¿Es el MFS Meridian European Value un fondo growth o value?

, ¿Es el MFS Meridian European Value un fondo growth o value?
Yohann

El MFS Meridian European Value es uno de los fondos de renta variable más populares en el mercado español. De hecho, se trata del segundo producto de bolsa europea con más patrimonio en España, según datos del barómetro que cada mes publica Funds People. Sólo le supera el Invesco Pan European Equity. Representa un tercio de los activos que tiene MFS Investment Management en el mercado español. Gestionado por Benjamin Stone y Pablo de la Mata, el MFS Meridian European Value presume en 2018 de ser uno de los 16 fondos que cuentan con la triple calificación Funds People: Favorito de los Analistas, Blockbuster y Consistentes. Su mejor aval ha sido la rentabilidad obtenida, que alcanza el 11,5% en tasa anualizada en los últimos cinco años.

La controversia con respecto al producto se centra en la gestión realizada. Se trata de uno de los doce fondos cuya etiqueta no se corresponde con la gestión realizada. Al menos, según Morningstar. La firma de análisis lo etiqueta como growth, cuando desde la entidad defienden que Stone y De la Mata están haciendo una gestión value, tal y como indica en el nombre del producto. ¿Qué explica esta situación? La respuesta está en lo que entienden en MFS IM por value. Para la entidad americana, la gestión value no se limita sólo a encontrar compañías con valoraciones atractivas. “La calidad de la compañía es igual de importante. Este fondo busca compañías con valor intrínseco, a menudo infravaloradas por el mercado, con un sesgo defensivo y perfil de calidad que ofrezca protección en el largo plazo”, afirman.

La idea de value investing que tienen en MFS IM comprende tres principios básicos. El primero es el sesgo hacia compañías de alta calidad con valoraciones atractivas. “Las valoraciones son un elemento fundamental para obtener rentabilidades atractivas, pero las valoraciones por sí solas no hacen a una compañía atractiva. La calidad está subestimada por el mercado y hay que apostar por compañías que combinen calidad y valoraciones asumibles para conseguir rentabilidades atractivas. Esta calidad se hace evidente cuando uno mira el ROE de la cartera del European Value (21,2% frente al 15,7% del MSCI Europe) a cierre de 2017”, indican.

El segundo principio es el de mantener un claro enfoque defensivo. Se prioriza la gestión del riesgo y la participación en subida es un factor secundario. "La gestión del riesgo es crítica y se aplica valor por valor para mitigar las pérdidas en periodos de mercado bajista. Esta es la prioridad del fondo, siendo la participación en mercados alcistas un factor adicional, que permitirá a los inversores capturar la mayor parte de las subidas. El European Value tiene una beta de 0,8 a 3 y 5 años y una ratio de captura de las caídas del 78 % y 71 % a 3 y 5 años, mientras que consigue captar casi toda la subida (más 100% a 3 y 5 años y 93,28% a 7 y 10 años). Este ADN defensivo es algo muy apreciado por los inversores españoles, lo que explica el alto volumen que tenemos en este mercado”, subrayan.

El tercer principio es el de optar por una visión a largo plazo a la hora de seleccionar compañías, como evidencia una rotación baja (del 4% a doce meses). “Cuando se tiene una visión a largo plazo, los estilos pueden oscilar si las compañías de la cartera se revalorizan. Este fondo se gestiona teniendo en mente ciclos completos de mercado de 5-10 años, lo que permite a Stone y De la Mata encontrar oportunidades de inversión que van más allá de los movimientos tácticos del mercado. Muchas de las posiciones se iniciaron cuando las valoraciones eran muy atractivas y no se han vendido porque en esta parte final del ciclo de mercado, tener compañías como Nestlé, Pernod Ricard, Deutsche Wohnen o Reckitt Benckiser es fundamental para proteger el capital de los clientes. Este tipo de compañías de calidad suele cotizar con una prima, que es considerada asumible, dado el riesgo de mercado existente, a menudo subestimado por los inversores”, señalan.

¿Es por tanto el MFS Meridian European Value un fondo growth o un fondo value? Juzguen ustedes.