Medidas concretas de las entidades internacionales para potenciar el papel de la mujer

, Medidas concretas de las entidades internacionales para potenciar el papel de la mujer
Christina @ wocintechchat.com on Unsplash

Menos hablar y más actuar. Las firmas extranjeras llevan años con planes serios para desarrollar el potencial de las mujeres en puestos de relevancia. En este artículo ponemos nombres y apellidos a las iniciativas de las gestoras y entidades de la industria.

Son programas, no solo para mujeres, sino sobre mujeres, como matiza el lema detrás de WIN, el proyecto de BNY Mellon. Es un programa que promociona el progreso de mujeres dentro de la entidad, con programas de mentoring y eventos dirigidos a que todos los profesionales de la firma formen parte de la conversación, independientemente del género.

En CFA Society Spain organizaron el comité Women in Finance, compuesto por 13 voluntarias y voluntarios, en su mayoría CFA charterholders, dedicado a promover la participación de las mujeres en el mundo financiero y que no tengan ninguna duda en querer desarrollar una carrera en el sector. Según nos cuenta Guendalina Bolis, CFA, y miembro de CFA Society Spain, buscan cubrir todos los rangos de edad: empezamos con charlas formativas y actividades de tutelaje de estudiantes (en colaboración con el Instituto de Empresa) hasta llegar a talleres ad hoc para proporcionar herramientas y facilitar el paso de directivas a consejeras. “Además, lo compaginamos con participaciones en mesas redondas, con la creación de programas de becas, la organización de desayunos con mujeres inspiradoras del sector, y conferencias en las que mujeres de éxito han presentado sus modelos de negocio y los retos de su sector”, añade.

“Queremos apostar por la diversidad y fomentar nuestra reserva de talentos mediante la atracción de los mismos y trataremos de traer a más mujeres al DWS mediante campañas específicas”, cuentan desde la gestora alemana. Tienen un programa de promoción muy reconocido para las directoras ejecutivas. El programa esta estructurado en 12 meses con un desarrollo personalizado y está dirigido a aumentar el número de mujeres en puestos directivos. También tienen colaboraciones en programas externos. Por citar algunos, tienen una asociación y un patrocinio con el Club 30% y el Proyecto Diversidad con el objetivo de aumentar el talento femenino en los puestos de la alta dirección. Además, cuentan con una alianza con New Financial, un grupo de reflexión sobre la diversidad del Reino Unido específico para la industria de la gestión de activos con el fin de impulsar y crear una cultura inclusiva.

J.P. Morgan ha puesto en marcha el Women on the Move. Según explican, es un programa con tres ejes principales: impulsar la creación de negocios liderados por mujeres, ayudar a las mujeres a mejorar su salud financiera y ayudar a las mujeres a promocionarse y tener más proyección en sus carreras profesionales. Es un programa que se impulsa desde JPMorgan Chase, pero que también replica el brazo de Asset Management. “Está enfocado a contratar y retener talento femenino, mejorar la representación de mujeres en todos los niveles de la organización e impulsar a mujeres a puestos de liderazgo”, cuentan.

En Pictet Wealth Management lanzaron a principios de 2018, un programa de liderazgo para mujeres, que comenzó con un taller para 35 mujeres senior, mezcla de gestoras, expertas en inversiones y planificadoras patrimoniales. Un subgrupo se ofreció voluntario para crear Pictet Women's Network, una plataforma para compartir experiencias, ideas y mejores prácticas, con oradores internos y externos en tutoría y red para empleadas, abierto a cualquiera del Grupo. En febrero de 2019 introdujeron un sistema de trabajo flexible, cuyos solicitantes incluyen tanto hombres como mujeres, que ya ha atraído a algunos banqueros experimentados, listos para comenzar a delegar responsabilidades. Es, según comentan, una manera eficaz de planificar la sucesión de la gestión, sin afectar al servicio a clientes. Además han ampliado la diversidad de candidatos por sexo, además de etnia, educación y antecedentes sociales. “El objetivo es incluir al menos una candidata fuerte en cada preselección, teniendo en cuenta que una mayoría significativa de universitarios en países desarrollados son mujeres, según la OCDE”, explican.