Los selectores responden: fondos de deuda para invertir en un escenario de tipos cero

puente, riesgo, renta fija
Valentin Betancur, Unsplash

El escenario de bajos tipos de interés ha puesto contra las cuerdas a gestores e inversores, que se han visto obligados a buscar alternativas con más riesgo para poder optar a una mayor rentabilidad.

FundsPeople continúa el serial con los selectores de fondos. En este segundo artículo, señalan aquellos fondos de renta fija con los que invertir en un escenario de tipos cero como el actual.

Abante

Equipo de selección de fondos de Abante: de izquierda a derecha, Alejandra Pérez, Marta Campello, Laeticia del Campo, Álvaro de la Rosa y Manuel Rodríguez.

En renta fija nos encontramos con un escenario especialmente complejo, en el que, para combatir el entorno de tipos cero, tenemos a nuestra disposición dos herramientas fundamentalmente: aumentar la duración de la cartera o incrementar la exposición a crédito, lo que, en ambos casos trae consigo ciertos riesgos asociados. En el primer caso, incrementaríamos la sensibilidad a variaciones en los tipos de interés que, teniendo en cuenta un entorno de recuperación económica y de incremento de las expectativas de inflación, podría generar pérdidas relevantes, como venimos viendo en las últimas semanas. En el segundo caso, incrementaríamos el riesgo de crédito en un momento en el que los diferenciales de la deuda corporativa están muy ajustados y ofrecen, en nuestra opinión, poco valor.

En nuestro caso, nos encontramos más cómodos en estrategias que mantengan baja duración a tipos, con un enfoque multiestrategia, que permitirá a los gestores tener más flexibilidad dentro del universo de la renta fija. Dos de nuestras principales apuestas actualmente son Dunas Valor Prudente y Allianz Credit Opportunities, que aspiran a conseguir rentabilidades de entre el 0,50% y el 1% con una volatilidad reducida.

Andbank WM

Sebastián Lazarra, responsable de Selección de Fondos y Gestión Multiperfil, Andbank WM.

Encontrar rendimientos atractivos en instrumentos de deuda se ha convertido en un auténtico desafío e inevitablemente ha conducido a una mayor toma de riesgo. Una de las claves en este contexto es la flexibilidad, la gestión activa del crédito ha pasado a ser una de las pocas vías de salida para los inversores y así lo han demostrado fondos como el Carmignac Portfolio Unconstrained Global Bond que aprovechan la correlación entre el crédito y las bolsas para ajustar su perfil de riesgo al ciclo económico.

Arcano

Ion Zulueta, responsable de selección de fondos de Arcano Partners.

En crédito Investment Grade hay muy poco que ganar. Aquí nos centraríamos en gestores que modulen activamente la duración de crédito y tipos de interés como hacen en el fondo Bluebay Investment Grade Absolute Return, así como en otros que aplican esa flexibilidad para hacer un asset allocation activo incorporando a sus carteras otras clases de activos como high yield, deuda emergente, etc. Por otro lado, vemos también valor en el crédito estructurado que paga una prima de rentabilidad sin asumir una calidad crediticia inferior.

Dicho todo lo anterior, fuera del crédito en grado de inversión, donde más cómodos nos sentimos es en high yield en euros. Esta exposición la estamos completando con inversiones en fondos de deuda privada.

Atl Capital

Beatriz Hernández, analista de fondos de Atl capital.

El universo de inversión se complica para aquellos inversores menos agresivos en el entorno actual de tipos cero. Ante esta situación, creemos que los inversores pueden combinar los bonos gubernamentales de la máxima calidad crediticia, que representan una máxima garantía de pago y actúan como refugio en los momentos de incertidumbre con los bonos corporativos high yield, que ofrecen un diferencial de rentabilidad sobre los primeros y maximizan la rentabilidad en los momentos de bonanza económica. En atl Capital recientemente hemos lanzado el Cuásar Optimal Yield que cumple con esta filosofía de inversión.

A&G Banca Privada

Francisco Julve, responsable de selección de fondos de A&G Banca Privada

Nuestra gran apuesta sin duda son fondos de renta fija flexible global en donde el equipo gestor, con mandatos de gestión amplios y flexibles, sea capaz de plasmar sus visiones y estilos de gestión en una cartera unconstrained. El combo Jupiter Dynamic bonds (sesgo más macro y defensivo) y Flossbach Bond Opportunities forman el core de la parte de renta fija de muchas en nuestras carteras.

