EBN Securities apuesta por incorporar clases limpias en todos sus servicios

, EBN Securities apuesta por incorporar clases limpias en todos sus servicios
Photo by Ivan Vranić on Unsplash Copy

EBN es una entidad totalmente independiente según los requisitos que exige la directiva MiFID II. En este contexto, la entidad ha alcanzado acuerdos con numerosas gestoras de fondos de inversión nacionales e internacionales para ofrecer a sus clientes -mediante su plataforma online EBN Grow-  exclusivamente las denominadas clases limpias de los fondos.

"En EBN Securities hemos renunciado al cobro de retrocesiones o cualquier otro incentivo por comercializar, distribuir o permitir el acceso directo a la suscripción de fondos que ofrece nuestra plataforma, lo que supondrá un ahorro considerable para nuestros clientes”, señala Alberto Blanco, director general de la firma.

EBN Grow dispone en su plataforma de más de 250 fondos de clases limpias pertenecientes a 35 gestoras de fondos a nivel global. A través de esta plataforma, el cliente puede acceder a tres tipos de servicios según su perfil: EBN Manage (gestionado), EBN Advice (asesorado) y EBN Trade (autogestionado).

"Contamos con la gran ventaja -continúa Blanco- de ser una entidad que se ajusta a los requisitos exigidos por MiFID II para poder declararse totalmente independiente en el asesoramiento a nuestros clientes, ya que no tenemos producto propio y nuestras propuestas de inversión están basadas en los mejores fondos de terceros que existen en el mercado".

En el servicio de delegación de la gestión de las inversiones, el cliente tiene a su disponibilidad distintas carteras modelo según el perfil de riesgo. De momento ya se han alcanzado acuerdos en este sentido con  DWS (la antigua Deutsche Asset Management) y Blackrock. Además, prevén que para final de año se incluyan en este servicio otras dos o tres gestoras de referencia global con las cuales ya se están ultimando los detalles de la colaboración.

Mediante EBN Advice, el asesoramiento guiado que ofrece la firma el cliente podrá diseñar la estrategia y líneas maestras de su inversión asistido por la herramienta (auto portfolio management).  A partir de ahí, la plataforma le plantea una cartera que el inversor puede adaptar y modificar en función de la aplicación de los diferentes filtros que quiera introducir y que mediante la utilización de algoritmos, optimizándose después la cartera.