Las grandes convicciones de los responsables de las gestoras internacionales para invertir en renta fija en 2021

Patrocinadores FundsPeople
FundsPeople

La Inversión Socialmente Responsable (ISR) se ha convertido en la gran apuesta para invertir en renta fija en 2021. Así se desprende de la IX edición del sondeo que cada año realiza FundsPeople a los máximos responsables de las entidades extranjeras en España para conocer sus principales recomendaciones de inversión de cara al próximo año. El estudio, que en esta ocasión ha contado con la participación de 20 gestoras, arroja que el 35% (siete profesionales) se decantan por un fondo sostenible como primera opción, lo que supone un giro radical con respecto a los resultados de hace un año, cuando solo uno había seleccionado un producto de este tipo. Entre los productos elegidos que siguen esta filosofía figuran estrategias globales, de impacto, que invierten en bonos verdes o de corto plazo.

Tras esta tipología de producto aparecen los fondos de renta fija global tradicionales, elegidos por el 30% de los encuestados. La mayoría son estrategias flexibles, que hacen una asignación muy dinámica de las inversiones para navegar con éxito por un mercado que se ha vuelto nuevamente complicado. Le siguen en el ranking de recomendaciones los productos de renta fija emergente (20%), europea (10%) y renta fija americana (5%). Siguiendo un orden alfabético (en función del nombre de la entidad), les desvelamos cuáles son los fondos concretos escogidos por los máximos responsables de las gestoras internacionales como principal recomendación de inversión para el próximo año y los motivos que les han llevado a decantarse por dicha estrategia.

Marta Marín: Amundi Responsible Investing Impact Green Bond

Marta Marín (Amundi)

Según la directora general de Amundi Iberia, la pandemia hará que los fondos de impacto pasen a estar en primer plano, ya que los inversores se volverán muy sensibles a alcanzar, a través de sus inversiones, una mejora positiva y concreta de las cuestiones sociales y los desafíos ambientales. “En ese sentido, el Amundi Responsible Investing Impact Green Bond permite realizar un seguimiento de las inversiones en la lucha contra el cambio climático y cuantifica y mide los beneficios medioambientales en términos de toneladas de CO2 evitadas por cada millón de euros invertidos. Para ello, invierte en bonos verdes que cumplen con los criterios definidos por los Principios de los bonos verdes en relación con: la descripción y gestión del uso de los fondos; el proceso de evaluación y selección de proyectos; la gestión de los fondos recaudados, y la presentación de informes”, explica.

Beatriz Barros de Lis: AXA WF Global Strategic Bonds

Beatriz Barros de Lis (AXA IM)

Como alternativa robusta para invertir la parte más cauta de las carteras, la directora general de AXA IM para España y Portugal destaca el AXA WF Global Strategic Bonds. “El fondo entró en la crisis del coronavirus bien posicionado, con duración de alta calidad y un gran colchón de liquidez. En la recuperación, el gestor ha ido rotando ante las oportunidades atractivas en segmentos como high yield, deuda subordinada o mercados emergentes. El fondo ofrece una exposición flexible, dinámica y diversificada a la renta fija mundial, buscando la protección del capital. En resumen, hablamos de un fondo cauto de renta fija flexible, que se adapta a la situación de mercado. La ausencia de estrategias alternativas (apuestas en divisas, duraciones negativas…) le hacen tener unos retornos más predecibles y menos volátiles”.

Aitor Jauregui: BSF ESG Euro Bond Fund

AitorJauregui

El responsable de BlackRock para España, Portugal y Andorra elige el BSF ESG Euro Bond Fund, producto gestionado por Michael Krautzberger y Ronald van Loon, que se apoyan en el equipo de renta fija europea de la gestora aplicando el mismo enfoque de selección de valores, estrategias de valor relativo y control de la duración y el riesgo del resto de estrategias que gestiona el equipo. “La galardonada estrategia BGF Euro Bond da un paso más al seleccionar de su universo de inversión las empresas con mejores estándares ESG. La integración de los aspectos ESG abarca el uso de información cualitativa y cuantitativa en los procesos de inversión, con el objetivo de mejorar la toma de decisiones de inversión. El fondo invierte al menos un 80% en renta fija con calidad crediticia de grado de inversión y su rating medio suele ser A o superior”, destaca del producto Aitor Jauregui.

