¿Es momento de invertir en las pequeñas ganadoras del futuro?

Asís Maestre_noticia
Firma: cedida (Bellevue AM).

TRIBUNA de Asís Maestre, ventas Institucional, Bellevue. Comentario patrocinado por Bellevue.

La respuesta corta a la pregunta del titular es sí. Vamos a dar nuestras razones de por qué es una gran momento para esta clase de activo y luego por qué es interesante hacerlo a través de nuestro Bellevue Entrepreneur Europe Small Caps. Llevamos desde octubre diciendo que estamos ante una gran oportunidad de entrada y los resultados han sido francamente buenos. Vamos a exponer las razones por las cuales pensamos que es interesante incrementar el peso a Europa y dentro de Europa, a las pequeñas.

Durante los últimos años, como ya sabemos y como también vemos en el gráfico, EE.UU. ha estado batiendo constantemente a Europa. Todos los inversores han sobreponderado EE.UU. A esto hay que añadir que durante el año pasado todo el consenso de analistas estaban de acuerdo en tener lo menos posible de Europa. Entre otras razones de peso, estaba la guerra con Ucrania que iba a provocar un alza en los precios de la energía.

Sin embargo, parece que desde finales de septiembre se ha producido un cambio de tendencia en favor de Europa. A esto ha ayudado que Europa ha sido capaz de contener los precios de la energía o la reapertura de China, tan relevante para su economía. Pero lo verdaderamente relevante ha sido el final del dinero gratis, de las políticas monetarias ultraexpansivas y unos tipos extremadamente bajos. Esto llevó a que los diferenciales de valoración entre el mercado americano y europeo se ampliasen en exceso. La vuelta de la inflación y tipos más altos favorecen a Europa versus EE.UU., donde un 25% del S&P500 son tecnológicas. Y parece que los tipos altos van a ser la nueva normalidad los próximos años. Si lo ponemos en perspectiva, las rentabilidades de los últimos años han sido las siguientes:

Vemos como a pesar de que el mercado americano lleva unos meses haciéndolo peor que Europa, en los últimos cinco años el mercado americano ha subido mas de un 50% mientras que, en el mercado europeo, el Eurostoxx 600 apenas ha subido un 18%, el Dax un pobre 8% o que el Ibex ha caído un 2%. ¿Cómo puede explicarse semejante diferencia de rentabilidad? De verdad, ¿tan malas son las compañías europeas respecto a las americanas?

Mucha de esta diferencia se debe a una expansión de múltiplos en EE.UU. que no hemos visto en Europa y al dinero gratis de las políticas monetarias. Podemos decir que en Europa somos más conservadores o soñamos con un crecimiento rentable. No tenemos esa parte de Silicon Valley donde es un crecimiento a cualquier precio. No vale cualquier crecimiento (entendiendo por esto una compañía que crece pero no genera beneficios) y hay que poner el foco en la generación de caja. Y podemos afirmar que, aunque pueda parecer más aburrido, esa es una de las virtudes de las compañías europeas.

Si ahora nos fijamos en las pequeñas compañías europeas, venimos de uno de los periodos mas largos haciéndolo peor que las grandes pero vemos como desde el pasado octubre se ha producido un cambio de tendencia:

Y aquí vemos todos los periodos en las que las pequeñas compañías lo hacen peor que las grandes:

Como es normal, esos periodos de comportamiento relativo peor que las grandes suelen coincidir con momentos de tensión o miedos a una posible recesión. Tras la caída del 39% del año 2008 vemos uno de los mejores periodos para las pequeñas europeas. Y ahora podemos estar ante una oportunidad parecida. Y vemos como tras una caída del 32%, casi la misma que en el 2008, el comportamiento de las pequeñas ya empieza a ser mejor que el de las grandes:

Y lo más importante, si ponemos el foco en las valoraciones, podemos afirmar que estamos ante una grandísima oportunidad de entrada en esta clase de activo tanto si las comparamos con las grandes europeas como con las pequeñas americanas:

Incluso después de este ultimo rebote, las valoraciones siguen siendo muy atractivas:

  • Como vemos el gráfico de arriba en la parte izquierda, tanto las grandes como las pequeñas cotizan a ratios muy atractivos. Es normal que las pequeñas coticen más caras que las grandes pero el gap es ridículo. 
  • Si nos fijamos en el de abajo a la izquierda, las pequeñas están una desviación estándar por debajo de las grandes. Muy pocas veces en el pasado han estado tan baratas respecto a las grandes como ahora mismo.
  • En los de la derecha vemos como las pequeñas europeas están mas baratas que las americanas y que también están en el rango bajo.

En definitiva, sí es una gran oportunidad de entrada en esta clase de activo. Pero ahora vamos a ver las virtudes de hacerlo a través de nuestro fondo Bellevue Entrepreneur Europe Small Caps: en primer lugar, estamos focalizados en compañías entrepreneur, es decir, compañías familiares, que tienen las siguientes virtudes respecto a las no familiares. La primera y que seguro os resulta la más atractiva es que son más rentables en el largo plazo. Y esto no es porque lo digamos nosotros sino porque hay distintos informes que así lo corroboran. ¿Y que les lleva a conseguir más rentabilidades? Su modelo de gestión, que se caracteriza por:

  • Piensan en generaciones y no en trimestres. De media el 70% de su riqueza está invertida en la compañía por lo que hay alineación de intereses.
  • Alto grado de responsabilidad desde el punto de preservación del capital.
  • Cadenas de mando más eficientes: de media el CEO de una empresa familiar está de 10 años en el cargo, respecto a los 3-4 de las no familiares.
  • Y por último, y quizá más importante por la situación actual en la que nos encontramos, por la solidez y calidad de sus balance. Vamos a verlo con el ejemplo de nuestra cartera:

Tenemos unos ratios muchos más atractivos que el índice. Esto se debe a que invertimos en compañías familiares y a la selección que hacemos de las mismas. Si nos fijamos en nuestro Net Debt/Ebitda de 1,1 es menor que el de nuestro índice, que de media se sitúa en 1,5. Este es un claro ejemplo de la fortaleza de sus balances. Nuestro margen Ebitda de 18,1% es muy elevado y la rentabilidad sobre capital del 13,5% también es muy atractivo. Muy importante mencionar nuestro proceso de inversión:

Pero si hay algo que verdaderamente nos diferencia del resto es el conocimiento que tenemos de las compañías en las que invertimos y esto es porque nos reunimos con todas mínimo tres veces al año, y nos gusta hacerlo presencialmente porque la sensibilidad que obtienes es mucho mayor que vía digital. El hecho de ser una cartera de convicción y tener entorno a 50 compañías y no 300 también ayuda a tener un conocimiento más profundo de nuestra cartera. Por último, os quiero dejar como está distribuida la cartera por estilos de inversión, que nos da una idea de la diversificación: