La rebaja del rating de garantes condiciona la estrategia en garantizados

Caixa Catalunya ha terminado el primer trimestre de 2009 con un saldo neto de 330 millones de euros captados en fondos garantizados, convirtiéndose en líder por captaciones en esta categoría. La entidad ha superado a entidades de mayor tamaño gracias a su oferta de fondos que ofrece una remuneración fija atractiva, por encima de la de los depósitos. Pero la caja catalana lo tendrá a partir de ahora un poco más difícil para continuar lanzando garantizados.

A principios de abril comunicó a la CNMV que la agencia de calificación financiera Fitch rebajaba su rating a largo plazo de "A" hasta “BBB+”, calificación por debajo de la que marca el supervisor como mínima para los garantes de fondos garantizados. Aunque el recorte no afecta a los 18 garantizados de la caja, sí condicionará los lanzamientos futuros, ya que la caja deberá buscar otra entidad que le realicé las labores de garante, algo especialmente difícil en estos momentos en que ningún banco o caja quiere asumir nuevos riesgos financieros. “La prima que te pide cualquier entidad por hacer de garante mata de raíz cualquier posibilidad de ofrecer una rentabilidad atractiva en un producto asegurado”, reconoce el máximo responsable de una gestora española activa en garantizados.

El caso de Caixa Catalunya no es el único. De las diez entidades con más captaciones netas en garantizados durante el primer trimestre, cinco han sufrido recortes por debajo del rating mínimo o cuentan con una calificación que se sitúa al límite de esa barrera mínima. Es el caso de Caixa Manresa, Banco Cooperativo, Caja Asturias o Caja Vital. Es decir, se trata de entidades que activamente han apostado por los garantizados en esta primera parte del año y que pueden ver congelada su política de lanzamientos si se produce un nuevo recorte en la calificación.

Entre las entidades más afectadas por contar con un rating al borde del mínimo exigido para actuar como garante también destacan algunas de las que más entradas brutas han recibido en el trimestre, aunque después se vieran penalizadas por los reembolsos debido al vencimiento de algunas garantías, lo que ha penalizado su saldo neto al final del trimestre. Es el caso de Caja Navarra, Bankinter y Caixa Galicia. En este último caso. La entidad anunció ayer la rebaja de rating como garante, lo que le imposibilita seguir ofreciendo nuevas garantías en futuros productos.

Ante el riesgo de perder esa calificación mínima para garantizar, las entidades con ratings al límite de los mínimos se están planteando lanzar su oferta de garantizados en esta primera mitad del año.

Entre las entidades con mayor volumen de captaciones netas en el trimestre y que se encuentran en mejores condiciones, por contar con un rating suficiente para continuar lanzando garantizados, destacan La Caixa, Deutsche Bank, BBK y Unicaja. Si se analizan los grupos que más han captado en garantizados, en términos bruto, en estos tres meses vuelve a aparecer La Caixa, junto a BBVA.

El negocio de los garantizados en el primer trimestre