Sol Hurtado: BNP Paribas Sustainable Enhanced Bond 12M

Sol Hurtado de Mendoza

Para la directora general para España y Portugal en BNP Paribas AM una solución sostenible en renta fija podría ser el BNP Paribas Sustainable Enhanced Bond 12M. “Se trata de una cartera flexible de bonos a corto plazo, con el beneficio añadido de que contribuye con el medio ambiente. Busca conseguir una rentabilidad superior a la del mercado monetario de la eurozona, a través de la gestión activa de bonos a corto y medio plazo denominados en euros. Al existir una variedad tan amplia de emisores, a nuestro equipo no le resulta difícil encontrar oportunidades tácticas en el mercado. Además, el fondo emplea un enfoque de inversión sostenible a través del cual evalúa a los emisores en función de estrictos criterios medioambientales, sociales y de gobierno corporativo (criterios ESG). Se trata de un fondo de más de 2000 millones de euros de patrimonio”.

Sasha Evers: BNY Mellon US Municipal Infraestructure Debt Fund

Sasha Evers (BNY Mellon IM)

Gestionado por la gestora Mellon, este fondo invierte en bonos emitidos por gobiernos estatales y municipales de EE.UU. “El capital que se obtiene con estos bonos suele utilizarse para financiar proyectos de infraestructuras locales. El mercado de bonos municipales es amplio y líquido, con más de 55.000 títulos y un tamaño total de 3,8 billones de dólares. Actualmente, los bonos municipales ofrecen rendimientos superiores a los de los bonos corporativos estadounidenses equivalentes. Además, la calidad crediticia media en el mercado de bonos municipales suele ser superior a la del mercado de bonos corporativos con grado de inversión de EE.UU. Por eso, los bonos municipales resultan atractivos en términos de rentabilidad-riesgo (rendimiento ajustado por la calidad crediticia). Los inversores internacionales invierten cada vez más en esta clase de activo por las ventajas de diversificación que ofrece”, indica el director general de BNY Mellon IM para Iberia y Latinoamérica.

Mario González y Álvaro Fernández: Capital Group Global Corporate

Mario_Gonzalez_y_Alvaro_Fernandez_Capital_Group

Los corresponsables de desarrollo de negocio de Capital Group para Iberia destacan para el 2021 el Capital Group Global Corporate, “un fondo de crédito corporativo y 100% grado de inversión con ocho años de track record y resultados muy competitivos y consistentes. El producto se caracteriza por su sencillez, sin cajas negras ni uso de derivados y sus límites bien definidos y sin sorpresas: rango de tracking error entre 100-250 puntos básicos, duración +-1 año respecto al índice y un objetivo de exceso de retorno de 100-150 puntos básicos. El fondo se centra en proporcionar rentabilidad superior al índice mediante la selección de bonos corporativos de grado de inversión de una manera bottom up e integrando un marco ESG basado en UN Global Compact. Pensamos que es una muy buena opción para aquellos inversores que quieran una posición de renta fija de calidad en sus carteras con rentabilidades ajustadas al riesgo atractivas”.

Rubén García Páez: Threadneedle (Lux) European Social Bond

rubenLa estrategia con la que se quedaría Rubén García Páez es el Threadneedle (Lux) European Social Bond, fondo lanzado 2017 que, según afirma el responsable de Columbia Threadneedle para Iberia y Latinoamérica, fue el primero de su clase en Europa. “El fondo genera una rentabilidad financiera e impacto social invirtiendo en valores de deuda corporativa de toda Europa, que se centran específicamente en apoyar resultados positivos para la sociedad en su conjunto, sin sacrificar la rentabilidad para el inversor. En Columbia Threadneedle estamos convencidos de que los inversores no tienen por qué sacrificar rentabilidad para conseguir un impacto social positivo. Las prioridades de los inversores se están desplazando no sólo hacia la A (factores ambientales) del acrónimo ASG, sino ahora también hacia la S (factores sociales). Aunque el mercado todavía está evaluando las consecuencias a largo plazo de la pandemia, esta ha hecho que los aspectos ASG (en especial, el gran impacto social del COVID-19) cobren todavía mayor importancia para la prosperidad financiera. La regulación y la supervisión relacionadas con las emisiones y la responsabilidad social probablemente aumentarán”, augura.

