Los planes de pensiones individuales cierran 2022 con 667 millones de prestaciones netas, siete veces más que en 2021

pension, jubilacion
Aaron Burden (Unsplash)

La campaña de navidad, que tradicionalmente suponía un fuerte impulso para los planes de pensiones en España, no ha logrado dar el impulso que la industria necesitaba para cerrar el año en positivo. Según los datos publicados ahora por Inverco a cierre de año, la reducción del límite máximo de aportación a planes individuales impuesta en 2022 (desde 2.000 euros anuales a 1.500), supuso una disminución del 32% de las aportaciones brutas anuales al sistema individual respecto a las producidas el año anterior (desde 2.376 hasta 1.709 millones).

Como consecuencia de ello, y por segundo año consecutivo, los planes de pensiones individuales cerraron el ejercicio con -667 millones de prestaciones netas. Siete veces más que las registradas en 2021, que fue el primer año de la historia con más salidas que entradas de dinero en estos productos.

A esto se ha unido el mal comportamiento de los mercados, tanto de renta fija como de renta variable, que tampoco han apoyado desde el punto de vista de incrementos patrimoniales sino todo lo contrario. En diciembre, el volumen de activos de los planes del sistema individual se situó en 80.234 millones, 2.185 millones de euros menos que el mes anterior. Se trata de un 10% menos que el nivel al que cerraron el pasado ejercicio, los 89.323 millones.

En lo que respecta a resultados, la rentabilidad media ponderada de los planes de pensiones privados ha sido del -10,1% al cierre del ejercicio.

La última reducción del límite máximo se unió a la impuesta en 2021 (de 8.000 a 2.000 euros anuales). El resultado global de ambas limitaciones ha supuesto sólo en dos años, según datos de Inverco, una disminución de 4.380 millones en el ahorro para la jubilación de los españoles (calculado según las aportaciones brutas de 2020).

Fuente: Inverco a cierre de 2022