Dunas Capital convierte su fondo de bolsa americana en sostenible y avanza el lanzamiento de un vehículo alternativo para final de año

Joshua Rawson-Harris (Unsplash).

La gestora ha rebasado la barrera de los 1.000 millones en activos bajo gestión en fondos de inversión y pensiones, que era uno de sus objetivos marcados a corto plazo. Si a esta cifra se unen los activos alternativos, el patrimonio total ascendería hasta los 1.400 millones, según ha explicado Borja Fernández-Galiano, responsable de ventas de Dunas Capital.

De hecho, el área de alternativos es una de las que quieren potenciar en los próximos meses. Así, han avanzado el lanzamiento de un nuevo fondo alternativo para finales de año, del que no han querido ofrecer más detalles. Con él, ampliarán la actual gama, compuesta por el fondo de capital riesgo Dunas Aviaton (también en versión sociedad de capital riesgo), la cartera de proyectos Dunas Desarrollos Fotovoltaicos SL y Tax Equity, proyectos estratégicos en i+D.

No es la única novedad. La gestora también ha decidido aumentar la gama de reparto de dividendos para dar respuesta a la demanda de sus inversores de percibir una renta periódica. En ese sentido, han anunciado un dividendo anual del 2% para los partícipes del fondo Dunas Valor Equilibrio Clase D y del 3% para los inversores de Dunas Valor Flexible Clase D, que serán pagados en el mes de junio.

Además, ha anunció cambios en su fondo Dunas Selección USA Cubierto, que dejará de tener como referencia al índice S&P 100 para comenzar a seguir al índice S&P 500 ESG, que mide el desempeño de títulos que cumplen con criterios de sostenibilidad en los EEUU. Con este cambio, en línea con los avances hacia la sostenibilidad de la firma, el fondo pasará a llamarse Dunas Selección USA ESG Cubierto

Posicionamiento

La gestora mantiene un posicionamiento cauto para la segunda mitad del año, rotando hacia negocios de carácter defensivo como redes de transmisión y distribución de energía eléctrica o el sector salud. En opinión de Alfonso Benito, CIO de Dunas Capital AM, “la situación de liquidez que estamos viviendo ha hecho que todos los activos estén caros y, probablemente, un escenario a corto plazo de retirada de estímulos lleve a una corrección de esos niveles”.

Desde un punto de vista macro, a pesar de que en Estados Unidos la economía se encuentra ya muy cerca de una recuperación total de la crisis, los expertos de Dunas Capital AM consideran que Europa tardará algo más de tiempo. En este sentido, la firma descarta que la Fed suba los tipos de interés hasta 2023 y calcula que el Banco Central Europeo (BCE) tendrá que esperar incluso más tiempo, teniendo en cuenta los bajos niveles de inflación que se esperan para los próximos meses.

En renta variable, la gestora ve las rentabilidades esperadas “muy justas”, ha advertido Carlos Gutiérrez, director de Renta Variable. No obstante, son capaces de ver valor en algunos nichos, relacionados con la reapertura de la economía. Así las cosas, han reducido posiciones en catering, viajes y autos. Rotando carteras hacia negocios de carácter defensivo: redes de transmisión y distribución de energía eléctrica, salud, negocios disruptivos de crecimiento (Just Eat, Take Away).

Por su parte, se plantea un escenario complicado para la renta fija. “Estamos ante un entorno de tipos extremadamente bajos y que no es muy agradable para los inversores de renta fija. En este contexto, buscamos cosas de nicho donde encontramos valor”, ha confesado José María Lecube, director de Renta Fija. En ese sentido, mantienen duraciones cero o incluso negativas.