Mariano Arenillas: DWS Eurozone Bonds Flexible LD

Mariano Arenillas (DWS)

Tras el shock de liquidez y ampliación de spreads que supuso el estallido de la crisis del COVID 19 a finales del primer trimestre de 2020, la rápida intervención de los bancos centrales ha hecho que la situación se normalice, y a finales de 2020 la mayor parte de los bonos han recuperado los niveles de diciembre de 2019. “Por lo tanto, nos encontramos de nuevo un escenario de rentabilidades negativas en los bonos de gobierno de la eurozona y bajos retornos en el mundo del crédito de empresas. Ante este escenario, recomendamos estrategias de renta fija flexibles y activas como el DWS Eurozone Bonds Flexible LD. Con riesgo tres sobre siete busca combinar las mejores ideas de crédito y gobiernos de DWS con flexibilidad en cuanto a la duración, pudiendo explorar con límite del 25% el mundo emergente y high yield, pero eso sí, sin asumir riesgo de divisas”, indica Mariano Arenillas, responsable de DWS para Iberia.  

Sebastián Velasco: FF Euro Short Term Bond Fund

018

La elección de Sebastián Velasco es el FF Euro Short Term Bond, un fondo que invierte principalmente en deuda pública y bonos corporativos denominados en euros a corto plazo. “Su rentabilidad depende de las posiciones en la curva de tipos y las asignaciones de activos, sectorial y de valores. El objetivo de los gestores para 2021 será buscar oportunidades en las que la mayor parte del rendimiento se genere por el ajuste de los spreads frente al carry, siendo las valoraciones el motor clave del posicionamiento. Asimismo, ven oportunidades en empresas de alta calidad que tengan amplia liquidez y fundamentos sólidos, sobre todo en sectores que están en condiciones de recuperarse a corto plazo de la desaceleración económica, como el de las bebidas o el sanitario, así como el financiero, que está barato”, destaca el director general de Fidelity para España y Portugal.

Lucía Catalán: GS Global Fixed Income Hedged

Lucía Catalán (Goldman Sachs AM)

Tal y como apunta la directora general de Goldman Sachs AM para Iberia y Latinoamérica, este fondo es el buque insignia de la gestora dentro de la categoría de renta fija global. “En el momento del ciclo de crédito en el que estamos, los inversores deberían asignar parte de su cartera a este bloque core dentro de la renta fija, al mismo tiempo que se diversifica subiendo el sesgo a una mejor calidad crediticia con exposición exclusiva a bonos con grado de inversión. El GS Global Fixed Income Hedged cuenta con 5 estrellas Morningstar y figura como líder a uno, tres y cinco años. Lo gestiona el equipo de renta fija global de GSAM, uno de los mayores inversores en renta fija en el mundo. La gestión del riesgo es crucial, para ello el equipo gestor se ocupa de distribuir el presupuesto de riesgo y monitorizarlo para que siempre esté en los rangos de presupuesto establecidos. El estilo de gestión combina por un lado nuestra visión macro sobre su atribución por países, divisas y sectores, unido a un análisis riguroso de tipo fundamental en la selección por emisores”, explica.

Íñigo Escudero: Invesco Emerging Markets Local Debt Fund

In_CC_83igo

Para el director de Invesco para Iberia, Latinoamérica, EE.UU. Offshore e Israel, el escenario económico actual se presenta propicio para los mercados emergentes. “La combinación de la esperada ecuperación económica de los países desarrollados, junto con la debilidad del dólar, proporciona un marco apropiado para la renta fija emergente en divisa local. Además, si algo nos ha dejado claro el 2020 es que los emergentes están mucho más preparados para afrontar los problemas que en crisis anteriores. Para invertir en renta fija en divisas locales de los mercados emergentes tenemos el Invesco Emerging Markets Local Debt Fund. El equipo gestor trata de lograr rentabilidades superiores a la media pero con un estricto control de riesgos, ya que el objetivo es minimizar el potencial de pérdidas, incluso renunciando a oportunidades que podrían generar una rentabilidad mayor pero con un riesgo más alto. Gracias a esta política ha batido consistentemente a su índice de referencia”.

