Direct lending: perspectivas de retorno del 12% en los próximos años

Angel Lara (Klarphos). FundsPeople.

COLABORACIÓN de Ángel Lara, responsable de Alternativos en Klarphos.

El mercado de deuda privada ha crecido de forma exponencial desde la crisis financiera global y actualmente rivaliza en tamaño con el mercado de préstamos sindicados y el mercado de bonos High Yield. La deuda privada incorpora diferentes estrategias como Direct Lending, Asset Backed Lending, Opportunistic Lending o Mezzanine.

En este articulo nos centraremos en la parte de Direct Lending. Como clase de activo, el senior Direct Lending compite directamente con el mercado de préstamos sindicados y con el mercado de bonos High Yield. En general, el Direct Lending se caracteriza por hacer emisiones más pequeñas, a través de instrumentos flotantes de deuda secured, que normalmente no tienen rating.

A su vez el Direct Lending se puede segmentar en función del tamaño de las compañías a las que se presta o en relación con el tipo de dueño de estas empresas. Normalmente, en el último caso, se diferencia entre compañías en las que hay detrás un sponsor financiero o fondo de Private Equity y las que no.

PERSPECTIVAS DE DOBLE DÍGITO

En nuestra opinión, las perspectivas para el senior Direct Lending son excepcionales. La inversión en esta clase de activo debería generar en los próximos años rentabilidades de doble digito (10-12%), mientras que el mercado de high yield y el de préstamos sindicados solo alcanzarían retornos del 8,7% y del 9,8%, respectivamente. En este escenario de retornos altos, creemos que los inversores deberían aprovechar para incrementar sus asignaciones estratégicas de capital en Direct Lending ya que históricamente ha demostrado ser una estrategia resistente en toda clase de escenarios.

A mediados de los años 90 los bancos eran la principal fuente de financiación de las compañías con 2/3 del market share. Actualmente, la situación se ha revertido y los fondos de Direct Lending representan 2/3 del market share y los bancos el resto. La prima de riesgo del Direct Lending frente al mercado de préstamos sindicados está en torno a 236 puntos básicos, estable en los últimos trimestres. Esta estabilidad sugiere que las dinámicas entre oferta y demanda en el mercado estén bien balanceadas.

En este escenario, los estándares crediticios para el Direct Lending están mejorando. Por ejemplo, los ratios de apalancamiento medios han disminuido de 5-6x Deuda neta/EBITDA, a 4-5x, los LTV (loan to value) de 40-50% a 30-40%. Además, hay mayor protección a través de covenants (restricciones legales) y el EBITDA de los negocios que se financia es en general mayor.

Históricamente, el Direct Lending ha sido capaz de generar retornos similares a los del equity cotizado, pero con muchas menos pérdidas, medidas en concepto de drawdown. En el escenario actual de tipos altos y un avance relevante en la documentación de los préstamos, así como una mejora en los estándares crediticios, pensamos que los inversores están más que bien compensados por el riesgo que están asumiendo. La ventana de oportunidad actual es excelente y un gran momento para incrementar las exposiciones estratégicas a este tipo activo.