Las bolsas de los países nórdicos: el gran filón europeo de Nordea

En 2010, las bolsas de los países nórdicos ofrecieron revalorizaciones cercanas al 25%, una cifra más que atractiva si se compara con las ofrecidas por las de otros activos, sobre todo los libres de riesgo. Además de las cifras, su atractivo reside en el acceso a un amplio abanico de sectores, así como a compañías internacionales con grandes cuotas de mercado, un ambiente político estable, valoraciones atractivas, y una gran transparencia y apuesta en la creación de valor para los inversores. “Antes de que otras firmas europeas o estadounidenses incrementaran su presencia en el mundo emergentes, las compañías nórdicas, como Nokia, H&M o Atlas Copco, ya lo hacían”, comenta Martin Nilsson, gestor del fondo Nordea 1-Nordic Equity, señalando que ahora el peso del negocio en Europa, aunque sigue siendo clave, disminuye su importancia frente al de otros continentes.

Además, el ambiente inversor es propicio gracias a su exceso de capital. “En 2008 las compañías recortaron costes; ahora han visto incrementados sus niveles de cash flow y aumentarán sus beneficios y esa riqueza de capital aumenta su atractivo de cara a posibles operaciones de fusiones y adquisiciones”, comenta, añadiendo que las firmas de esta región están usando ese exceso de capital para crecer.

Para el gestor, el escenario de cara a 2011 es positivo, aunque no plano. “Problemas como el de Irlanda tendrán su efecto en el sentimiento, pero somos positivos para el final del año próximo” en la región, cuyos países aúnan ahorro y crecimiento similar al del mundo emergente, pero sin los problemas de inflación, con la excepción de Noruega, debido a su exposición a las materias primas, pero “podrá gestionarlo”. Además, las firmas nórdicas apuestas por la autofinanciación y la salud de sus balances.

El mejormercado del siglo XX

Por países, el fondo expone el 37,42% de sus activos a Suecia, en línea con el peso del país en la capitalización de mercado de toda la región, especialmente en el sector industrial, financiero, de salud y nuevas tecnologías. Además, la corona sueca ha sido responsable de un 6% del 25% total de revalorización de su mercado bursátil, el de más éxito en todo el siglo XX a nivel global. “Vemos la divisa con gran fortaleza frente al euro y el dólar”, comenta Nilsson. El país se beneficia del leve crecimiento europeo y del de los mercados emergentes, contando a su vez con un crecimiendo de entorno al 8%, en línea con el de los BRIC.

Noruega, con más del 22% del fondo, es el segundo mercado por posiciones y aquél en el que el gestor es más optimista para el próximo año, ya que “sólo supone el 1% de la capitalización de mercado mundial, pero cuenta con una población de seis millones de habitantes”, en un mercado donde la mayoría de empresas son de energía y materiales. En tercer lugar está Finlandia, con el 19% de los activos en firmas de telecomunicaciones, nuevas tecnologías o industriales. Según Nilsson, es el país que más se beneficia de las necesidades de Rusia. Dinamarca es el cuarto país, con más del 16% de peso.

“El fondo permite aprovechar el potencial de crecimiento de una de las zonas del mundo más orientadas al futuro, innovadoras y prósperas”, comenta Nilsson. A la hora de construir el portfolio, sigue varios pasos, empezando por la monitorización (comparación de compañías, foco cuantitativo en las ganancias y las tendencias de precios), siguiendo por el análisis fundamental, a través de la visita de 200 compañías al año, en Suramérica, Asia y Europa, así como el estudio de sus clientes y suministradores y con un enfoque en la estructura de propiedad. El tercer paso es la valoración, de la que se encargan seis analistas, y el cuarto es la selección. “Preferimos firmas con track record probado y una buena gestión”, comenta Nilsson, que afirma que actualmente cuentan con 66 firmas en cartera, al máximo de su rango, entre 50 y 70. “Hay muchas cosas que están sucediendo en el ámbito de la renta variable y han surgido muchas oportunidades”, comenta el gestor del fondo.

Por sectores, el mayor peso es para firmas industriales, seguidas de financieras como Swedbank o Nordea Bank, y consumo discrecional. Por compañías, la de mayor peso es Nokia, junto a Novo Nordisk y H&M. Destaca también Yara, una firma de fertilizantes que se verá impulsada por la subida de precios en las soft commodities.