Martina Álvarez: Janus Henderson Strategic Bond

Martina Alvarez (Janus Henderson)

Dado el carácter conservador del ahorrador español, la directora de Ventas de Janus Henderson para Iberia considera que el Janus Henderson Strategic Bond puede ser una opción a tener en cuenta. “La estrategia cogestionada por John Pattullo y Jenna Barnard cuenta con más de 15 años de historia y activos de casi 8.000 millones de dólares. Con un objetivo de renta no garantizado del 3,5%, es alternativa al actual entorno de crecimiento y tipos bajos. Invierte en un amplio abanico de activos de renta fija, únicamente en mercados desarrollados. Criterios de ESG y liquidez hacen que el equipo se centre en emisores que se beneficien de tendencias estructurales (economía moderna) y tengan ingresos estables. La gestión de la duración (típicamente entre 2 y 9 años) es otra fuente de rentabilidad de la estrategia”, destaca.

Javier Dorado: JPM Global Bond Opportunities Sustainable Fund

javier

En un entorno tan complicado para la renta fija al director general de J.P.Morgan AM le parece aconsejable apostar por una estrategia flexible y dinámica, donde el equipo gestor sea capaz de invertir en todo el universo de renta fija. “El JPM Global Bond Opportunities Sustainable es un fondo de renta fija que invierte en nuestras mejores ideas a lo largo de todos los sectores de una manera flexible y dinámica. Tiene un objetivo de rentabilidad total y la estrategia busca generar la mayor rentabilidad posible con una gestión disciplinada del riesgo. El equipo gestor tiene pocas restricciones, puede tomar posiciones cortas en duración y moverse libremente entre todos los sectores de renta fija sin la obligación de tener posición en un determinado mercado o sector. Se trata de un fondo explícitamente sostenible, aplicando una integración completa de ESG, una serie de exclusiones y un sesgo positivo hacía las mejores características de ESG. La estrategia ha obtenido excelentes resultados desde su lanzamiento”.

Alicia García: M&G (Lux) Emerging Markets Bond Fund

Alicia García (M&G)

A pesar de la crisis del coronavirus, que ha impactado a todas las regiones a nivel global, la responsable de M&G para España, Portugal y Andorra considera que los fundamentales de inversión a largo plazo para la renta fija emergente siguen pareciendo atractivos (crecimiento a largo plazo, demografía, deuda sobre PIB…). “Además, y siempre con la vista en el largo plazo, la clase de activo cuenta con el apoyo de unas políticas monetarias muy acomodaticias de los bancos centrales y, en el caso de las economías más débiles, con el apoyo financiero de las instituciones internacionales. Tampoco podemos obviar las mayores rentabilidades que ofrece esta clase de activo, especialmente en un entorno de muy bajos rendimientos en los mercados desarrollados. Nuestra apuesta es el M&G (Lux) Emerging Markets Bond, liderado por Claudia Calich, una de las mayores expertas en emergentes del mercado. El fondo cuenta con toda la flexibilidad posible de posicionamiento respecto a geografías, divisas, bonos gubernamentales y crédito. Esto, además de proporcionar un gran nivel de diversificación, permite acceder al mejor valor relativo dentro de cada región y subclase de activo”.

Almudena Mendaza: Mirova Euro Green and Sustainable Bond Fund

La directora de Ventas de Natixis IM para Iberia destaca que este fondo invierte mayoritariamente en renta fija con grado de inversión aplicando un enfoque top down y bottom up para seleccionar emisores, combinando criterios ESG con los financieros. “Invierte tanto en bonos verdes, como en bonos sociales. Se gestiona de forma activa para proporcionar una cartera diversificada de valores de deuda. El estilo de gestión de Mirova se rige por su convicción basada en un enfoque ISR, en el que hace una evaluación financiera adicional para valorar la contribución de los emisores para la consecución de los objetivos principales de desarrollo sostenible (la lucha contra el cambio climático, la reducción de la contaminación, la conservación de los recursos naturales y la biodiversidad, el fomento de la salubridad y el bienestar de las poblacione…). El horizonte mínimo de inversión recomendado es de dos años”.

