Juan Carlos Ureta (Renta 4): “Las bolsas se mueven más por flujos de liquidez que por crecimiento económico o beneficios”

, Juan Carlos Ureta (Renta 4): “Las bolsas se mueven más por flujos de liquidez que por crecimiento económico o beneficios”
Cedida

Las bolsas han pasado por tres fases desde la aparición del coronavirus. Según Juan Carlos Ureta, presidente de Renta 4 Banco, una primera de “shock apocalíptico” durante el mes de marzo ante la amenaza global; la segunda en la que nos encontramos actualmente, que es de “alivio” por las medidas adoptadas para hacerla frente; y la tercera fase que comienza, que es la de “análisis”, para hacer los números y establecer las nuevas bandas de valoración de los activos en el mundo post COVID-19. 

En su opinión, ha habido dos efectos que “han amplificado el alivio y lo han transformado en euforia”. El primero ha sido el miedo a quedarse fuera del mercado, por lo que muchos inversores se han sumado al mercado con las subidas. Y el segundo ha sido la cancelación de las posiciones cortas. “Es lo que ha amplificado esta subida en las bolsas”, considera Ureta. Además de lo anterior, cree que también ha influido la liquidez extraordinaria inyectada por los bancos centrales con sus medidas de choque, amplificando mucho tendencias ya vistas antes del COVID-19. “Hay una correlación muy fuerte entre la liquidez inyectada por los bancos centrales y las cotizaciones, estamos en bolsas más movidas por los flujos de liquidez que por el crecimiento económico o de los beneficios empresariales”, ha alertado. Esto ha creado divergencias entre las bolsas americanas y las restantes, y la concentración creciente de los flujos de inversión en favor de las grandes tecnológicas.

Economía post COVID-19

Según el experto, cuando termine la pandemia habrá dos formas distintas de ver la crisis del coronavirus. La primera es “considerarlo como un shock externo, sobrevenido y pasajero, que una vez sea vencido no dejará huella, volviendo la economía a funcionar perfectamente”. La segunda es pensar que el COVID-19 “ha llegado en una economía que estaba en una profunda transformación y que tenía algunos problemas que la pandemia ha amplificado. Una economía sobre endeudada y con unos mercados de activos sobre comprados”.

Este último escenario es el que visualiza Ureta, que opina que harán falta no solo medidas de choque sino medidas estructurales, de transformación, de corrección de los desajustes que había ya en la economía. “Nosotros pensamos que esta crisis es muy transformacional y tendrá efectos en cascada que no será tan fácil que se resuelvan en dos o tres años. “Todas las medidas de choque generan más deuda y la deuda limita el crecimiento futuro”, ha recalcado.

Dónde invertir

En este marco, “la economía se tiene que reinventar”, ha dicho Ureta, que señala como activos de inversión fundamentalmente la renta fija corporativa y la renta variable. En definitiva, empresas que enlacen con dinámicas de crecimiento largo de la economía, porque a corto plazo piensan que habrá contracción.

“El activo ganador donde hay que estar invertido son las empresas”, ha señalado, lo que en Renta 4 denominan como “quality compounders”. Para la entidad, las empresas de calidad son compañías con crecimientos sostenibles porque están en megatendecias, tecnológicas, del sector salud o vinculadas a estilos de vida. También son negocios que exigen que tengan barreras de entrada y hayan demostrado que han tenido márgenes elevados y estables por su ventaja competitiva.

Ureta ha aprovechado para lanzar una crítica contra el value: “Es una palabra muy de moda, inflacionada. A final, es comprar una compañía barata pero se trata de comprar crecimiento sostenible en el tiempo”, ha justificado.

En su opinión, “las bolsas descuentan un escenario francamente optimista y se han ido a la parte alta de la banda". Según los cálculos de la entidad, el precio objetivo del S&P 500 serían los 2.720 puntos; del EuroStoxx 50, los 3.443 puntos; del Ibex, los 9.346 puntos; y del Dax, los 11.600 puntos.