Los resultados de las elecciones europeas calman los ánimos… pero solo a corto plazo

Margarete_Ziegler-Raschdorf
Margarete Ziegler-Raschd, flickr, Creative Commons

Algo más de 400 millones de personas estaban llamadas a votar en las elecciones europeas y esta vez fueron menos las que se quedaron en casa ante unas elecciones que  históricamente nunca han despertado el mismo interés que las nacionales. En concreto, según los datos que se conocen hasta ahora,  casi el 51% de los electores votaron lo que supone la cifra más alta de los últimos veinte años y en la que mucho tiene que ver que esta cita electoral coincidiera en muchos países, España entre ellos, con comicios más locales.

El resultado, al menos el que se conoce hasta ahora ya que hay muchos países donde el escrutinio no alcanza el 100%,  fue el esperado. Ganó el bloque  mayoritario formado por populares, que mantuvieron su primera posición, y socialistas con la segunda, pero el auge de otros partidos, incluyendo los más euroescépticos, evitó que los partidos tradicionales mantuvieran esa mayoría absoluta de la que han disfrutado los últimos 40 años. Aquí (también) se acabó el bipartidismo. 

"A medida que el Parlamento Europeo se fragmenta más, se complica la toma de decisiones
y se complica el proceso de elección de cargos importantes como la presidencia del BCE o de la
Comisión de la UE. Los mercados, normalmente, no suelen apreciar procesos laboriosos en la
toma de este tipo de decisiones", afirma Reto Cueni, economista senior de Vontobel AM.

Captura_de_pantalla_2019-05-27_a_las_11

Fuente: www.eleccions-results.eu (Datos a las 11:00 am)

De momento, el hecho de que el mayor riesgo, el de un fuerte auge de los euroescépticos, haya quedado un tanto suavizado- han conseguido según los primeros datos menos del 30% de los votos- es lo que explica que la reacción de las principales plazas europeas haya sido al alza, aunque sea un alza tímida. “Desde nuestro punto de vista, parece que el riesgo de un gran auge de los partidos euroescépticos no se ha materializado. Las alzas han sido tan pequeñas que no parece que vaya a haber una mayor unión de la que se vio con el anterior parlamento”, afirman desde ING Economics.  De ahí que, tal como explica Matt Siddle, gestor del Fidelity Funds European Larger Companies Fund, “en términos de renta variable europea, gran parte de la incertidumbre relacionada con el resultado de las elecciones al Parlamento europeo celebradas ayer ya estaba descontada. Aún así, los mercados de renta variable europeos están experimentando una incertidumbre mayor a la habitual, con una amplia gama de resultados potenciales para 2019: desde un mercado bajista por recesión hasta un auge impulsado por las políticas que se puedan aplicar a partir de ahora”.

 

Y  es que no hay que olvidar que gran parte de esas incertidumbres han salido precisamente de los comicios europeos. Por ejemplo, en Italia la ultraderechista la Liga de Matteo Salvini fue el partido más votado con un 34,3% de los votos, y según comentaba la semana pasada  Philippe Waechter, economista jefe de Ostrum AM (Natixis IM) "el resultado de Italia será el que más vigile ya que probablemente es el único que puede tener un impacto en su balance doméstico en el corto plazo".

Francia y Alemania eran otros de los países que más interés presentaban por parte de los inversores y el resultado ha sido también el esperado con sendos castigos a los partidos gobernantes, según los primeros datos. En concreto, en el país galo el partido más votado ha vuelto a ser el de Marine Le Pen en un claro castigo a Macron por la gestión de la crisis de los chalecos amarillos y en Alemania también hubo voto de castigo a Angela Merkel ya que aunque los conservadores se mantuvieron como primera fuerza al sumar el 28,9 % de los votos, la cifra es un 6,4 % menos que en los anteriores comicios al Parlamento Europeo.

“La incertidumbre política no se ha marchado y no solo porque es un año muy active en elecciones si no porque la política europea aún no se ha dado cuenta del daño que puede hacer un incremento de la insurgencia populista que se ha creado”, asegura Jörg de Vries-Hippen, CIO de acciones europeas de Allianz Global Investors. Y es que tal y como avisan desde NN Investment Partners  "los partidos populistas no pueden deshacer la integración europea pero sí pueden impedir que progrese".

La preocupación por el Brexit

Pero más allá de lo que hoy se coticen en mercado las elecciones europeas la gran incertidumbre a la que se enfrenta Europa sigue siendo el Brexit, más después de que la dimisión de Theresa May el pasado viernes  disparara las opciones de que se produzca finalmente un Brexit sin acuerdo. “ Damos una probabilidad de entre el 30 y el 35% de que se produzca un Brexit sin acuerdo, no tanto porque sea lo que quiere la gente si no porque no hay tiempo para alcanzar un acuerdo que lo evite”, asegura David Zahn, responsable de renta fija europea de Franklin Templeton.

Más teniendo en cuenta que en ese Parlamento europeo estará con una mayor presencia a partir de ahora los artífices precisamente de la campaña a favor del Brexit ya que la formación de Nigel Farage se ha impuesto con 28 eurodiputados -de un total de 73, lo que tampoco impulsa la posibilidad de alcanzar un acuerdo que evite un Brexit duro.