¡Ojo! Podría tener más duración en cartera de la que cree

inteligencia artificial, tecnología, robótica
Franck Veschi, Unsplash

Si la última reunión de la Reserva Federal es buen indicador, la curva de los bonos no frenará pronto su empinamiento. Los bancos centrales están logrando aplacar las dudas de los tipos a corto plazo, pero esto a su vez ha despertado más dudas con el papel con plazos más largos. Los mercados temen que la complacencia actual de las entidades monetarias les obligue a ser más agresivos en un futuro. Así, la renta fija con maduraciones más largas están sufriendo. Por ejemplo, los bonos a 20 años llevan una caída del 15% en lo que va de año.

Quien tema la llegada de la inflación y una subida brusca de los tipos podría cuidarse reduciendo la duración de sus bonos en cartera. Pero no es el único cabo suelto que debe atar.

Como bien recuerda Jeroen Blokland, responsable de Multiactivos de Robeco, la renta variable también viene con duración. Y por cómo ha evolucionado el mercado en los últimos años, es probable que tenga más duración en cartera de la que cree.

Gracias al gráfico que aporta Blokland, podemos ver cómo la duración media de la renta variable ha aumentado. De hecho, es mucho más alta que la de los bonos Esto se calcula vía la inversión del dividend yield (rendimiento de los dividendos).

La duración de la renta variable ha aumentado tanto en la última década por el mayor peso del sector tecnológico. Son valores con alta duración por su sensibilidad a los tipos de interés. Y están en máximos históricos. “La duración de las carteras ha aumentado significativamente, como tanto la duración de los bonos y de las acciones ha crecido”, afirma Blokland.

El gráfico muestra la duración estimada de una cartera clásica 60-40 basado en el dividend yield del S&P 500. Pero es que si usásemos el rendimiento de los dividendos del Nasdaq como comparativa, esa duración se dispararía aún más. “Esto explica las caídas de las tecnológicas en días cuando repuntan las tires de los bonos”, desgrana el experto.