Actualización del GS Global Fixed Income: características, posicionamiento y visión de mercado del gestor

, Actualización del GS Global Fixed Income: características, posicionamiento y visión de mercado del gestor
Foto cedida

El GS Global Fixed Income (Hedged) es un fondo de renta fija core. Solo invierte en deuda pública y privada con grado de inversión. El rating medio de la cartera de este producto, que este año disfruta de Sello FundsPeople, con la calificación Consistente, es de A+, su yield del 3,15% y su duración de 6,7 años. Destaca por su rentabilidad, estando en el primer percentil de su categoría. “La cartera es muy equilibrada y cuenta con una gran diversificación por emisores, por países y por sectores (694 líneas en total). Esto es importante para poder resistir los vaivenes del mercado, como los que hemos visto durante el 2020”, afirman los gestores de la estrategia.

El equipo de renta fija de Goldman Sachs AM cuenta con 613.000 millones de euros en activos bajo gestión (el GS Global Fixed Income dispone de un patrimonio que alcanza los 745 millones) y está liderado por 290 profesionales. “Es un equipo global, con presencia local, lo que nos permite realizar un análisis exhaustivo a nivel local, al mismo tiempo que la construcción de la cartera refleja todos los inputs globales. La gestión del riesgo es crucial. Para ello, nos ocupamos de distribuir el presupuesto de riesgo y monitorizarlo para que siempre esté en los rangos de presupuesto establecidos”.

El objetivo que se fijan en este producto que capitanea Hugh Briscoe es el de seleccionar los mejores bonos corporativos y gubernamentales de todo el mundo. “Buscamos aprovechar las oportunidades que se presentan en cuanto a valor relativo y de dislocación de precios a nivel global. Por sectores, invertimos en una gama amplia de bonos con grado de inversión”, revela. Los especialistas de Goldman Sachs AM determinan la exposición más adecuada a esos sectores para unas determinadas condiciones de mercado y de niveles de valoración.

Por sectores, están sobreponderados en un 27% en bonos corporativos con rating investment grade, mantieniendo una posición infraponderada de un 30% en bonos gubernamentales frente al índice. Por países, en estos momentos están sobreponderados en Estados Unidos, con un 52% de la cartera, seguido de Europa con un 27% y Japón con un 13%. En el equipo creen que, actualmente, tiene mucho sentido aumentar la exposición en global aggregate.

“Con el momento de ciclo de crédito en el que estamos, los inversores deberían asignar parte de su cartera a estos bloque core o estructurales dentro de la renta fija, al mismo tiempo que se diversifica subiendo el sesgo a una mejor calidad crediticia (exposición exclusiva a bonos con grado de inversión). Recomendamos a los inversores aumentar su asignación a este bloque estructural dentro de la renta fija, al mismo tiempo que se diversifica subiendo el sesgo hacia una mejor calidad crediticia con una exposición exclusiva a bonos con grado de inversión por dos razones: para reducir el riesgo de correlación con los mercados de renta variable en sus carteras y con el objetivo de amortiguar las fluctuaciones de sus carteras en caso de aumento de la volatilidad en los mercados, especialmente en caso de que tengan ya una asignación significativa en sus carteras en high yield, préstamos bancarios o renta fija emergente", indica Briscoe.
 
Según explican, los mercados de renta fija se caracterizan todavía por inusuales niveles de incertidumbre, pero como resultado de la respuesta de los gobiernos y bancos centrales, el apetito por el riesgo ha mejorado.
Desde la entidad creen que este entorno de bajos tipos de interés va a actuar de soporte para los mercados de renta fija debido a un aumento en la demanda de bonos corporativos por parte de los inversores que buscan obtener mayores rentabilidades frente a la deuda pública y esto va a implicar una mayor oferta para seleccionar emisores.  

"Después de un rally significativo en los activos de riesgo, el sentimiento de los inversores ha dado muestras de debilidad recientemente por el miedo a una segunda oleada del virus. Aconsejamos a los inversores enfocarse en las implicaciones a largo plazo de las acciones de los bancos centrales y los gobiernos como respuesta a la crisis, y en los beneficios de una cartera muy diversificada de renta fija de alta calidad", afirma el gestor.
 
Actualmente, el GS Global Fixed Income Hedged mantiene una posición sobreponderada en sectores apoyados por la Reserva Federal, como bonos de investment grade de Estados Unidos y deuda hipotecaria apoyada por las agencias americanas. "A estos niveles, creemos que el crédito corporativo todavía ofrece compensación a los inversores frente a un riesgo de recesión y de downgrades. Las valoraciones de los bonos corporativos europeos se encuentran en niveles atractivos actualmente. No esperamos tipos de interés negativos ni en EE.UU, ni en Reino Unido, y por tanto hemos infraponderado la duración en estos países", concluye.