Imantia Capital

Sergio Ríos, gestor de fondos de fondos de Imantia Capital.

La problemática de dónde invertir con tipos cero es recurrente en los últimos años. A pesar de ello, hemos visto que también se han visto rentabilidades positivas dentro de periodos de inversión de 12-18 meses. Los niveles actuales de las curvas de tipos de interés y los spreads de crédito no animan a la inversión, especialmente, en activos emitidos por gobiernos o en emisores de mejor calidad crediticia. Para ello, sería deseable buscar estrategias activas, dinámicas y equilibradas que sepan encontrar oportunidades en curvas de tipos, emisores y con capacidad de mover la cartera a lo largo de las diferentes subclases de la renta fija: high yield, subordinación o emergentes, sin perder de vista los riesgos.

Dos estrategias diferentes entre sí, por riesgo asumido, pero ambas con perfil activo dentro de la renta fija serian Evli Short Corporate Bond y Flossbach von Storch – Bond Opportunities.

Inversis

Guendalina Bolis, responsable del equipo de análisis y selección de fondos de Inversis.

Desde de las elecciones americanas y la aprobación de las diferentes vacunas se ha visto un mayor apetito al riesgo por parte de los inversores. Esto ha provocado que se haya producido un fuerte estrechamiento de los spreads de la deuda corporativa investment grade, high yield y deuda emergente, con niveles por debajo al inicio de la pandemia. Desde Inversis, pensamos que en un entorno de rentabilidades absolutas y spreads extremadamente bajos realmente no hay que buscar una mayor rentabilidad sino saber gestionar los riesgos de la cartera. El fondo que recomendamos es Schroder Global Credit Income, un fondo global y flexible en todo el espectro del crédito (investment grade, high yield, deuda emergente, asset-back securities, mortgage-back securities), donde las valoraciones son menos atractivas y la selección de compañías es fundamental en este entorno, prestando especial atención a los drawdowns, con el objetivo de limitarlos.

Mapfre

Ismael García Puente, gestor de inversiones y selección de fondos de Mapfre Gestión Patrimonial.

En la última década un inversor de renta fija solo ha necesitado tener duración en su cartera para obtener rentabilidades reales positivas. El principal índice de renta fija global ha ofrecido una rentabilidad anualizada de casi el 3% (en dólares) con tan solo dos caídas superiores al 8%, la última durante el mes de Marzo del 2020 en plena irrupción de la pandemia. Es importante tener en cuenta esta fecha porque en nuestra opinión, ha supuesto el inicio de un cambio en la dinámica de tipos de interés que hemos vivido en los últimos años y cuyas consecuencias todavía no hemos empezado a ver salvo por el alza en la TIR del bono estadounidense o alemán en lo que llevamos de año. Por esta razón, buscamos fondos que puedan capear bien un cambio de paradigma en el que nos vayamos alejando poco a poco de los tipos cero. Para ello, depositamos nuestra confianza en dos fondos de largo track récord como son Mapfre AM Global Bond y PIMCO GIS Income. Ambos fondos cuentan con un historial de éxito de más de 20 años en los que han tenido que lidiar con entornos de mercado diferentes a la mayoría de los gestores de fondos con track-record más recientes. Dicha experiencia es una ventaja que consideramos clave.

Santander AM

Sonia de las Heras y Marcos Aza, del equipo de estrategias cuantitativas de Santander AM.

El fondo Santander Multi Asset Low Volatility es un fondo multiactivo que busca preservar el capital a medio plazo a través de una gestión eficiente de los riesgos asociados a una cartera diversificada. El fondo reduce la exposición al riesgo de manera automática cuando se superan determinados niveles de volatilidad.

Tressis

Jorge González, director de análisis de Tressis.

A pesar de que la rentabilidad que se puede obtener en los cortos plazos europeos es muy baja o incluso negativa, desde Tressis somos partidarios de contar con posiciones que puedan compensar la volatilidad de otros activos como pueden ser el Fidelity Euro Short Term Bond o Mutuafondo. Para conseguir generar algo de rentabilidad buscamos fondos flexibles pero que no se separen muchísimo del índice en términos de duración como el MFS Global Opportunistic Bond o MS Euro Strategic Bond.