Los hedge funds de criptodivisas duplican su patrimonio durante la pandemia

Bitcoin
Aleksi Räisä, Unsplash

Las criptodivisas se han ganado en los últimos años un hueco cada vez mayor en los medios especializados y también en las carteras de unos clientes a los que cada vez les cuesta más obtener rentabilidades positivas en los mercados tradicionales. Y esa mayor demanda de las criptodivisas ha disparado también el número de hedge funds especializados en ellas, a los que desde la Alternative Investment Association (AIMA) llaman Crypto hedge funds.

Esta asociación, en colaboración con PwC y Elwood Asset Management, ha publicado su tercer informe anual sobre los hedge funds especializados en criptos y estima que en 2020 este tipo de productos casi duplicó su patrimonio, al pasar de los 2.000 millones de dólares a los 3.800 millones.

«Esperamos que los flujos de entrada en los fondos de cobertura de criptomonedas sigan aumentando en los próximos meses a medida que más y más inversores institucionales decidan asignar a este espacio de rápido crecimiento», afirma Henri Arslanian, PwC Crypto Leader. Y explica que esta previsión responde a la idea de que «para muchos inversores institucionales, una asignación a un fondo de cobertura de criptomonedas es el primer paso natural de su viaje a las criptomonedas, ya que les permite observar y aprender sobre la clase de activos a través de un vehículo y una estructura con los que están familiarizados y se sienten cómodos».

Pero, más allá del hype por las criptodivisas, ¿fueron este tipo de productos rentables para el inversor? Los datos del estudio dicen que sí ya que, de media los cripto hedge funds rentaron un 128% en 2020, frente al 30% de ganancias de 2019. No obstante, hay que tener en cuenta que esas cifras siempre van acompañadas de altas volatilidades que impactan uy agresivamente en los precios, tal como se vio con el bitcoin la semana pasada. De ahí que los supervisores de mercados repitan que este tipo de inversiones no son para todos los públicos.

De hecho, en el estudio se analiza también el tipo de inversores que incluyen a estos cripto hedge funds en sus carteras, la amplia mayoría son inversores con altos patrimonios (un 54%) seguidos en un 30% por family offices.

En cuanto a los domicilios de este tipo de productos, coinciden con los vistos en los hedge funds más tradicionales. El top tres de domiciIios son las islas (34%), EE.UU. (33%)y Gibraltar (9%).

Fuente: AIMA