Equam Capital ultima su propia plataforma online para inversión directa: “Queremos llegar a los 100 millones”

Equam Capital
José Antonio Larraz y Alejandro Muñoz. Fuente: Cedida (Equam Capital)

Desde el pasado mes de diciembre, los gestores de Equam Capital ha realizado una fuerte rotación de la cartera. Muchas empresas habían llegado al precio objetivo y había una serie de sectores muy deprimidos por la pandemia, como los hoteleros o aerolíneas, donde han aprovechado para realizar compras.

Así las cosas, el fondo Equam Global Value Fund tiene actualmente un potencial alcista del 80%. La cartera está compuesta por 48 valores, aunque muy diversificada. No obstante, está previsto reducirla hasta unos 40 o 45 compañías. “Con las caídas, según íbamos viendo empresas muy atractivas las metíamos en cartera. Ahora tenemos que hacer el proceso de rotación inverso y reducir las inversiones maduras”, puntualizan Alejandro Muñoz y José Antonio Larraz, gestores del fondo y socios.

El único sector donde coinciden algunas ideas es Oil & Gas, pero el fondo no tiene ningún sesgo sectorial. “El hilo conductor de la cartera es la valoración en empresas que tengan poca deuda y calidad, negocios predecibles y estables”, aclaran.

El fondo, que cumple siete años de vida, ronda un patrimonio actual de 55 millones. Aunque su objetivo es “llegar a los 100 millones en cuanto podamos”, recalcan. Actualmente tienen dos clases de participaciones, la clase B, con una estructura de comisión del 1,25% fija más un 8% sobre resultados; y la clase D, que reconvirtieron en clase limpia con el objetivo de facilitar el acceso de la clase institucional.

Entre sus próximos planes también está ofrecer una plataforma online propia para la inversión directa. De momento, siguen estando en las plataformas de distribución de Allfunds e Inversis. Ha mejorado nuestra capacidad de distribución en las redes bancarias. Haber cumplido siete años es importante porque hemos demostrado en dos crisis que somos capaces de resistir y recuperarnos bien”, rematan.

Una cartera robusta

Entre los sectores donde han visto oportunidades en los últimos meses se encuentran, por ejemplo, el hotelero o las aerolíneas, donde han hecho varias inversiones nuevas. “Hemos metido dos cadenas de hoteles de Inglaterra e Irlanda, estamos esperando a que el sector se recupere. Invertir en hoteleras tiene todo el sentido, pero hay que ser selectivo”, recomiendan. Asimismo, también han comprado acciones de Fresenius Medical Care, la división para tratar casos de diálisis; y de AB Inbev, la cervecera. 

El año pasado, muchas compañías tuvieron que ajustar los costes de forma dramática tras la pandemia. Los gestores explican que «ese ajuste se ha quedado pero, con la recuperación que llega ahora, la rentabilidad es mayor. La recuperación del value viene de ahí. En ese tipo de compañías, con una actividad real, está volviendo la actividad”, subrayan.

En ese contexto, existe una cuestión muy importante que también vigilan, la inflación. “Las empresas están viendo una subida de costes enorme. No solo en las materias primas que necesitan, sino también en las cadenas logísticas”, advierten.

Recuerdan que invertir en bolsa protege del incremento de la inflación. “Tampoco vemos muchas alternativas en tecnología o grandes empresas europeas porque están muy caras. Por eso pensamos que el value es ahora una buena alternativa”, subrayan,