vimos con el colapso de la lira turca hace dos veranos. Hace 20 años un evento así habría reverberado por los demás emergentes. En 2019 apenas estuvo en los titulares unos meses.

También ha madurado el universo de inversión. El gestor recuerda la banca latinoamericanas de los años 80. Fragmentada y en constante riesgo de colapso. Ahora, de los tres mejores bancos de cada país latinoamericano, uno es español. Es un sector más consolidado. “Ahora muchas empresas de países emergentes tienen presencia en fondos globales; se les reconoce como compañías globales”, cuenta.

Todo ese conocimiento lo vuelca en la definición de su enfoque para el Capital Group Emerging Markets Local Currency Debt Fund y el Capital Group Emerging Markets Total Opportunities, dos de las grandes apuestas de la gestora en España. El primero, además, cuenta con el Sello FundsPeople 2021 por su calificación de Consistente.

Diversidad en el equipo, diversidad en las ideas

Y una clase de activos tan diversa como es la de emergentes se beneficia de diversidad en los equipos de gestión. En Capital Group son firmes creyentes en que el mundo es muy complejo. Demasiado como para depender de la única mente de un gestor estrella. Es parte del ADN de la entidad estadounidense: convertir en su fuerte el hecho de que cada persona aporta sus propios sesgos, opiniones y visiones. Para ellos, es un valor añadido para el proceso de inversión que el equipo gestor tenga maneras distintas de entender el mundo. “La diversidad de pensamiento es muy importante. Sería un ejercicio inútil si tuviéramos dos gestores de la misma procedencia étnica, que estudiaran en la misma universidad, que jugaran al golf en el mismo club y que tuvieran la misma forma de ver el mundo”, sentencia Freitas de Oliveira.

Esa diversidad de opiniones también se extiende a la manera de abordar la clase de activos. El equipo de renta fija y renta variable emergente trabajan de la mano.  A diferencia de muchos gestores de renta fija, oirás a Freitas de Oliveira hablar cómodamente de conceptos más propios del mundo de la bolsa como retorno sobre capital invertido. “Nos gusta trasladar esa capilaridad en los equipos a los fondos. Se trata de aportar nuevas maneras de entender el mercado y de percibir los riesgos”, explica. Pre-pandemia, analistas de renta variable y renta fija viajaban juntos. Esto permitía al equipo de deuda sentarse con perfiles muy distintos a los que se acostumbra en la industria. De escuchar a los ministros de finanzas y bancos centrales pero también a las empresas privadas donde Capital Group es accionista por la parte de bolsa.