BL Global 50: una alternativa defensiva en el seno de los fondos mixtos equilibrados

Joël Reuland_BLI_Crdit Mutuel_noticia
Firma: cedida (BLI).

TRIBUNA de Jöel Reuland, gestor de fondos, BLI. Comentario patrocinado por Banque de Luxembourg Investments.

Es posible evitar las pérdidas a la vez que se generan unos resultados positivos, ¿pero cómo? Lo conseguimos a través de unas reglas sencillas y de respetar escrupulosamente como son: invertir
solo en lo que entiende, invertir solo en empresas de calidad y utilizar un margen de
seguridad a la hora de comprar los activos en los que invertimos a largo plazo, ya que para
nosotros, la rentabilidad depende de la capacidad de dominar los riesgos de la inversión.

BL Global 50 es un fondo de asignación de activos con un perfil de riesgo equilibrado (50% de ponderación neutra en renta variable). La asignación a renta variable puede variar entre el 30% y el 70% de la cartera. Su objetivo es lograr un crecimiento del capital con una volatilidad significativamente inferior a la de los mercados de renta variable, mediante una combinación de renta variable mundial, deuda pública, efectivo y metales preciosos.

Preservar el capital y reducir el riesgo de pérdidas

En BLI, la gestión perfilada se basa en la observación de que un rendimiento consistente a largo plazo depende principalmente de la capacidad de controlar los riesgos de inversión. La asimetría entre ganancias y pérdidas (una verdad matemática universal) significa que es más importante evitar pérdidas mayores que buscar ganancias extraordinarias. De hecho, como muestra el gráfico siguiente, el valor de una inversión que ha perdido un 50% tiene que doblar para volver al equilibrio.

Ganancia necesaria para recuperar una pérdida

Clases de activos con papeles complementarios

En la gestión de BL Global 50, combino diferentes clases de activos, que tradicionalmente no están correlacionadas, con el fin de construir una cartera capaz de generar una rentabilidad coherente a largo plazo:

  • Renta variable: principal motor de la rentabilidad a largo plazo.
  • Bonos: para estabilizar la cartera cuando los mercados bursátiles atraviesan fases más difíciles.
  • Tesorería: reserva para invertir.
  • Metales preciosos (a través de ETC): protección contra los riesgos sistémicos, refugio seguro por excelencia.

Además, la exposición al riesgo de renta variable puede gestionarse de forma más táctica mediante el uso de futuros sobre índices, en función del escenario macroeconómico.

A la hora de seleccionar valores, prestamos especial atención a dos características. En primer lugar, la empresa debe tener una ventaja competitiva claramente identificable. En segundo lugar, el precio de la acción de la empresa debe cotizar idealmente por debajo de su valor intrínseco, que estimamos sobre la base del flujo de caja generado. Este planteamiento se traduce en una preferencia por los sectores tecnológico, sanitario, de consumo e industrial, mientras que la banca y los seguros, las materias primas, los servicios públicos, las telecomunicaciones, los fabricantes de automóviles y las compañías aéreas están representados con menor frecuencia.

Posicionamiento de la cartera

La asignación de activos del fondo ha variado poco desde principios de año y se basa en nuestro escenario macroeconómico, que anticipa una recesión en los próximos meses. Aunque una recesión nunca puede predecirse con absoluta certeza, la fuerte subida de los tipos de interés de los bancos centrales en los últimos meses apunta a una marcada ralentización de la economía. La llegada de una recesión no debería sorprender a los mercados, pero creemos que el impacto de una recesión en los beneficios de las empresas no se tiene plenamente en cuenta en los precios actuales de las acciones.

En este contexto, y teniendo en cuenta el objetivo de reducción del riesgo que constituye el núcleo de nuestro enfoque, he posicionado la cartera de forma muy conservadora, con una exposición a los mercados de renta variable en el extremo inferior de la banda permitida, a través de empresas de calidad con características defensivas e importantes inversiones en metales preciosos.

La estructura de la cartera de renta variable permanece inalterada, con la mitad de las inversiones concentradas en los sectores de bienes de consumo duraderos y asistencia sanitaria. En cuanto a las inversiones en bonos, se concentran en bonos soberanos europeos. En mayo se añadió una nueva posición en un bono alemán con vencimiento en 2035 con el fin de aumentar ligeramente la duración (en torno a cinco) en un contexto de probable aparición de una recesión.