Laura Donzella: Nordea 1 Conservative Fixed Income Fund

Laura_Donzella_2016_02

Según la responsable de Ventas de Nordea AM para Iberia, Latinoamérica y Asia, la estrategia Conservative Fixed Income, lanzada en mayo de 2020, nace como una alternativa al efectivo, dado el actual entorno de tipos negativos, así como a los fondos tradicionales de bajo riesgo en renta fija. “La cartera invierte de forma flexible y equilibrada en renta fija global y divisas, con una exposición máxima a deuda high yield del 25%. Se trata de una solución muy conservadora, que busca ofrecer retornos positivos con bajo riesgo, ofreciendo protección y diversificación ante caídas de mercado. Además, la cartera es liquidable en un solo día y mantiene una estructura de costes muy competitiva”, apunta Laura Donzella.

Gonzalo Rengifo: Pictet Chinese Local Currency Debt

Gonzalo Rengifo (Pictet AM)

La rentabilidad a vencimiento en bonos soberanos de mercados desarrollados sigue escasa y, según Gonzalo Rengifo, los próximos cinco años puede suponer pérdidas de capital descontando inflación. “La deuda de emergentes debe comportarse mejor. En concreto los bonos en renminbi de China son más atractivos. Las presiones inflacionarias en China son bajas y su banco central tiene margen para relajar la política monetaria.  Además, esta deuda ya está en los índices principales, con muy baja correlación a los tipos de interés de EE.UU, lo que favorece su uso como fuente de diversificación. El Pictet Chinese Local Currency Debt se centra en bonos soberanos grado de inversión, con un equipo que gestiona deuda local China desde Hong Kong. Los criterios ASG están integrados. Tiene fuerte sesgo hacia la calidad, con un 90% de los bonos invertidos grado de inversión, para lo que utiliza metodología propia de calificación”, destaca el director general de Pictet AM para Iberia y Latinoamérica.

Ana Claver: Robeco Global Total Return Bond

Tal y como explica la responsable de Robeco para Iberia y Chile, el Robeco Global Total Return Bond es un fondo gestionado de forma activa que invierte globalmente en bonos corporativos y gubernamentales de mercados desarrollados, pero que también tiene la flexibilidad de invertir en deuda emergente. La selección de estos bonos se basa en un análisis fundamental. “El fondo tiene como objetivo ofrecer una rentabilidad total atractiva, también ajustada al riesgo. El fondo persigue una política de duración activa con el objetivo de limitar las pérdidas cuando los rendimientos de los bonos aumentan y mejorar los beneficios cuando caen los rendimientos. Las posiciones activas en divisas forman parte de la estrategia de inversión”, destaca del producto.

Carla Bergareche: Schroder ISF Global Credit Income

Unknown

“Desde hace tiempo creemos que el panorama de bajísimos tipos de interés iba a durar muchos años, y el COVID-19 no ha hecho más que ampliar este horizonte, con unos gobiernos más endeudados que nunca. En este entorno tenemos una marcada preferencia por los bonos corporativos de calidad, con grado de inversión, frente a los menor calidad o alto rendimiento. Vemos oportunidades tanto en EE.UU, debido al amplio número de emisiones que estamos viendo, en Europa, ya que a pesar de unas valoraciones aparentemente estrechas, los fundamentales nos han sorprendido positivamente (tal vez debido a las bajas expectativas) y sobre todo en mercados emergentes en dólares, ya que sus valoraciones son atractivas y esperamos que se beneficien de la esperada caída del dólar. Para aprovechar la oportunidad, creemos en un enfoque global y flexible, con un equipo experto y un historial demostrado, como el del Schroder ISF Global Credit Income”, señala la directora general de Schroders para España y Portugal.

Álvaro Cabeza: UBS China Fixed Income

De acuerdo con el responsable de UBS AM para Iberia, en el nuevo paradigma de la economía global, China dejó de ser una inversión oportunista para ser estructural. “Poco a poco las carteras globales van integrando China como una inversión independiente, principalmente en lo que se refiere a renta variable. No obstante, esa integración todavía no se ha extendido al universo de la renta fija… Nosotros creemos que es una cuestión de tiempo, ya que los argumentos para hacerlos son abrumadores tanto desde una perspectiva de diversificación como de rentabilidad. Probablemente, el argumento de compra más relevante, a parte de la rentabilidad, es la baja correlación del mercado de renta fija china con los mercados extranjeros, debido a la baja participación extranjera, la mentalidad de mantener bonos hasta vencimiento dentro del sistema bancario chino y la política monetaria independiente de China”, concluye Álvaro Cabeza.