Europa pide más sitio en las carteras de los inversores de cara a la segunda mitad de año

europe
swishphotos, Flickr, Creative Commons

El diferente ritmo de vacunación que se ha llevado a cabo en las distintas regiones del mundo es una de las principales causas que están detrás ritmo de crecimiento económico que están protagonizando los diferentes países y regiones. Al fin y al cabo, cuanto mayor sea la población inoculada con las vacunas contra el COVID-19, mayor reapertura de la economía y más rápida vuelta a la normalidad que tanto se ansía.

Hasta la fecha, y según los datos de Our World in Data, Israel, EEUU y Reino Unido son por ese orden los países que cuentan con una mayor parte de su población vacunada con las dosis (58%, 31% y 22%). Cifras muy alejadas del 10% que como mucho se ve en los países de la zona euro, donde por cierto, España ocupa una de las primeras posiciones.

No es de extrañar, por tanto, que esa alta tasa de población vacunada coincida con una mejor recuperación de los principales datos macroeconómicos. Se ve de forma muy clara en el gráfico inferior publicado por BlackRock Investment Institute, ya que es en EE.UU y Asia las regiones donde más puntos verdes se aprecian.

Sin embargo, en las últimas semana, han surgido algunos comentarios que defienden Europa, que se ha quedado algo rezagada de la recuperación económica de los primeros cuatro meses del año, puede dar la sorpresa a partir de ahora. Con el consecuente reflejo en sus mercado de valores. Más teniendo en cuenta que como apunta  Aneeka Gupta, Directora de Research en WisdomTree, «el rendimiento de la renta variable europea ha sido muy inferior al de otras regiones alrededor del mundo, con una diferencia del 15% con respecto a la estadounidense, un 6.4% con el MSCI World Value y un 21% con la japonesa, todo lo cual le deja cierto margen para un rally sostenido».

La beneficiaria de la recuperación mundial

Esta experta alega tres principales razones que pueden provocar la vuelta de Europa a la competición económica. La primera es que debido a su carácter exportador, es una de las regiones que más se benefician de la recuperación económica global. El segunda es la puesta en marcha del fondo de recuperación de la UE y la tercera es que la composición de sus índices hace que se puedan beneficiar más del tirón de los valores cíclicos, como se aprecia en el gráfico.

Fuente: WisdomTree

En la misma línea se pronuncian Pascale Blanqué, CIO de Amundi y Vincent Mortier en su última carta a inversores. «Con China en modo control y EE.UU. ya muy avanzado en cuanto a las expectativas del mercado, la siguiente zona que podría disfrutar de extensiones del sentimiento alcista es Europa», aseguran. Y eso a pesar de que reconocen que, a diferencia de otras regiones, Europa tardará años en volver a los niveles de PIB anteriores a la crisis.  A este respecto las últimas previsiones del FMI apuntan a que un crecimiento del 4,4% para la eurozona en 2021 y del 3,8% en 2022. Cifras mejores que hace tres meses pero que lejos del crecimiento pre pandémico.  

Otra cosa es que esas previsiones sigan mejorando si se van cumpliendo los planes de la eurozona con respecto a la campaña de vacunación: tener al 70% de la población adulta vacunada este verano. «Los datos europeos han sido mejor de lo anticipado y deberíamos ver en la segunda mitad del año una fuerte recuperación, impulsada por la demanda reprimida y los desembolsos procedentes del Fondo Europeo de Recuperación», afirma Esty Dwek, estratega global macro de Natixis IM. Y de ahí que confíe en el potencial que presentan las regiones que se han quedado más atrás en la reapertura de sus economías como Europa o Pacífico son Japón y en el tirón de los valores más cíclicos. «El mercado europeo se debería beneficiar del sesgo de valor con el que están construidos sus índices bursátiles», concluye.