Rentabilidad 2023(1)

Desde principios de año, el fondo ha registrado una rentabilidad del 2,1%, inferior a la del universo de fondos comparables (Lipper Global Mixed Asset EUR Bal Global), que ha subido un 4,1%.

La rentabilidad inferior del fondo en 2023 se produjo especialmente en junio y se explica por el posicionamiento defensivo del fondo, que se vio afectado por el renovado apetito por el riesgo de los inversores desde mediados de mayo debido a la combinación de tres factores:

  • El entusiasmo en torno al potencial futuro de la inteligencia artificial desencadenó un repunte de los valores tecnológicos, lo que proporcionó al Nasdaq uno de los mejores primeros semestres de su historia.
  • El acuerdo entre demócratas y republicanos para elevar el techo de la deuda estadounidense a principios de junio y la pausa de la Fed en su ciclo de endurecimiento monetario a mediados de junio también alentaron la asunción de riesgos, a pesar de que estos dos acontecimientos no fueron una sorpresa y eran esperados por la mayoría de los inversores (incluidos nosotros mismos).
  • Por último, la continua resistencia del consumidor estadounidense a pesar de la fuerte subida de los tipos de interés oficiales de la Fed ha llevado a algunos inversores a cuestionar la probabilidad de una recesión al final de la desaceleración actual.

En consecuencia, la mayoría de las clases de activos considerados defensivos se debilitaron simultáneamente, ya se tratara de los sectores de consumo y sanitario en la renta variable, del oro como activo refugio por excelencia o del yen japonés como divisa refugio. La exposición del fondo a los sectores que impulsaron la subida del mercado, como la tecnología, el consumo discrecional, los servicios de comunicación y la industria, fue por tanto insuficiente para compensar la debilidad de los activos defensivos de la cartera, fuertemente ponderados.

¿Y ahora qué?

La cuestión principal para saber si el fondo debe o no mantener su posicionamiento defensivo es el resultado de la actual desaceleración económica. Si la desaceleración desemboca en una recesión, como ocurrió siempre en la posguerra tras una inversión de la curva de rendimientos, el rebote actual se agotará y vendrá seguido de una segunda oleada de caídas bursátiles tras la de 2022. Si, por el contrario, la ralentización termina en un aterrizaje suave sin el inicio de una recesión (lo que sería una primicia en el periodo de posguerra), podría resultar un mercado alcista más duradero.

Aunque algunos inversores empiezan a dudar de que se avecine una recesión, la desaceleración actual se está desarrollando de una manera muy convencional, empezando por la debilidad del sector inmobiliario (el más sensible a una subida de los tipos de interés), seguida de un debilitamiento de la actividad manufacturera y luego de una contracción de los beneficios empresariales. La última etapa es el deterioro del mercado laboral, que suele señalar el inicio de una recesión. Históricamente, el mercado laboral empieza a deteriorarse entre 12 y 18 meses después del inicio del endurecimiento monetario (la primera subida de tipos de la Fed fue en marzo de 2022), lo que sigue apuntando al inicio de una recesión en el segundo semestre de 2023.

Fuentes y notas:

1 Datos de rentabilidad netos de comisiones (clase B) en EUR. Las rentabilidades pasadas no son indicativas de rentabilidades futuras. Las referencias a un índice de mercado o a un universo de fondos comparables ("peer group") se hacen únicamente a fines comparativos; el índice de mercado no se menciona en la política de inversión del Subfondo. Fuente: BLI/Lipper.


Aviso legal

El presente documento ha sido redactado por BLI - Banque de Luxembourg Investments ("BLI"). Hace referencia directa o indirectamente a uno o más productos financieros (el "Producto Financiero") y constituye una comunicación publicitaria en el sentido del Reglamento (UE) 2019/1156, de 20 de junio de 2019, destinado a facilitar la distribución transfronteriza de los organismos de inversión colectiva. La información económica y financiera contenida en esta publicación se facilita únicamente a efectos informativos sobre la base de la información conocida en la fecha de publicación. No constituye asesoramiento en materia de inversión ni una invitación a invertir, y no debe interpretarse como asesoramiento jurídico o fiscal. No se garantiza la exactitud, fiabilidad, actualidad o integridad de esta información.

