Global X amplía su gama con un ETF centrado en el uranio

Global X ETF de uranio, Global X amplía su gama con un ETF centrado en el uranio
Annie Spratt on Unsplash

La gestora Global X ha ampliado su gama con un ETF centrado en el uranio. El nuevo Uranium UCITS ETF (URNU) ya cotiza en la Bolsa de Londres y en la Deutsche Börse Xetra. El producto se lanza en un contexto de los buenos resultados conseguidos en Estados Unidos, donde el fondo ha conseguido dar a sus inversores una rentabilidad cercana al 49% en el último año gracias al auge de esta fuente de energía. La relación de gastos totales del fondo es del 0,65%.

El fondo URNU, que sigue el índice Solactive Global Uranium & Nuclear Components v2, ofrece a los inversores acceso a una amplia gama de empresas dedicadas a la extracción de uranio y a la producción de componentes nucleares. Esto incluye incluidas compañías dedicadas a la extracción, el refinado, la exploración, los compradores de uranio físico o la fabricación de equipos para las industrias del uranio y la energía nuclear. El objetivo del fondo es proporcionar unos resultados de inversión que se correspondan en general con la evolución del precio y la rentabilidad, antes de comisiones y gastos, del Solactive Global Uranium & Nuclear Components Total Return Index.

 "El aumento del consumo mundial de energía y los plazos tan ambiciosos para alcanzar la neutralidad de las emisiones de carbono están incrementando la importancia de la energía nuclear como una fuente energética complementaria", afirma Morgane Delledonne, directora de Estrategia de Inversión en Europa de Global X. "Con el lanzamiento de este fondo en el mercado europeo, Global X está ayudando a los inversores a obtener exposición a un mercado emergente que ofrece retornos prometedores a largo plazo".

Con unos plazos ambiciosos para alcanzar la neutralidad de las emisiones de carbono y la previsión de que el consumo mundial de energía aumente un 50% hasta 2050, los gobiernos están explorando todas las opciones energéticas posibles. En este contexto, la energía nuclear se está posicionando como una fuente de energía de alto rendimiento y fiable, con cero emisiones de gases de efecto invernadero.