Comisiones: estas son las que aplican los fondos

Markus Spiske, Unsplash

Si por un lado tenemos una economía con tipos cero en donde la rentabilidad es difícil de visualizar y los ingresos de las gestoras pueden incrementarse por la parte de las comisiones. Por otro lado, tenemos la pugna entre gestión activa y pasiva que está también provocando movimientos en las comisiones a la baja.  Pero hoy nos centramos en señalar cuáles son las comisiones a las que un partícipe en un fondo de inversión tiene que hacer frente, ya que es un punto muy importante a la hora de valorar en qué producto invertir. 

¿Cuáles son los costes que tienen los inversores a la hora de contratar un fondo?

La CNMV los divide en dos grandes categorías:

Por un lado, comisiones de suscripción y reembolso. Son comisiones explícitas y puntuales que se cargan al partícipe en el momento se realizan estas dos operaciones. Estas comisiones pueden ser a favor de la gestora o del fondo, también denominado como descuento a favor del fondo.

La segunda gran categoría serían las comisiones de gestión y depósito. Estas comisiones las cobra la gestora y el depositario. En este caso estamos hablando de comisiones implícitas, es decir, ya están deducidas del valor liquidativo del fondo y recurrentes.

¿Pero de qué porcentaje estamos hablando?

En este sentido nos fijamos en el Real Decreto 1082/2012, de 13 de julio, por el que se aprueba el Reglamento de desarrollo de la Ley 35/2003, de 4 de noviembre, de instituciones de inversión colectiva.

Si hablamos de los costes puntuales: suscripción y reembolso, las comisiones no podrán exceder el  5% del valor liquidativo de las participaciones.

En las comisiones de custodia que cobra el depositario, el Real Decreto establece que “la comisión de depositario no podrá exceder del 2 por mil anual del patrimonio». A lo que añade que «esta comisión constituirá la retribución al depositario por la realización de todas las funciones que le asigna la normativa, sin que los fondos puedan soportar costes adicionales cuando el depositario haya delegado en terceros la realización de alguna de tales funciones.

Si nos fijamos en las comisiones de gestión aquí hay varias singularidades, ya que esta comisión se establece en función del patrimonio del fondo, de su rendimiento, o puede darse el caso de que sea por ambas variables. En cualquier caso, atentos a estos porcentajes:

  • Cuando la comisión se calcule únicamente en función del patrimonio del fondo, el 2,25%.
  • Cuando se calcule únicamente en función de los resultados, el 18% de estos.
  • Cuando se utilicen ambas variables, el 1,35% del patrimonio y el 9% de los resultados.

¿Qué dice MiFID II en cuanto a comisiones?

La nueva directiva europea se centra en la transparencia. El partícipe del fondo debe disponer de una información detallada de los servicios y costes a la hora de invertir en un fondo. MiFID II y comisiones es igual a retrocesiones. Es aquí donde más recaló la directiva. A partir de MiFID II para cobrar retrocesiones (comisión que se incluía en gastos de gestión y constituye una cesión por parte de las gestoras a los comercializadores de sus fondos en concepto de incentivos), las entidades han de declararse no independientes y deben demostrar que mejoran la calidad del servicio. El objetivo siempre es la protección del cliente.

No solo son comisiones

La CNMV explica que existen otros gastos que tienen repercusión en la rentabilidad final de un fondo. Prestad atención a este concepto: 

TER: es un concepto que se encuentra en el folleto del fondos y son los gastos totales soportados por el fondo que se expresa como un porcentaje sobre el patrimonio del fondo. “Los gastos totales incluyen las comisiones de gestión y depositario, los servicios exteriores y otros gastos de explotación. Cuanto menor sea este porcentaje, mayor beneficio para los partícipes”.

Además el regulador también subraya que un fondo de inversión “puede aplicar distintas comisiones a las distintas clases de participaciones que emita, diferenciándose por criterios como las políticas de comercialización, el volumen de inversión, la divisa de denominación u otros parámetros”.