BLI llama la atención de cualquier destinatario de este documento sobre la necesidad de utilizar con la máxima precaución toda la información relativa a un Producto Financiero, en particular la relativa al rendimiento de este Producto Financiero:

  • en su caso, todos los escenarios relativos a la rentabilidad futura presentados en este documento son una estimación de dicha rentabilidad futura basada en datos pasados relativos a los valores del Producto Financiero y/o a las condiciones actuales. No son un indicador exacto y deben tenerse en cuenta otros factores relacionados con las tendencias del mercado y la duración de la tenencia del Producto Financiero.
  • A la inversa, el rendimiento pasado del Producto Financiero no es garantía de su rendimiento futuro.

En general, BLI no asume ninguna responsabilidad por el rendimiento futuro de estos Productos Financieros y no será responsable de ninguna decisión que un inversor pueda tomar basándose en esta información. Las personas interesadas deben asegurarse de que comprenden todos los riesgos inherentes a sus decisiones de inversión y deben abstenerse de invertir hasta que hayan evaluado cuidadosamente, en colaboración con sus propios asesores, la idoneidad de sus inversiones para su situación financiera específica, en particular en lo que respecta a los aspectos jurídicos, fiscales y contables.

Además, deberán tener en cuenta todas las características y objetivos del Producto Financiero, en particular cuando se refiera a aspectos relacionados con la sostenibilidad de conformidad con el Reglamento (UE) 2019/2088 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 27 de noviembre de 2019, sobre la publicación de información en materia de sostenibilidad en el sector de los servicios financieros.

Las suscripciones de un Producto Financiero sólo se autorizan sobre la base del folleto actual, el Documento de Datos Fundamentales (DFI) y el último informe anual o semestral de este Producto Financiero (los "Documentos"). Los Documentos están disponibles gratuitamente en BLI en horario de oficina. Todos los Documentos, incluida la información sobre sostenibilidad y el resumen de los derechos de los inversores, están disponibles en el sitio web de BLI: www.bli.lu.

Cualquier reproducción de este documento está sujeta al consentimiento previo por escrito de BLI.

Información específica relativa a los datos MSCI:

Todos los datos de MSCI se proporcionan "como es." Ni MSCI ni ninguna otra parte que intervenga en o esté relacionada con la recopilación, computación o creación de los datos MSCI presta garantía o afirmación alguna, ya sea expresa o implícita, con respecto a dichos datos (o el resultado que se obtendrá mediante su uso), y todas estas partes niegan por la presente expresamente cualquier garantía de originalidad, exactitud, exhaustividad, comerciabilidad o idoneidad para un fin particular con respecto a dichos datos. Sin limitar lo anterior, en ningún caso tellas MSCI, ninguna de sus afiliadas o cualquier tercero involucrado o relacionado con la compilación, computación o creación de los datos tiene responsabilidad alguna por daños directos, indirectos, punitivos especiales, emergentes o de cualquier otro tipo (incluyendo lucro cesante) incluso si se notifica la posibilidad de dichos daños. No se permite ninguna distribución o difusión adicional de los datos MSCI sin el consentimiento expreso por escrito de MSCI.

Información específica relativa a datos GICS:

La Global Industry Classification Standard ("GICS") fue desarrollada y es propiedad exclusiva y marca de servicio de MSCI Inc. ("MSCI") y Standard and Poor 's, una división de The McGraw Hill Companies, Inc. ("S & P") y está autorizada a utilizar por Banque de Luxembourg S.A. Ni MSCI, S & P ni ningún tercero que intervenga en la elaboración o compilación de GICS o de cualquier clasificación de GICS ofrecen garantías o afirmaciones expresas o implícitas con respecto a dicha norma o clasificación (o los resultados que se obtengan mediante su uso), y todas estas partes niegan expresamente por la presente todas las garantías de originalidad, precisión, exhaustividad, comerciabilidad e idoneidad a un fin con respecto a cualquiera de dicha norma o clasificación. Sin perjuicio de lo anterior, en ningún caso las tellas MSCI, S & P, sus filiales o cualquier tercero involucrado en la elaboración o compilación de GICS o cualquier clasificación de GICS tendrán responsabilidad alguna por daños directos, indirectos, especiales, punitivos, consecuentes o de cualquier otro tipo (incluyendo lucro cesante), incluso si se advierte de la posibilidad de dichos daños.