DPAM: el deber fiduciario continúa en tiempos de pandemia

Ophelie Mortier_noticia_blanco y negro
Cedida por DPAM.

TRIBUNA de Ophélie Mortier, estratega de Inversión Responsable, DPAM. Comentario patrocinado por DPAM.

2020 ha sido un año excepcionalmente difícil debido a la pandemia del coronavirus. No obstante, la delegación de voto ha seguido siendo una parte intrínseca del deber fiduciario de DPAM como gestora responsable y accionista en nombre de los inversores finales.

La participación y el compromiso activo de DPAM se basa en una política de voto, adoptada en 2013, que define los principios que dan forma a las decisiones de voto activo. En DPAM nos esforzamos por defender cuatro principios básicos: la protección de los accionistas, el buen gobierno corporativo, la transparencia y la integridad de la información, así como la responsabilidad social, medioambiental y de buen gobierno.

En este sentido Hugo Lasat, nuestro CEO, sostiene: «Nuestro objetivo es ejercer los derechos de voto de forma clara y en beneficio del desarrollo sostenible. Debido a la crisis sanitaria y a sus consecuencias económicas, financieras y sociales, se ha producido un intenso debate sobre la gobernanza de los accionistas, guiada por la maximización de los beneficios, frente a la gobernanza de todas las partes interesadas o stakeholders, que implica que las empresas adopten una visión amplia de los criterios sociales. Es un hecho que la gobernanza de los stakeholders está tomando la delantera a la gobernanza de los accionistas».

Los principios de DPAM se basan en las normas de buen gobierno empresarial establecidas y en las recomendaciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y la ICGN (Red Internacional de Gobierno Corporativo), entre otras. También se basan en los Principios de Inversión Responsable de Naciones Unidas, en las leyes nacionales aplicables derivadas de las directivas y reglamentos europeos, en las políticas de Glass Lewis en su papel de firma especializada como asesor de DPAM, en las directrices y recomendaciones del TCFD (Taskforce on Climate related Financial Disclosures) y en otros principios de votación aplicables a las gestoras, siempre que no contradigan las decisiones adoptadas y justificadas por el órgano operativo de DPAM.

2020: las votaciones continúan sin interrupción

Durante la crisis del coronavirus, que afectó gravemente a todos los niveles sociales y a las empresas, DPAM siguió manteniendo sus actividades de delegación de voto. Entre los temas más destacados se encuentran los siguientes:

Salud, seguridad y diversidad

La pandemia del coronavirus hizo que se prestara más atención a la salud y la seguridad de los empleados, que son actores importantes en el ecosistema de los stakeholders.

La Directiva de Derechos de los Accionistas II afectó a las agendas, principalmente en los temas de remuneración, diversidad del Consejo de Administración (en particular la diversidad de género), así como la supervisión de los criterios ASG y de sostenibilidad. Iniciativas como Climate Action 100+ exigen que el cambio climático se integre en los niveles más altos de la gestión empresarial.

Centrados en Europa y Estados Unidos

Las actividades de voto de DPAM se centraron en Europa y EE.UU., y participaron en las Juntas de Accionistas cuando se alcanzó la tasa de participación mínima requerida, tal como se define en la Política de Votación.

DPAM participó en 688 Juntas generales y extraordinarias, con un total de 9.571 resoluciones. Estas cifras son superiores a las de 2019. DPAM votó por 604 empresas, principalmente en Europa y Estados Unidos, lo que supone un aumento del 5%.

Pocas abstenciones

De las 9.571 resoluciones por las que votó la gestora, sólo nos abstuvimos en el 1% de los casos, lo que demuestra que nos hacemos oír.

En el 9,11% de los casos, DPAM votó en contra de la resolución, lo que está en línea con las cifras del año pasado. En casi el 86% de los casos, DPAM apoyó a la dirección, mientras que en el 10,11% de los casos, DPAM emitió un voto negativo, principalmente en lo que respecta a las propuestas de los accionistas relacionadas con el medio ambiente, pero también con las preocupaciones sociales.

La mayoría de las resoluciones hacen referencia a temas del Consejo de Administración, auditoría y estados financieros, remuneración de los ejecutivos y gestión del capital.

Compromiso

El compromiso ha seguido siendo nuestra prioridad, incluido el compromiso individual, así como un diálogo formal con las empresas. DPAM envió 101 cartas en 2020, una cifra inferior a la de 2019. Esto puede indicar que algunos temas de compromiso se están convirtiendo gradualmente en mejores prácticas.

La independencia del Consejo de Administración y la remuneración de los ejecutivos siguieron siendo temas de compromiso importantes en 2020.

Principales conclusiones del informe sobre la actividad electoral de DPAM en 2020

  • DPAM participó en 688 juntas generales y extraordinarias de accionistas y votó 9.571 resoluciones.
  • DPAM hizo oír su voz en nombre de 604 corporaciones.
  • DPAM se abstuvo de votar en menos del 1% de las resoluciones, demostrando su convicción de voto.
  • DPAM envió 101 cartas a empresas para invitarlas a mejorar su gobierno corporativo.
  • Los temas clave recurrentes están relacionados con la salud y la seguridad de los empleados, la composición del consejo de administración, la auditoría y los estados financieros, la remuneración de los ejecutivos y la gestión del capital.