Mutuactivos apuesta por el crédito corporativo e infrapondera la bolsa

, Mutuactivos apuesta por el crédito corporativo e infrapondera la bolsa
Photo by G

En los últimos meses ha habido una tremenda volatilidad de todos los activos, con mayor o menor riesgo. “Eso sí, la mayor parte han recuperado un 75% de lo que habían perdido”, ha tranquilizado Pedro Pablo García, director de asset allocation de Mutuactivos, durante la presentación de la visión estratégica de la gestora.

Al haberse desplomado los tipos de interés, desde Mutuactivos admiten que el atractivo de la bolsa ha aumentado. Sin embargo, la infraponderan porque “ofrece una prima de riesgo elevada a cambio de una alta volatilidad”. Por eso consideran que el crédito es donde hay que poner la mayor parte de los recursos. “Los diferenciales están lejos de los mínimos que hemos visto en el pasado. Además, las compras de los bancos centrales suponen un soporte importante”, ha dicho García.

Dentro del crédito tienen mucho peso en bancos. Les gusta el crédito financiero pero el crédito Investment Grade, aunque últimamente “algunas partes de High Yield e híbridos han ampliado lo suficiente para tenerlos como alternativas”, ha comentado. “Durante el segundo trimestre del año hemos sido muy activos comprando deuda corporativa, aprovechando el gran número de emisiones de empresas que han estado dispuestas a pagar una prima de rentabilidad por asegurarse el acceso a la financiación. En el crédito financiero, nuestras compras se han centrado en los tramos más senior e intermedios (LT2) por ser los menos expuestos a un posible deterioro de la situación macro”, ha comentado Ignacio Dolz de Espejo, director de soluciones de inversión de Mutuactivos.

No obstante, en las últimas semanas están aprovechando el fuerte rally de algunos activos (crédito subordinado bancario) para reducir ligeramente la exposición, haciéndolo de manera paulatina. “Aunque no sea nuestro escenario central, los bancos son el sector más expuesto a un nuevo repunte de la crisis, advierte García.

En bolsa destinan el mismo peso a Europa y a Estados Unidos pero ven oportunidades en empresas que se beneficien de cambios en los hábitos de consumo (tecnología, medios de pago, retail…), que ganen con el Green New Deal de la Unión Europea y en grandes y solventes compañías afectadas por el COVID-19 que cotizan a precios importantes, explican. En carteras, donde invierten a través de fondos, han viajado hacia fondos temáticos.

Perspectivas económicas

En opinión del director de soluciones de inversión de Mutuactivos, los mercados financieros se debaten entre dos fuerzas contrapuestas: de un lado, el riesgo derivado de una economía global muy endeudada y debilitada por la crisis económica; de otro, los ingentes programas de estímulo económico que gobiernos y bancos centrales están poniendo en marcha para contrarrestarla.

“Aunque creemos que los beneficios empresariales tardarán en recuperar los niveles anteriores a la crisis, parece que, en este contexto de bajos tipos de interés y compras de bonos por parte de los bancos centrales, los activos de riesgo van a seguir soportados por la falta de alternativas de inversión”, comenta.

Según Dolz de Espejo, los bancos centrales van a mantener las curvas de tipos en niveles históricamente bajos, generando un desplazamiento del ahorro hacia activos de riesgo en busca de mayor rentabilidad. “Podríamos ver cierta positivización de las curvas a medida que las economías se recuperan, sobre todo en EE.UU., pero el movimiento sería muy contenido, por lo que este sigue siendo un mercado propicio para el carry”, añade.

Respecto a la inflación, consideran que la caída en la actividad económica y de los precios de la energía hace que sea difícil ver un repunte a corto plazo, pero, a largo plazo, podría ser la única salida para el problema de alto endeudamiento actual.

En cuanto a macroeconomía se refiere, Mutuactivos cree que, aunque los indicadores adelantados más recientes apuntan a una fuerte recuperación de la actividad tras el fin del confinamiento, todos los estudios confirman que 2020 va a ser el primer año en varias décadas de recesión económica simultánea a nivel global.

“Prácticamente hemos perdido dos años de crecimiento”, ha alertado García. En cualquier caso, los bancos centrales han actuado con mucha contundencia tanto en política monetaria como fiscal, lo que evita una crisis de liquidez, “lo que más se temía en marzo”, ha dicho. A pesar de que el endeudamiento será mayor. Desde la gestora consideran que, si el Fondo de Reactivación de la UE sale adelante, supondrá un antes y un después porque supondrá una futura integración fiscal.