Ideas para proteger la cartera frente al repunte de la inflación y los tipos de interés

repunte inflación proteger cartera, Ideas para proteger la cartera frente al repunte de la inflación y los tipos de interés
De izquierda a derecha y de arriba a abajo, Francisco Simón (Santander AM), Paloma Lorenzo (Fonditel), José María Yraola (BBVA AM), Laure Peyranne (Invesco) y Susana Sánchez (Bankia Fondos). Firma: FundsPeople.

De un tiempo a esta parte, la inflación se ha convertido en la incógnita que más divide a los inversores y, desde principios de año, el nerviosismo de los mercados ha empezado a reflejarse en los repuntes de las tires soberanas. ¿Estamos ante un inminente cambio de régimen, en el que el aumento de los precios obligará a las autoridades monetarias a aumentar los tipos de interés? ¿Y qué pueden hacer los inversores para protegerse? Varios gestores de renta fija comparten sus impresiones durante un encuentro virtual organizado por FundsPeople y patrocinado por Invesco.

“Cuando hablamos de inflación hay que diferenciar entre aspectos coyunturales y estructurales”, explica José Mª Yraola, responsable de Multiactivos en BBVA AM. “Debido al desplome de la inflación en el segundo trimestre de 2020, simplemente por los efectos de base, la inflación repuntará con fuerza en el segundo trimestre de este año, sobre todo en EE.UU. Sin embargo, y pese a la recuperación cíclica, a nivel mundial sigue habiendo mucho exceso de capacidad, por lo que es difícil que la inflación aumente de forma sostenida. Así que, estructuralmente, no anticipamos tensiones inflacionistas muy fuertes a lo largo del año”. De hecho, como recuerda el experto, “no hemos tenido inflación elevada en los últimos 20-30 años porque hay ciertos factores estructurales (factores demográficos, la globalización, la tecnología, etc.) que son muy deflacionistas y va a costar salir de esa dinámica”.

“Además, los bancos centrales ya han avisado de que no tomarán medidas hasta que los precios aumenten de forma consistente”, añade Susana Sánchez, a quien le preocupa más la reacción del mercado, que podría anticiparse y acabar provocando un aumento de tipos. “No me preocupan tanto los datos reales como la reacción del mercado, que es la que acaba disparando los procesos de subidas de tipos”, apunta la directora de Renta Fija y Fondos Garantizados en Bankia Fondos.

En este sentido, Francisco Simón opina que “el mercado siempre es muy impaciente e intenta retar a la Fed para que suba tipos. Y, al final, quien decide si sube tipos o no es la Fed. A nosotros nos puede preocupar que cometa un error de política monetaria pero, en este caso, el error sería anticiparse y subir tipos ante unos datos de inflación que serán temporales. Porque la recuperación todavía es incipiente, aún tiene que coger tracción y es vulnerable a cualquier shock”. Por este motivo, el responsable de Estrategia de Asignación Táctica en GMAS España en Santander AM cree que los bancos centrales “hacen muy bien en dejar pasar estos datos de inflación y dejar muy claro que, aunque los mercados se pongan nerviosos, esta inflación no será persistente”.

“Las autoridades monetarias están siendo muy claras en este sentido”, asegura Paloma Lorenzo. “Con la historia que tiene la inflación en mercados desarrollados en los últimos años, no van a levantar las medidas de política monetaria porque haya un pico de inflación puntual en los próximos meses. La gestora de renta fija en Fonditel cree que “con el tiempo, las masivas políticas fiscales que se están implementando acabarán generando inflación, pero eso será otro año”.

No solo crédito

En este entorno, ¿qué activos puede resultar interesante incorporar a las carteras? Susana Sánchez ve muchísimo valor en el crédito, “aunque no vale todo, hay que ser selectivos y ser conscientes de en qué sectores nos metemos”. Y pone como ejemplo el sector financiero subordinado: “Los AT1 están ofreciendo bastante valor en este inicio de 2021, se están comportando mejor que otros sectores y tampoco implican incurrir en un riesgo muy elevado”.

“El crédito sigue ofreciendo oportunidades, sobre todo el crédito con beta más alta en el actual entorno de recuperación cíclica, así que lo que haríamos sería incrementar la exposición a crédito y limitar la exposición a tipos de interés”, explica Francisco Simón, quien también ve valor en algunos mercados de crédito emergente, “siendo muy cuidadosos a la hora de seleccionar los títulos. Nos decantaríamos sobre todo por la parte en divisa local, porque la deuda en dólares (hard currency) está expuesta a los tipos de interés americanos”.

“Nosotros también pensamos que el crédito es atractivo, sobre todo si lo comparas con la liquidez y los bonos soberanos”, apunta José Mª Yraola. “Y en emergentes vemos valor en sus tres vertientes: tanto en deuda local como en dólares y corporativa”.

Pero no solo de crédito vive el gestor de renta fija. “Duraciones bajas, bonos ligados a la inflación, pendiente de la curva, apuestas relativas geográficas, compra de volatilidad en bonos en un entorno de fuerte repunte de tipos, activos descorrelacionados dentro de la renta fija como la deuda financiera o el crédito corporativo emergente…” son algunas de las estrategias que propone el experto.

“También puede ser interesante tratar de aprovechar el incremento de expectativas de inflación en la curva americana y jugar el break-even al alza”, comenta Paloma Lorenzo. “Tratar de aprovechar la subida de los tipos de interés reales, de tal forma que minimices el impacto negativo y aproveches lo positivo de la inflación al alza”.

Susana Sánchez señala otro tipo de activo que han empezado a perseguir últimamente: los bonos flotantes. “Hasta ahora, en un escenario de tipos a la baja, no le veíamos tanto atractivo, pero ahora sí que nos resulta interesante invertir en estos instrumentos que van reseteando el cupón conforme va subiendo el euríbor”. “Y mantener un buen colchón de liquidez”, añade, “ya que, por un lado, le da estabilidad a la cartera y modera la volatilidad y, por otro lado, nos prepara para cuando surjan oportunidades interesantes”.

“Lo que se busca al final es tener mucha diversificación en las carteras”, asegura Laure Peyranne, responsable de ETF en Invesco para Iberia, Latinoamérica y US offshore, para quien el papel de un proveedor de ETF consiste precisamente en ofrecerles a los gestores nuevas ideas para diversificar. “Por ejemplo, en Invesco hemos lanzado recientemente un ETF de bonos municipales estadounidenses. Los munis sujetos a impuestos son un tipo de activo muy correlacionado con el crédito investment grade, pero que resultan más atractivos porque ofrecen alta calidad crediticia, una baja tasa de impago y una rentabilidad interesante”. Y aportan otra ventaja: “Son una clase de activo muy atractiva para aseguradoras, por ejemplo, porque están sujetos a unos requisitos de capital mucho más bajos que el investment grade estadounidense, según Solvencia II”.