Fondos multiactivos: qué son y por qué no podemos llamarlos mixtos

Fuente: Luis Eusebio (Unsplash)

Al igual que los fondos temáticos no pueden ser considerados como fondos sectoriales, los fondos multiactivos (multiassets) tampoco puede, o no deberían, considerarse como fondos mixtos. Al menos no según la categorización que hay en Inverco sobre fondos mixtos. En esta entrada del Glosario de FundsPeople Learning vamos a explicar qué son los fondos multiactivos, qué tienen en común con los fondos mixtos y en qué se diferencian los unos de los otros.

¿Qué son?

Según explican desde Olea Gestión, se puede considerar que los fondos multiactivos son una evolución de los fondos mixtos. “Es una categoría que se confunde con la de mixtos y es poco conocida por el inversor retail pero permiten diversificar el riesgo de asignación de activos”, explican en la gestora.

¿Qué ofrecen?

El fondo multiactivo puede ser especialmente atractivo para un inversor retail que quiere delegar la decisión de invertir en uno u activo ya que en estos productos es el gestor quien decide las ponderaciones sin que exista un límite o una proporción determinada. En cuanto al inversor profesional, según explican en Olea, es un tipo de fondo que “le permite diversificar el riesgo de asignación de activos”.

Desde la gestora especifican tres funciones básicas que cubren estos productos:

  • Diversifican la inversión ya que pueden invertir en renta variable, renta fija, divisas y materias primas sin establecer un porcentaje determinado. “Funcionarían como cestas imaginarias, en las que diversificar el dinero que tienes disponible para invertir. Estas cestas corresponderían a invertir en diversos tipos de empresas (emergentes, tecnológicas, sostenibles, etc.) o en diferentes países (Bolsa española, Japón, Europeas, etc.) o una combinación de ambas cosas en función de tu perfil inversión (fondos moderados, dinámicos o decididos, por ejemplo)”, explican en el blog de Allianz
  • Controlan y gestionan el riesgo: Este control de la gestión lo pueden hacer en función del binomio rentabilidad/riesgo de los activos donde invierten, atendiendo a eventos geopolíticos y cambios en políticas monetarias y fiscales o mediante el uso de derivados y límites de riesgo exigentes (volatilidad y VaR).
  • Ofrecen una gestión dinámica: Son productos muy flexibles ya que las decisiones del gestor no pasan por un comité inversor, y eso permiten que el gestor adapte su inversión a cada coyuntura económica y así como tener un objetivo muy parecido al de los productos de retorno absoluto.

“Requieren un horizonte temporal medio, de al menos dos o tres años. El objetivo es preservar capital a tres años”, explican en Olea.

Similitudes y diferencias: fondos multiactivos vs mixtos

Si bien los fondos multiactivos tienen en común que pueden invertir como los mixtos en diferentes tipos de activos, no lo hacen con proporciones concretas. Esa es una de sus grandes diferencias.

No en vano, los fondos mixtos, que se presentan bajo dos carcasas (mixtos de renta variable o de renta fija) están obligados a invertir una proporción de su cartera en estos activos. En concreto los de renta fija no pueden invertir más del 30% en renta variable, y los de renta variable deben invertir entre un 30 y un 70% en bolsa. Obligaciones que no tienen los productos multiactivos.

Además, los fondos multiactivos presentas más opciones en cuanto a los activos que pueden invertir. “Abren este abanico a otros tipos de activos y/o estrategias, y pueden combinar dentro de la cartera renta fija, renta variable, divisas, REITS, instrumentos derivados, que dota de más diversificación a la inversión”, afirman en el blog de SelfBank (Singular Bank).

¿Cómo identificar los fondos multiactivos?

En Inverco no hay una categoría como tal y en Morningstar se tiende a incluirlos en la categoría global de Allocation, que también incluye a los fondos mixtos así que el folleto es casi lo único que puede ayudar a diferenciar unos de otros.

No obstante, hay otras vías menos explícitas como por ejemplo el tracking error. “Lo normal es que los multiactivos tengan más tracking error que los mixtos tradicionales porque tienden a desviarse más de los índices de referencia”, explican en Olea.  También una pista la puede dar el nombre ya que muchos incluyen la palabra multiassets en sus denominaciones o la denominación de flexible dentro del universo de los mixtos.