La falta de información y las comisiones copan las grandes quejas de los inversores de fondos

Bolígrafo rojo
Visentico Sento, Flickr, Creative Commons

La CNMV publica cada año la Memoria de Reclamaciones en la que recoge la actividad realizada por el supervisor en la resolución de las reclamaciones y quejas de los inversores sobre las entidades y productos con los que operan y la atención que reciben en el ámbito de la prestación de servicios de inversión. A principio de agosto publicó la correspondiente al año 2021 y de ella se extrae que las quejas que copan las relaciones de los inversores siguen siendo las mismas que las de los últimos años: la información que las entidades facilitan sobre un producto concreto y las comisiones que se aplican.

En concreto, en las 851 reclamaciones concluidas en 2021 se contabilizaron un total de 1.109 causas de reclamación, destacando las relativas a la información facilitada sobre el producto después de su contratación (23,3 %), las comisiones cobradas por las entidades (21,4 %) y las órdenes de compraventa de los productos (21 %).

Dónde crecen y dónde caen

Si bien las causas son muy similares a las vistas en 2020 se ha visto un aumento de las reclamaciones relacionadas con los test de idoneidad que aplican las entidades para conocer el perfil y el riesgo que pueden asumir los inversores que quieren contratar un producto financiero. "Es frecuente que los inversores se muestren disconformes con las respuestas recogidas en los test de conveniencia realizados por las entidades, alegando ciertas irregularidades en su cumplimentación, tales como la entrega de test prerrellenos por las entidades, o cuestionando la veracidad de algunas de las respuestas", explica el organismo supervisor.

En concreto, en 2021 se recibieron un total de 113 reclamaciones relacionadas con estos test, frente a las 96 de 2020. No obstante, también crecieron mucho las recibidas respecto a las órdenes de compraventa, comisiones e información posterior, mientras que decayeron las recibidas por  problemas relacionados con la información previa que se da antes de contratar un producto y los traspasos.

En cuanto al tipo de producto reclamado, un 41,1 % de las causas de reclamación resueltas estaba relacionado con instituciones de inversión colectiva (IIC), mientras que las restantes aludían a otro tipo de valores mobiliarios, como instrumentos de capital, bonos u obligaciones y derivados financieros. La cifra es muy inferior a la vista en 2020 ya que ese año, más de la mitad de las causas de reclamaciones estaban relacionadas con IIC.